Credo

DSC01964 (Large)Pudiera parecer ilógico pero es la verdad: he comenzado este blog solo por el título. No suele sucederme. De hecho, he penado durante días, me he desvelado más de una madrugada –desasosiegos emocionales aparte- por culpa de algún nombre digno con que bautizar un texto.

Y ahora me sorprende esta Cuba profunda, más que título, declaración de principios; frase que emerge de tantas crónicas de Jorge Mañach para dejarme siempre la sensación de lo ignoto, de los inapresable, escurridizo en el concierto de esta Isla nuestra.

Profunda, como la nación misma, es su gente de a pie, esa que se desvive en las esquinas, que late a la par de estos tiempos, que ha aprendido a exorcizar sus propios demonios, que se niega a perder de un plumazo su propensión al deslumbramiento.

Para esa gente escribo, o al menos, eso intento, aunque no todos me lean, aunque yo deba superar primero la aversión casi patológica que le tengo a Internet por aquello del fatalismo tecnológico que nos convierte en cayos aislados, inconexos.

Algún día, si Dios y la providencia quieren, no estaremos ya en semejante estado de ostracismo digital y el cubano en la cola de la guagua comentará sin tapujos el más reciente post de esta bitácora que hoy comienzo sin destino preconcebido.

Así debe continuar el blog, a la deriva, libre de ataduras o lastres conceptuales. “Como el pensamiento, impredecible”, al decir de Buena fe; el espacio reservado para mis catarsis cotidianas, remedo de aquel diario de adolescencia que pretendí privado y terminó siendo demasiado público.

Como entonces, hace casi 10 años, todavía creo en el poder inspirador de la intuición y en que es posible lanzarse a la utopía tan solo con un título.

Anuncios

6 comentarios en “Credo

  1. Algún día, si Dios y la providencia quieren, no estaremos ya en semejante estado de ostracismo digital y el cubano en la cola de la guagua comentará sin tapujos el más reciente post de esta bitácora que hoy comienzo sin destino preconcebido…Me gusta eso

  2. Buen comienzo para tu blog, sé que será muy leído, como todo lo que escribes con maestría inusual en una joven casi recién graduada de este oficio en el que algunos se jubilan sin una buena metáfora. Me cuento entre tus lectores

  3. De más está decirlo: seré una fiel seguidora de este blog que desde su nacimiento me encanta. Apuesto que esta pluma deslumbrará a muchos internautas. Un abrazo on line y suerte en el ciberespacio.

  4. ¿Soy la tercera? me gusta el número. Querrás decir un título y un credo, porque el que escoges tiene un significado y porque nadie como tú se lanza al espacio pensando en la posibilidad de estrallarse. Allá, abajo, seguramente ves la luz o el manto que te acogerá. Sin intenciones y sin pretensiones nada se logra y tal vez me sume a tu atrevimiento de hacer públicas las catarsis y compartir tantas cosas buenas o no tan buenas que nos toca vivir en esta isla mágica. Un saludo, te veré, a ver si me embullo…

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s