Si tú no me quieres ya

Si tú no me quieres yaSi dependiera de mí, los trovadores, tríos y septetos cubanos no tendrían necesidad de cambiar el repertorio. Cada vez que se acercan para que les solicite un tema -“uno solo, el que más le guste”- siempre termino pidiendo, con cara de chiquilla melancólica, la canción que inmortalizó a María Teresa Vera y que a mí, de toda la vida, me ha parecido el himno de los amores inútiles: Veinte años.

Será que imagino a la trovadora de Guanajay o a Guillermina Aramburu, quien escribió la letra aunque su nombre no se recuerde tanto, padeciendo las postrimerías del amor; será que consigo sentir la punzada bajo las costillas con que se entona la pregunta terrible: “¿Qué te importa que te ame si tú no me quieres ya?”. Será que a todos nos aterroriza la respuesta. Lo cierto es que nunca he logrado escuchar Veinte años sin que me asalte la depresión; leve a veces, a veces insondable.

Menos en tiempo de rock y de reguetón -por suerte-, la he escuchado en todos los géneros musicales, aunque es en voz de los boleristas de antaño como mejor logra conmoverme. He ahí la fascinación misteriosa de los boleros, que uno llega a creer que fueron escritos exclusivamente para lanzarnos de cabeza a la almohada.

Así debe parecerle a Antón Arrufat, quien no solo es el irreverente autor de Los siete contra Tebas -después de esa obra no volvió a ser el mismo-, sino también un amante desaforado de los boleros compuestos en esta isla, según confesara en una entrevista que me concediera en el 2007 y en la que reconocía su sino trágico, la debilidad absoluta con que se rasura a solas, frente al espejo, mientras tararea los versos de Vete de mí.

“Yo, que ya he luchado contra toda la maldad,/ tengo las manos tan desechas de luchar,/ que ni te puedo sujetar./ Vete de mí./ Seré en tu vida lo mejor/ de la neblina del ayer/ cuando me llegues a olvidar,/ como es mejor el verso aquel que no podemos recordar”. Tampoco puedo escuchar ese tema sin pensar en la soledad de Antón o en la zozobra de todas las renuncias.

Cuando era niña, por supuesto, no me parecían composiciones de resignación y desamor. Acostada bocarriba en el sofá, me enternecía adivinando las sombras que el quinqué dibujaba en el techo mientras Jorge, guitarra en mano, se encargaba de enseñarme el repertorio de la trova tradicional, el feeling y su propio repertorio en un esfuerzo por sacudirme el tedio de los apagones, que muy poco de musical tenían allá por la década del 90. Me las cantaba sin orden ni concierto, inventando los acordes o trasmutando las letras, al punto de que la trovadora en ciernes que fui lo sorprendió no pocas veces corrigiéndole las pifias.

Desde entonces han pasado, irónicamente, más de 20 años; sin embargo, yo prefiero creer a ciegas en el verso más esperanzador de la trova cubana: “Si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar…”; prueba irrefutable de lo que siempre dice mi madre: que yo enfrento con incoherencia adolescente los asuntos sentimentales. “Con irracionalidad de boleros -le rectifico-, y a mucha honra”.

Anuncios

20 comentarios en “Si tú no me quieres ya

  1. Mi niña, pero tampoco te me pongas ahora como María Teresa o como Guillermina. Yo en el tema no concuerdo con ninguna de las dos porque las cosas que uno quiere, sencillamente, tiene que lucharlas, aunque a veces resulte más difícil de lo que una supone. Por lo demás te me dejas de nostalgias que tú sabes bien que eso de “Su tú no me quieres ya” no no cabe en tu caso. cuídate, nos vemos en Sitiecito o en Alacranes. chaooo.

    1. Maricusa, me pasa con tu comentario lo mismo que con Veinte años: no sé qué hacer con ellos. Espero también que nos veamos pronto, sobre todo para que me expliques a qué te refieres cuando dices “tu caso” y alguna que otra zona oscura de tus palabras que son, digamos, ambiguas, jejejeje. Ese vicio que tienes de andar en círculos…

    1. Yami, esta semana leí una entrevista de Omara Portuondo en la que confesaba su predilección por Veinte años. Ya ves? La doña coincide con nosotras. Un beso. Oye, el wordpress te dejó comentar, qué bueno!!!

    1. Lo irracional, Enrique, es mi reacción ante los dilemas sentimentales y eso, por desgracia y como se sabe, no depende de la voluntad. Qué más quisiera yo. Comparto lo que dice de aquella trova, que no puede cantarse con minúsculas. Saludos y gracias una vez más por rondar esta finquita.

  2. Gisse: no sé cuántas veces he suspirado al leer tu post esta semana acaso porque también me pongo melancólico cuando escucho un bolero, una habanera….
    En mis ratos grises también yo me miro al cielo y digo ♪si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar….♪ (vaya, se me ha escapado otro suspiro)
    No sé si habrás escuchado la versión, magistral a mi parecer, de Veinte años que hiciera Liuba María Hevia a dúo con Omara Portuondo. Claro, nada supera a la interpretación de María Teresa Vera. Sin embargo, esa versión a cargo de Lucía Huergo es un asalto al corazón.
    Tengo la canción y el video también por si los quieres.
    Un beso bien grande.
    Lindo post….
    Te quiero.

