Pirámides en la nostalgia

Pirámides en la nostalgiaEl olfato me dice que debo escribir sobre los cambios en la política migratoria; que si el tema saltó de las páginas personales, donde se esgrimía con expectación o sarcasmo, hasta la mismísima portada del diario Granma, con editorial incluido, alguna reacción se supone tendría que causarme. Alguna que no sea esta sensación de estupor generalizado que vengo arrastrando desde que escuché la noticia, primero en la revista Buenos días, después en la parada de la guagua, el mercado agropecuario, el merendero de la esquina… amplificada por obra y gracia del asombro popular.

No se habla de otra cosa desde ayer en Cuba -al menos, en el pedazo de Cuba que me toca-: los intentos desestabilizadores en Siria parecen el eco lejano de una guerra demasiado vista, los indignados de medio mundo dejaron de monopolizar nuestros titulares, la sentencia del ciudadano español recién juzgado en Bayamo se diluyó sin penas ni glorias en la vorágine del momento. Es como si, de pronto, cualquier asunto sin vínculos directos con la reforma migratoria debiera esperar a que pase el instante de la histeria colectiva.

Apenas un día después del anuncio público, ya la gente explica con tanta vehemencia en plena calle los requisitos para viajar y los papeles obsoletos que uno llega a creer que el proyecto de resolución estuvo expuesto al escrutinio del país mientras recorría los despachos en el largo y tortuoso camino hacia su aplicación definitiva.

A mí, sin embargo, no me entusiasma tanto por la posibilidad de viajar en las vacaciones a las pirámides de Egipto o al puente sobre el río Támesis -que para liberar el stress ya podía hospedarme en el Meliá Cohíba o en el Hotel Nacional, ¿o no?-, sino por la rapidez con que se llevó a vías de hecho uno de los lineamientos que, sinceramente, yo suponía iba a ser de los últimos en analizarse. Es, de todos los cambios, el que me tiene estupefacta.

De cualquier manera, no me perturba demasiado la vida. Ya lo había declarado en un post hace casi un año y aprovecho para reafirmarlo: Si el aumento de mi salario no transita por las mismas oficinas que la reforma migratoria, con todos los cuños y anuencias del Parlamento, aún deberé conformarme con el recorrido Sagua-Santa Clara-Sancti Spíritus y con las pirámides de mis nostalgias.

Anuncios

22 comentarios en “Pirámides en la nostalgia

  1. Gisse genial…esto lo había escrito en mi muro de Face: “Solo espero que no demore otro amanecer donde la noticia del día sea “Suben los salarios en Cuba”, entonces la felicidad será completa.Por ahora solo puedo contentarme por esta modificación migratoria, cuando pueda costearme un viaje a cualquier lugar de este mundo con el sudor de mi trabajo y mi título universitario entonces podré decir que estoy feliz con mi país, no solo contenta”…. que bueno leer ahora tu blog. Un beso, otro de Carmen

    1. Leti, tantos años comiendo los mismos chícharos y estudiando para los mismos seminarios no fueron por gusto. Ves como coincidimos en los enfoques y hasta en los motivos de felicidad? Solo me falta una Carmencilla para mí, jejeje. Cuando logres colgar en tu muro de facebook la noticia del aumento de los salarios, ve corriendo a pegarlo también en el mío. Es el cambio que más he venido deseando. Un besote grandísimo desde el Yayabo, o mejor dos: uno para ti y otro para la princesa de la casa.

  2. Rubia: No dejo de sumergirme ni un miércoles en los mares de tu Cuba profunda. El culpable es Alejandro Ulloa que comparte en fb tu blog. Me encanta tu manera de escribir, y desde la Vocacional dejaste bien claro que eras brillante con la pluma. Leía tu blog y me veía reflejado ayer caminando las calles de Santa Clara.¿Podremos algún día terminar con las nostalgias de nuestras pirámides? Al igual que tú, estoy un poco sorprendido pero no eufórico como casi todos. Ojalá algún día el salario que ganas como la excelente periodista que eres te permita contemplar el Támesis y las pirámides. Sigue deleitándonos con tu pluma. Tu talento es infinito por eso te admiro tanto. Y no desfallezcas, sigue sumergiéndonos en Cuba Profunda que con tus letras jamás nos ahogaremos. Un beso de Duanys

    1. Guajiro, lo que pasa es que tú me quieres mucho desde aquellos años lejanos del pre. Esperemos que podamos sacudirnos algún día la nostalgia de las pirámides, que la posibilidad del viaje no venga avalada por una disposición legal que nos autorice sino por la capacidad real del salario. Por el momento, nos toca alegrarnos por los que pueden. Besos, a lo mejor coincidimos un día frente a la tumba del rey Tut Ank Amen.

    1. Me importa lo que le importa al pueblo, Jose Luis, y me importaría más si pudiera vacacionar en Río de Janeiro. Espero, no obstante, que algún día logre hacerlo. Saludos, y gracias por reconocer la importancia de nuestras reformas migratorias.

