Una ciudad sin grabados

Una ciudad sin grabadosNo tengo la certeza histórica, pero me atrevería a asegurar que ni Federico Mialhe, ni Eduardo Laplante, los franceses más deslumbrados por las ciudades en ciernes de esta isla, estuvieron nunca en la villa del Espíritu Santo. O no les llamó para nada la atención, o no la consideraron digna de figurar en sus grabados, o ningún espirituano de entonces se molestó en subirlos a la Loma del Obispo, ese promontorio desde donde -intuyo- puede verse el villorrio con todos sus recovecos laberínticos.

Esa falta de testimonio en las litografías del siglo XIX -o esta poca pericia mía para buscarlo- es acaso un signo de las marismas en que la ciudad se ha debatido siempre, somnolienta y desmotivada, y debe ser también la causa de que la doctora Alicia García Santana y el fotógrafo Julio Larramendi no hayan podido comenzar el capítulo dedicado a Sancti Spíritus de su libro Las primeras villas de Cuba con una imagen citadina de los grabadores de antaño.

Hasta la proscrita Remedios, feudo personal de Vasco Porcallo de Figueroa recién incluido en el selecto club de los poblados primigenios; hasta ese sitio célebre por sus parrandas y por la pelea cubana contra los demonios figura en el texto de Santana y Larramendi con una vista de su plaza incluida por Mialhe en el Álbum pintoresco de la isla de Cuba -muy pintorescos deben parecerle todavía nuestros pueblos a no pocos franceses-.

Sin embargo, de Sancti Spíritus, la ciudad que fue movida de su emplazamiento original en las márgenes del río Tuinucú “para que las hormigas no le horadaran el ombligo a los recién nacidos”, la más medieval de las poblaciones primitivas, no aparece el más mínimo rastro en las litografías decimonónicas. (Decir que Sagua fue retratada por Mialhe sería un exceso de alarde del que, sin embargo, no consigo sustraerme).

Para disimular la ausencia -¿decir tinieblas, decir jamás?-, Alicia y Julio colocaron la vista general que Mialhe tomara de una vega de tabaco: en primer plano, los dueños a caballo; detrás, los esclavos inclinados sobre las hojas, un bohío muy poco parecido a la vivienda campestre tradicional y dos palmas desproporcionadas, una de las cuales amenaza con dejar caer sus pencas sobre el techo de la estancia. Un paisaje improbable por sus cuatro costados, no solo porque las vegas eran en aquella época -como ahora- un negocio en esencia familiar y de hombres libres voluntariamente contratados, sino sobre todo por el ambiente pastoril, casi onírico, en el que las palmas no lucen sino como arbustos de feria.

Nada en esa litografía permite atisbar la riqueza arquitectónica de Sancti Spíritus: su catedral mudéjar -los espirituanos estarán de plácemes con mis hipérboles-; la silueta de la Iglesia de la Caridad, primera ermita erigida en honor a la virgen fuera de El Cobre; la otrora Plaza de Armas, sus mansiones de puntal alto, el puente monumental sobre un río que no lo merece.

Otro miércoles de seguro habré de escribir sobre Las primeras villas de Cuba, esa joya bibliográfica que me fue prestada y que me muero por tener solo para mí -puedo llegar a ser egoísta con las cosas que quiero: los libros, el café-.

Por lo pronto, no puedo evitar reprocharle a Alicia García y Julio Larramendi el haber introducido en el texto a Sancti Spíritus como lo que en realidad es: una ciudad de campo sin más referentes litográficos que una desfigurada y genérica vega de tabaco.

Ahora que lo pienso mejor, a ellos no: a Mialhe, a Laplante, o a los espirituanos de entonces, que en un rapto de abulia tan común por estos lares no emprendieron loma arriba, por las costillas de ningún promontorio, para deslumbrarse desde las alturas con esta ciudad de ensueño.

Anuncios

8 comentarios en “Una ciudad sin grabados

  1. ¿Hoy es miércoles ya?
    Me gusta el artículo, aunque me gustaría saber cómo puede una orgullosa hija de Sagua vivir el ensueño de “una ciudad de campo sin más referentes litográficos que una desfigurada y genérica vega de tabaco”?

  2. Sancti Spiritus no interesó a los grabadores, como tampoco fijaron la imagen de Holguín. La misma Camagüey, que no cede en belleza a ninguna, tampoco fue favorecida, salvo quizás por una estampa de Laplante que otros plagiaron hasta el cansancio. Pero hay una razón, Gisselle: eran villas mediterráneas, alejadas de las rutas que entonces usaban los viajeros.

    Las ciudades por las cuales apostaron los grabadores del siglo XIX fueron, esencialmente, La Habana, Matanzas y Santiago de Cuba. Algunos llegaron, sin embargo, hasta Cárdenas, Sagua, Remedios, Gibara, Baracoa, Cienfuegos, etc…, que todas poseían puertos.

    De Santa Clara sólo conozco un grabado; de Puerto Príncipe, lo mismo. Sancti Spiritus, Holguín, Guantánamo, Pinar del Río, están huérfanas, que yo sepa.