    1. Claro que los quiero, Carli, la canción, el video y a ti, jejeje. Un millón de besos y no te preocupes por los suspiros, eso tiene la trova tradicional, que convoca a la nostalgia. Gracias a Dios que nos emociona más Veinte años que cualquier Opus del más contemporáneo reguetón, jejeje. Besos!!!

  3. Hermoso post, Gisselle. a veces yo también me siento con cierta incoherencia adolescente y con irracionalidad de boleros. No hay nada como un buen bolero de antaño para purificar el alma. 🙂

    1. Gracias, Rosana, por los elogios al post y porque todavía quedamos quienes nos emocionamos con los boleros y terminamos erráticas como ellos, jejeje. Sigue merodeando esta finca virtual, que la incoherencia adolescente compartida toca a más. Saludos!!!

  4. Sin dudas, Veinte años constituye una super obra. Fantástico también el corto homónimo de animación, super premiado, que hiciera un matancero de cuyo nombre ahora no consigo acordarme.
    “Con que tristeza miramos, un amor que se nos va, es un pedazo del alma, que se arranca sin piedad”. Gisso, nunca dejes de escribir tus post, para no tener que arrancarte de nuestras almas, ja, ja, ja. Un abrazoooo.

    1. Ay, no, Andrei, pero no me recuerdes la parte melancólica de Veinte años, esa de la tristeza por el amor que se va. Mira que es preferible concentrarse en la parte optimista, en la que dice “si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar”. Todo está en proponérnoslo, sí?

  5. Gisse, los boleros me encantan, siempre los escuché desde pequeño porque mi abuelo paterno tenía un conjunto que musicalizaba boleros. Mi abuela me hacía miles de cuentos relacionados con las letras de los más famosos temas musicales cubanos de la época, mi abuela ya tiene 98 años. Ella “hoy representa el pasado” y muchos como yo no se pueden conformar, sí, no me conformo al paso del tiempo sobre nuestros cuerpos, ese paso natural que nos desnaturaliza el alma por fuera y a veces por dentro. Mirar a mi abuela es acordarme de todas esas composiciones que te llegan al alma: Dos Gardenias, y el te quiero. Por otra parte quiero decirte que igual he sido trovador, estudiar en Santa Clara, estar tan cerca del Mejunje es como una inyección de cultura en el más amplio sentido de la palabra. Un beso…yo como tú, creo que las cosas que uno quiere siempre se pueden alcanzar. Oscarito.

    1. Qué bendición la tuya: una abuela con 98 años. Es una bendición no solo por las historias que te cuenta de ese pasado del que no tenemos idea, sino por el cariño que de seguro te ha prodigado durante todos estos años. Yo siempre recuerdo a la mía cuando escucho Veinte años, y cuando escucho Aurora, porque así se llamaba ella. “Ay, Aurora, me has echado en el abandono, yo que tanto y que tanto te he querido”. Ay, Dios, ahora mismo vuelvo a ponerme nostálgica. Un beso, y mil gracias por las remembranzas…

  6. gisselle… a mí 20 años me ha ido gustando con el tiempo… vete de mí cantado por bola de nieve es incaracterizable… y para boleros los que dejó benny moré simplemente me fascinan…

    1. Yo nunca había reparado en Vete de mí, a decir verdad, pero en cuanto lo escuché una vez por el Bola, no pude sino escucharlo luego muchas, muchas veces. Me habría gustado ser cantante porque creo que la música es la manifestación del arte que emociona a mayor cantidad de personas, es un gusto casi universal. Veinte años… Veinte años es otra cosa. Gracias por compartir mis catarsis, jejeje, una no se siente sola en estos desahogos virtuales.

  7. Hola, soy peruano, tuve la entrañable experiencia de vivir en la isla durante 8 años y aún me asalta el cariño y la nostalgia cuando encuentro cualquier información o sonido que nace o habla de Cuba, esa isla que siento como mi casa también. Aún suelo agarrar la guitarra cuando estoy nostálgico y también “…si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar…” me llevan a un territorio de recuerdos e ilusiones que me dejan tranquilo, melancólico pero profundamente agradecido de haber aprendido a ser un poquito mejor con ayuda de tanta gente maravillosa que conocí en la isla valiente que canta…como dijo Silvio en Mujer sin sombrero:
    ” Mi amor no ha sido tan tremendo
    ni tan ancho
    ni tan bello
    ni tan triste
    ni tan sabio
    ni tan solo
    ni tan loco
    ni tan todo
    ni tan nada.

    Pero canta…”

    Gracias por el post que me ha valido el día…abrazos. Robert

  8. En las décadas del 30 y el 40, María Teresa Vera compuso varias obras con letras de Emma (Nena) Núñez Valdivia y Guillermina Aramburu. Entre ellas se destacan los boleros “No puedes comprender”, “Tu voz”, “Yo quiero que tú sepas”, “Por fin”, “Te acordarás de mí”, “No me sabes querer”, “Porque me siento triste”, “Mi venganza”, “Te digo adiós”, entre otros; los boleros-sones “Dime que me amas” y “Solo pienso en ti; y la guaracha “San Juan”.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s