  3. Por que Rio de Janeiro y no Miami?..aqui no pagarias hotel,mi apt tiene dos cuartos y solo uso uno.esto a 15 minutos de Miami Beach y 10 de las playas de Key Biscaine( no en el barrio de los ricos,es la pequena Habana),tampoco pagarias chofer ni guia turistico y por ultimo podras comer en centenares de reataurantes con comida cubana,bueno,aqui casi todo es cubano o probar mi comida que nada tiene que envidiar a nadie,y por ultimo seria mejor profesionalmente,podras escribir sobre la mafia de Miami aunque te sera dificil encontrarla,porque la mayoria somos gente trabajadora y abierta a cualquier opinion. y los de extrema derecha en su mayoria viven en barrios exclusivos en islas exclusivas.Te hago la invitacion en publico para que veas que el lobo no es tan malo como lo pintan,tan es asi que encontraras hasta emisora de radio que defienden el gobierno cubano y mucho que piensan como, tu,pero le pagan como a mi y prefieren defender la revolucion en la calle 8 y no en el Kilo 12..Cosas de comodidad,diria yo

    1. Jose, a veces pienso que usted escribe comentarios de este tipo a propósito, solo por el placer de enervarme. Agradezco la invitación que me hace, pero ya que puedo escoger libremente a qué país viajar, ahora que no debo tener carta de invitación alguna, preferiría gastar mis ahorros -en caso de que los tuviera- en un lugar que realmente me fascinara. En Estados Unidos tengo familia, como casi todos los cubanos “de adentro”, pero si de ejercer mis derechos migratorios se trata, preferiría un escenario como París, Londres, Egipto, Venecia, Río de Janeiro, Buenos Aires, Australia incluso. Estamos hablando de gustos personales, no? Estoy como la cucarachita Martina: qué pasaje me compraré cuando pueda viajar? Creo que no derrocharía mis ahorros en Miami, es demasiado parecido a nosotros mismos, no lo tome a mal, pero en cuanto me alcance el salario, pienso visitar un sitio que realmente me enriquezca. Además, tampoco creo que el país donde usted se encuentra vaya a aumentar la cantidad de visas que otorga anualmente a los cubanos. Usted que está allá, ha escuchado algo sobre eso? De todas maneras, gracias por la invitación, aunque teniendo en cuenta mis preferencias culturales y la capacidad de mi bolsillo, creo que nos veremos más pronto a orillas del Yayabo.

      1. Ay, que mal agradecida eres mi niña. Ojalá yo tuviera la suerte de recibir una invitación suya, pero desde hace más de una semana dijo que no me respondería más en este blog. No tengo suerte, tan democráticos que se hacen y desde que una piensa diferente se ponen histéricos. Un beso y no seas boba, acepta la invitación.

  4. Disculpa la ortografia del primer comentario, lo hice en la calle mientras manejaba y lo dictaba a siri,la secretaria virtual que necesita ir a la escuela a aprender espanol,en ingles escribe perfecto….chovinismo de los yankees y su iphone

  5. Gisse: Hasta en la universidad ese tema ocupó el debate durante todo el día de ayer y hoy. Poco puedo hablar respecto al tema del salario porque aun me encuentro en el aula. Al leer tu post de este miércoles pensé solo en una cosa-ingenua tal vez, en comparación con los criterios que exponen algunos que comentan en tus aguas territoriales-: Quizás algún día podamos viajar juntos a Egipto para ver las pirámides, también es uno de mis sueños… A lo mejor vamos al Templo de la Sagrada Familia, en Barcelona, para admirar el arte de Gaudí… Nadie sabe y solo entonces saldemos esa deuda de conversación y visitas que tenemos hace tanto tiempo. Por ahora solo tengo en mis manos esta propuesta un tanto infantil, nada más puedo agregar a tu Cuba profunda esta semana. Un beso. Te quiere y extraña. Tu niño.

    1. Carli, gracias por tu ingenuidad, es lo más sublime de este blog. Ya verás que sacaremos pasajes para el mismo avión, esta vez la Sagrada Familia no se nos escapa, jejeje. Besitos, gracias de nuevo, por estar siempre.

  6. Gisse,me alegra constatar una vez más que tu Cuba profunda realmente lo es, y no solo por ubicación geográfica, sino por tus acertados análisis, que tocan además lo profundo del corazón de todos los que amamos esta tierra.

