Miércoles

Aún no sé si realmente nací un miércoles. Mi madre, que debe recordarlo como nadie por aquello de los dolores y la fuente rota y el corre corre, me lo asegura siempre, aunque con más insistencia cuando quiere hacer notar lo atravesada que era -y todavía soy- para algunas cosas. “La culpa es mía por parirte un miércoles”. Por eso nunca le creí del todo.

Luego rebasé la edad que ella tenía cuando se enredó por primera vez con mis pañales -que por esa época no estaban de moda los pampers-, y aunque por ahora no me auguro más hijo que este blog en el horizonte, supongo que seré capaz de rememorar no solo el día de la semana, sino también la hora, la ropa que llevaré puesta, el perfume de la enfermera de preparto y otros detalles insulsos que de seguro nadie más habrá de preguntarme en la vida.

De modo que no me queda más que creerlo: nací un miércoles, por atravesado que parezca, y miércoles fueron otros muchos días en que fui feliz y en que la suerte me acompañó sin necesidad de estar amarrándola a la pata de la cama, sin siquiera merecerla.

Ahora soy yo la que se ata a los miércoles, la que se pone la camisa de fuerza de escribir precisamente un día que no pretende abrir o cerrar semanas. Equidistante de los extremos para salvarse de los pecados a ultranza.

Hubiese podido continuar lanzando estas botellas al mar de los sargazos de Internet sin fecha fija, pero creo haber leído hace tiempo y comprobado luego una y otra vez que el corazón necesita ritos. Lo dijo la zorra que domesticó al pequeño príncipe de Saint Exupéry y yo lo sostengo: “Es mejor volver a la misma hora. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres comenzaré a ser feliz”. Tal vez estoy, como la zorra, domesticada. Tal vez necesito domesticar a alguien, no lo sé.

“Por un si acaso”, como también dice mi madre, me guardaré para estos días atravesados de la semana, cuando casi todos viven esperando el sábado y yo amanezco rezando para que siempre sea miércoles.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s