Periodismo por cuenta propia

A mi amigo El Nictálope, desde la nostalgia.

Letra sin doblez llamamos a aquel empeño en el que fuimos felices. Apenas duró una semana; siete días de sobresaltos en el estómago, de zozobras frente a la página en blanco a escasos minutos del cierre, de incertidumbres que, sin embargo, habríamos de agradecer luego para toda la vida.

Fue un diario gestado para la XIV Feria Internacional del Libro que llegó a Sagua cuando todavía la aureola de espiritualidad primaba en esos eventos por sobre su capacidad para recoger el excedente. O al menos así me parecía entonces.

Después ha venido mermando el entusiasmo con las ferias, acortándose los días de jolgorio hasta esfumarse definitivamente de una ciudad a la que rara vez vienen músicos, poetas y pintores. O al menos así me parece ahora.

Pero en aquel entonces bastó con el entusiasmo de Cultura, deslumbrada por la posibilidad de un boletín con el que no soñaba y por la extraña benevolencia de Santa Clara para permitírnoslo; bastó con la sobrada experiencia de Adrián Quintero en la radio, con la genialidad y lucidez escritural de Maykel González, a quien no he dejado de admirar desde esa época, y con los rudimentos de mi segundo año de Periodismo. Solo eso. Y el orgullo regional, claro.

Todo lo hicimos por nuestra cuenta. Con el programa de la feria en una mano, planificamos las ediciones diarias, diseñamos en word, corregimos los materiales del otro, nos repartimos a las personalidades invitadas que luego habríamos de asaltar en una esquina, tiramos las fotos con una cámara prestada, enviábamos cada tarde-noche para Santa Clara con una puntualidad inglesa, almorzamos juntos, nos prestamos ideas para algún inicio demorado, para alguna reseña de libro. Nos quisimos, y acaso en ese cariño entrañable radica el porqué de esta nostalgia que no logro disimular.

Fue la primera vez que nos creímos nuestros propios jefes. La primera vez que comprobé que no me había equivocado, que ya no podría vivir sin esa euforia contenida como solo se experimenta cuando tienes tanto que decir, pero debes hallar el modo. Fue la primera vez que alguien confió realmente en mí.

Fue también, y por sobre todo, el primer indicio de una certeza que comprobé desde entonces y para siempre: que este oficio solo inspira cuando se ejerce así, sin dobleces.

Anuncios

4 comentarios en “Periodismo por cuenta propia

  1. Aquella semana vertiginosa valía por años. Sagua, de pronto, tenía un diario. Apenas una hoja doblada. ¿Recuerdas cómo lo magnificábamos?
    Cuánto esfuerzo para que nos admitieran, al año siguiente, la página del centro con el programa de actividades…
    Hubo demasiada prisa entonces para otorgarle un sentido que trascendiera la necesidad de fijar aquel acontecer. Ahora lo asumo como tú: una fundación, el anticipo de lo que deseábamos.
    En cuanto podamos reanudarlo, ahí mismo donde lo dejamos, te avisaré.
    La colección está guardada y todos somos amigos, como entonces, sin doblez.
    Un abrazo.

  2. ¡Qué hacemos con tantas evocaciones! ¿Nos ponemos viejos? No, para nada…Tendremos que hacer otras, pero -no lo puedo negar- esas semanas, aunque no figuren en mi curriculu profesional, están entre mis mejores recuerdos….Era la posibilidad de sentir que SAgua VIVÍA. Hoy, quedamos al márgen de las ferias….Y nuestro “periodiquito”, no porque fuera nuestro, era muy bueno…A aquellos días SOLO se les acerca en mi memoria, el rodaje de un cuento para la TV hace dos años…Pero, me resisto a creer que puedan regresar cosas como esa…y que, un día, tal como propone Maykel, volvamos a encontrarnos…CReo que fue un equipo periodístico, aunque mi vínculo con esa profesión sea tan accidentado…

  3. Me recuerda aquellos periódicos decimonónicos, cuando había una sola firma en todos los artículos y el periodista, que en aquel entonces se llamaba cronista, se quitaba el delantal lleno de tinta y salía a la calle a vender “su” periódico.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s