  7. Tienes razon,aqui estarias como en Cuba y se supone que se viaja para conocer otras culturas,tampoco yo he hecho turismo en USA,amo las culturas viejas,pero el viaje a europa es muy largo y me aburren los aviones asi que viajo a los alrededores,Bahamas,Mexico,Costa Rica,rep dominicana ,Islas cayman El ano proximo,si Dios me lo permite ire a Cuba y Colombia..No creo que ninguno de los dos contendiente a la presidencia aumente las visas,si gana el republicano,la veras disminuir y Obama lo mas que hara es mantenerlas,pero pienso que las disminuira tambien.Recuerda que gobierne quien gobierne,el objetivo es terminar con el gobierno de Cuba o presionarlo para que se modifique y se abra a la libre empresa..cualquier aumento de visa aqui se ve como una disminucion a la presion de los iconforme sobre el gobierno.y ademas el pueblo americano no quiere maas emigrantes,los ven como una carga a su bolsillo y ahi son muy sensible y estamos saliendo,muy lentamente de una larga crisis economica.A mi nunca me otorgaron visa y vivia con mis padres y mi papa fue preso politico,ni aun asi me la dieron,suponian que me convertiria en disidente,pero nunca tube ambiciones politicas ni arriesgaria mi tranquilidad y la de mi familia por ninguna causa politica, ni pense complaserlos tampoco……Pense que la mayoria apoyaba al gobierno y el que sobraba era yo……amo la democracia,pero respeto lo que cada pueblo acepta..espero haber respondido a tu pregunta, te entiendo pero me hubiese gustado tenerte de invitada en mi casa,veriaas que los capitalistas no somo tan malos

  8. lo que son las cosas, si yo pudiera viajar viajaría a Cuba, pero no a varadero, iría a recorrer esos lugares donde se gestó la historia reciente de Cuba, conocería el Cuartel Moncada, la Sierra <Maestra, todo lugar que me hiciera sentir vivo y reconocer el precio de los hombres gandes, de aquellos que son forjadores de la historia, que la construyen con sus ideas y6 su acción. Jamás iría al centro del vicio , de la corrupción y del mal que se propaga por el mundo. USA el centro de la violencia, la torura, la agresión permanente a nivel mundial. Un mundo absolutamente materialista y ajeno a los valores del humanismo, con más de 50.000.000, de miserables que viven bajo los niveles de pobreza……No, iría a Nicaragua o al Perú para saber como es la consecuencia del apoderamiento de la riqueza de las naciones y el aprovechamiento de dos o tres familias que gobiernan para si. Ay Dios, si ´pudiera viajar….

    1. Es cierto, Poesía Sur, si pudiéramos viajar. Eso es lo importante, tener la posibilidad real. Luego, cada cual es libre de definir sus intereses, sus necesidades cognoscitivas, el sitio al que más deseara ir antes de salir definitivamente de este mundo. Yo iría, ante todo, a las pirámides. Saludos.

  9. Es verdad que las reformas aun no mejoran la economía del país pero no es menos cierto que la vida de los cubanos es mucho más fácil que hace unos años atrás. Los cambios en la política migratoria se suman a una mayor flexibilización en casi toda la sociedad.

  10. Estuve ausente (en Cuba), así que me toca dejar algún que otro comentario en tus posts de los últimos dos meses. Este tema candente no lo puedo pasar por alto.
    Todos los individuos deberían poder viajar. Que no se pueda por ley, o que sea difícil, como fue en Cuba hasta la reforma migratoria, es inconcebible, por eso la reforma era necesaria y la aplaudo. Pero me pregunto por qué no existe la misma consternación cuando por razones económicas -y no políticas- no se puede viajar. Para mí es tan injusto que exista una país que limita viajar mientras otros no lo limitan, como que existan ricos que pueden viajar y pobres que no pueden. Razones distintas, la económica y la política, pero el resultado es el mismo.
    Ahora bien, de salarios que no alcanzan para viajar está lleno el mundo. Sobre todo el tercero. Si bien tú, como profesional, te miras en el espejo de gran parte del mundo, en el que los profesionales con empleo (o con una beca de doctorado como yo) pueden permitirse viajar, yo no puedo dejar de pensar, por una parte, en la particularidad de Cuba, donde una profesional de talento, empleada, como tú, muy poco puede permitirse con su salario, pero también me vienen a la mente tantos contextos donde gran masas de población no solo no pueden aspirar a hacerse profesional, sino a tener una canasta básica de subsistencia. Son niveles distintos de preocupación, lo entiendo. Pero me niego a escandalizarme porque los salarios en Cuba no alcancen para viajar (me preocupa, pero no me escandaliza), porque la verdad es que en el mundo capitalista nadie se escandaliza por la parte del mundo que pasa hambre, y en el mejor de los casos donan un euro al mes. La gran hipocresía del capitalismo, que hace sensación de que unos no pueden viajar y pasa por alto que otros no pueden comer, debido a que tienen ellos cogido el sartén global por el mango, y lo que se fríe en él se lo comen todito.
    Valga agregar, antes de que me tilden de hipócrita: “nos lo comemos”, al menos durante los tres años que dura mi doctorado.

  11. Querida amiga Gisselle eres una gran emprendedora, me gusta mucho tus articulos, tienes el derecho de ir donde quiera y soñar como quieras, el mundo nos ofrece miles de opciones hermosas, así como las belllas playas de Varadero o un buen andar en la Habana Vieja. Sigue con esa luz candente y positiva, para que nadie marchite tus sueños. Un abrazo desde RD

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s