Archivo mensual: junio 2013

Del lobo y el bosque, al hombre nuevo

Del lobo y el bosque, al hombre nuevo“Y ustedes, ¿por qué quieren sacar ese libro de maricones?” A una pregunta así, intolerante y prejuiciada, debió enfrentarse más de una vez Ediciones Luminaria cuando, con los folios mecanografiados en ristre y apenas iniciada la crisis de los 90, decidió publicar El lobo, el bosque y el hombre nuevo, un cuento del escritor Senel Paz que habría de convertirse en obra maestra de las letras cubanas. Sigue leyendo

La venganza es un plato que se come frío

Cuando vi a Pestano cuadrado para batear, con las bases llenas y un solo out en el sexto inning, no me atreví a pedirle un jonrón. “Dios mío -rumié para mis adentro-, si este hombre conectara un fly elevado, elevadísimo, que obligara al center field a correr hasta la cerca, entraría al menos una carrera. Dios mío, aunque sea un fly”. Pero Pestano, oportuno como siempre ha sido a la hora cero, descargó en un batazo de película el rencor que venía acumulando durante meses, sacó la pelota del Sandino y, con ella, la decepción que carcomía a Villa Clara por aquellos 18 largos años sin ganar un campeonato. Sigue leyendo

Sesión de folclore

Sesión de folcloreUna cosa es la libertad de culto y otra, bien diferente, la práctica religiosa impúdica a estadio lleno, justo lo que sucedió en el dugout de los cocodrilos durante el último juego del play off entre Sancti Spíritus y Matanzas.

Quienes abarrotaron las gradas del José Antonio Huelga el pasado sábado vinieron a confirmar lo que millones de cubanos habíamos visto en las pantallas de la televisión nacional: una nube -ora de polvo, ora de humo de tabaco- que emergía a destiempo de la esquina matancera, un hombre vestido de blanco que la emprendía a gajazos contra los bateadores, pollos con el cuello retorcido y algún que otro charco de sangre; en resumen, una demostración de folclore. Sigue leyendo

Eufemismo por elipsis

Eufemismo por elipsisCuando los vi cantando frente a las cámaras de 23 y M, me senté a esperar la entrevista, no porque siga sus trayectorias artísticas -más bien me han sido indiferentes-, sino para disfrutar los malabares de los que tendría que valerse Edith Massola para preguntar sin preguntar, hablar de futuro sin referirse al pasado y, sobre todo, promover nuevamente a Boni y Kelly como si Cuba entera padeciera de amnesia.

Que conste: no tengo nada en contra de la libre realización personal; de que ambos cantantes, espirituanos por más señas, se aventuraran en el mercado internacional y hasta se presentaran sin coyundas en Esta noche tu night, el programa de Alexis Valdés que siguen no pocos cubanos aunque tenga el sello Made in Miami. Sigue leyendo