    En Sagua, no sé si lo sabes, también estuvo el pintor James Gay Sawkins, expulsado más tarde por el gobierno colonial. No se puede descartar que nos dejara algún grabado que ignoremos hasta hoy. Y la mar de Sagua, o al menos un suceso militar que implica a las aguas sagüeras, fue pintado por Dominique Serres, el célebre pintor inglés de marinas.

    Me apasionan aquellos grabados del siglo XIX.

  3. No hay que reprochar nada ni a Alicia, ni a Julio, ni a Mialhe, ni a Laplante porque, mirándolos bien, no caben dudas de que esa vega de tabaco, ese bohío y ese par de palmas están ubicados justamente entre la Loma del Obispo y la ciudad de Sancti Spíritus. Todavía el campo se conserva. Hago la precisión geográfica antes de que me los trasladen a Sagua la Grande, esa metrópoli costera que en cualquier momento me la inscribes como la novena villa cubana y me la metes en la lista del patromonio mundial. Precioso este post.

  4. Esta ultima oracion(para deslumbrarse desde las alturas con esta ciudad de ensueño). te salva de una andanada de ataques de mi parte por llamar a mi amada santile:somnolienta,desmotivada y de “Campo”.Calificativos que bien merece Sagua la “Grande”,que de esto ultimo tiene muy poco,por lo demas no necesitamos de ninguna litografia y menos un dibujo de despistados franceses,que bien pudieron subir la loma del Obispo,como hice yo muchas veces,con sus propios pies…Opino que con este tipo de articulos jamas podras ser hija adoptiva de la ciudad,pues el privilegio de haber nacido en tan hermoso lugar lo perdistes hace 28? 29?.años atras

  5. Estimada Gisselle,
    Creo que ha sido una idea encontrarme de casualidad con su artículo, lo he leído par de veces, así como las críticas de otros lectores, algunas de ellas bien merecidas, y me explicaré a continuación.
    Si bien entiendo su apasionado interés por el lugar que la vio nacer, creo injusto remeter contra otras localidades, por el mero hecho de que, por pura casualidad, no cayeron dentro de esa categoría, o tuvieron la dicha de ser reflejadas en grabados del siglo XIX. Es muy lógico que naturales de esos lugares se hayan indignado con sus comentarios.
    Eso dicho, comparto su tristeza por la falta de imágenes que hablen de ciudades antiguas, en mi caso particular, me sentía igualmente traicionado por la falta de imágenes sobre Santa Clara, pero he descubierto varias cosas en ese arduo camino de dos años ya, buscando evidencias gráficas de dicha ciudad; 1- Mialhe y laplante no fueron los únicos pintores de la época, es lo que la poquitísima y seleccionada divulgación que sale de los archivos nacionales nos hacen creer. Hay muchos otros autores y nombres que deben considerarse en estas búsquedas.
    2- Internet es también selectiva y traicionera, y escribir algunas palabras en un buscador como Google o Yahoo y esperar resultados mágicos no es la solución, porque internet no es ni Yahoo ni Google, hay que entrar al detalle, y sobre todo ir poco a poco conociendo las verdaderas fuentes emisoras de documentos antiguos, puedo sugerir por ejemplo; las colecciones digitales de las universidades de la Florida, de Miami, de Toronto, otras en Australia, etc., también en el tope de mi lista están, Google Books, los Archivos digitales PARES españoles, los de la Biblioteca Nacional Española y por último los de la Hemeroteca Digital Española, estoy seguro estoy olvidando algunos, pero es para hacernos la idea, y ayudarles con fuentes de información seguras.
    Poco a poco encontré que, en efecto Mialhe (o Laplante) hicieron dos vistas de Santa Clara, no una como mundialmente se cree (y La Habana insiste), las he puesto en la página de Wikipedia (en inglés) para que las podamos ver todos. Y supongo con más esfuerzo aparezcan otras en el futuro.
    Las razones por las cuales las ciudades mencionadas no fueron favorecidas, ya fueron tratadas por otros lectores, estaban en el centro de la isla, el acceso era casi imposible, en esa fecha ningún ferrocarril llegaba a ellas aún, el de más temprana construcción, casualmente en de Santa Clara no fue terminado sino hasta 1860, y según puedo ver en las fechas de los grabados, los más tardíos son del 58, dos años antes de esa fecha. Por ellos los pueblos costeros, aun los más pequeños y jóvenes se salvaron.
    Para terminar, le digo que busqué en mis archivos personales, basado en las fuentes anteriores y tengo en mi poder al menos 2 grabados de Sancti Spiritus, desde el puente sobre el Yayabo que le puedo mandar, dígame cómo hacerlo (son de 1895-96 aprox). Y otro número reducido de fotos antiguas, que si son de su interés también puedo poner en sus manos.
    Una cosa es cierta, si se trata de un libro de tal índole, los autores debían ser más astutos buscando imágenes, es imperdonable darse a la vencida tan rápido.

    PS: San Juan de los Remedios fue, casi seguro según los más recientes historiadores y expertos, la tercera población fundada en la isla, independientemente de si fuera feudo personal de Vasco Porcallo, y Sagua llegó a ser, junto a Cienfuegos, una de las joyas arquitectónicas y urbanísticas de finales del siglo XIX, sin pares en esa época. La historia es la historia señora, al Cesar lo que es del Cesar.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s