Archivo mensual: mayo 2013

Del cable, un pelo

Del cable, un peloLa noticia no me la dio el diario de la juventud cubana, que en un atípico rapto de primicias editoriales publicó antes que nadie las declaraciones de ETECSA; ni el noticiero del mediodía, que repite lo que ya vienen informando los medios desde la jornada anterior, sino un vecino joyero que suele entablar kilométricas discusiones conmigo sobre la posibilidad de que el dinero lo compre todo. “Casi todo”, le respondo siempre, y mantengo la cabeza en alto en un arranque de dignidad con el que le impido avasallarme. Sigue leyendo

La estrella que ilumina y mata

La estrella que ilumina y mata“Te acordarás de lo que desde niño te estoy diciendo, que todo el que se mete a redentor sale crucificado” (Leonor Pérez, 1881).

No me gusta el Martí que está de moda -o mejor: que hemos puesto de moda-; el de las frases descontextualizadas y los aforismos aleccionadores; el que tomamos a conveniencia, cuando urge apuntalar una idea endeble; el que flota en paz sobre los destinos de la isla. El Martí que, como dijera Luis Toledo Sande, solo nos avala, raras veces nos impugna. Sigue leyendo

Entre la oferta y la demanda

Entre la oferta y la demanda“Esto me da un post”, rezongué mientras me acomodaba sin demasiado entusiasmo en el asiento delantero del almendrón y, con menos entusiasmo todavía, le alargaba 40 pesos al chofer, 10 más de lo que suelen pedir por el viaje entre Santa Clara y Sagua. Era el fin de semana de las madres: la gente ansiosa por llegar a sus casas, el transporte estatal tan lánguido como siempre y los boteros haciendo zafra. Sigue leyendo

Un palacio cinco estrellas

Un palacio cinco estrellasApuntalado por una inextricable armazón metálica y separado del resto de la ciudad por una pared de zinc que intenta preservarlo de la depredación, el Palacio Iznaga no solo les duele a los trinitarios por el deplorable estado en que vegeta desde hace décadas, sino sobre todo por el fracaso de los sucesivos intentos de restauración.

“Es como una llaga en pleno centro histórico -describe Isabel López, una lugareña que bordea a diario el impresionante inmueble y ha llegado a anotar las tablas que crujen, los aleros que se despeñan, las plantas parásitas que minan las paredes-. Está en pie de puro milagro”. Sigue leyendo

Cambia casacas

Cambia casacasQuien haya tomado la decisión -el padre, el hijo o el Espíritu Santo- no respetó en lo más mínimo el sentir de los aficionados: Yulieski Gourriel abandonará la camiseta de Sancti Spíritus y se encasquetará en la serie próxima el uniforme de Industriales, un cambio de casacas que lo convierte por estos días en el pelotero cubano más injuriado, no solo por los miles de seguidores espirituanos que lo auparon hasta en sus descalabros antológicos, sino por buena parte de la afición nacional, que no concibe la metamorfosis de gallo a león -“de ningún animal a león”, dirían los más furibundos detractores de los azules-. Sigue leyendo