La venganza es un plato que se come frío

La venganza es un plato que se come fríoCuando vi a Pestano cuadrado para batear, con las bases llenas y un solo out en el sexto inning, no me atreví a pedirle un jonrón. “Dios mío -rumié para mis adentro-, si este hombre conectara un fly elevado, elevadísimo, que obligara al center field a correr hasta la cerca, entraría al menos una carrera. Dios mío, aunque sea un fly”. Pero Pestano, oportuno como siempre ha sido a la hora cero, descargó en un batazo de película el rencor que venía acumulando durante meses, sacó la pelota del Sandino y, con ella, la decepción que carcomía a Villa Clara por aquellos 18 largos años sin ganar un campeonato.

Me quedé sin voz. El escándalo desperezó del letargo a buena parte del edificio, el teléfono sonaba sin parar, mis vecinos espirituanos vinieron a abrazarme, como si todos supiéramos de golpe que aquel jonrón desproporcionado sería imposible de remontar.

Me quedé sin voz, no solo por el batazo en sí, digno ya de figurar en cualquier antología, sino sobre todo por su valor simbólico: Pestano, excluido -dicen que por rendimiento- de la escuadra que dirigió Víctor Mesa en el III Clásico Mundial, selló con un vuelacercas la victoria de Villa Clara sobre Matanzas, que es como decir la victoria de Villa Clara sobre el mismísimo VM32, quien pasó de pelotero estrella y manager del equipo naranja a su más enconado antagonista en menos de lo que duran sus desplantes.

Pero no voy a hablar de pelota. No podría aunque me lo propusiera, porque con este conocimiento epidérmico de la táctica beisbolera y la fascinación que me embarga desde anoche no conseguiría ser objetiva. De modo que nada pudiera opinar sobre las reiteradas pifias arbitrales -si no se aprueba la consulta al video, repetir los errores hasta el cansancio en la televisión nacional solo reforzará la antipatía hacia los árbitros-; sobre la deuda eterna a los refuerzos, estrategia que algunos comentaristas deportivos alabaron cuando fue aprobada por la Comisión Nacional y hoy hacen ver como un artilugio en beneficio de Ramón Moré; o sobre el escaso entrenamiento de nuestros atletas en el terreno de las conferencias de prensa.

No puedo hablar de la calidad del equipo ni de jugadas memorables, sino del escalofrío que me recorrió el espinazo cuando Pestano se plantó en el home, recordó la tarde aciaga en que se supo fuera del Clásico y conectó el batazo que habría de poner punto final a este culebrón de revanchas.

Anuncios

23 comentarios en “La venganza es un plato que se come frío

  1. “No puedo hablar de la calidad del equipo ni de jugadas memorables, sino del escalofrío que me recorrió el espinazo cuando Pestano se plantó en el home, recordó la tarde aciaga en que se supo fuera del Clásico y conectó el batazo que habría de poner punto final a este culebrón de revanchas”. Me juego el salario del mes que viene, el del mes que viene porque ya este se me salió de la billetera, que en ese párrafo hay influencias indisimulables de Eduardo Heras León y de Francisco López Sacha. Muchachita pero que bien tú captaste aquellos cursos de Universidad para todos. Yo podría expresar lo mismo que Rumersindo pero sin la primera parte.

    1. Mejor le respondo a usted, Agapito, porque esa primera parte del comentario de Rumersindo está incontestable, jeje. Gracias por los elogios, pero le recomendaría no jugarse el salario de ningún mes en apuesta alguna, mire que nada hay tan sagrado por estos días como el salario. Mejor lo guarda y me invita a un helado, jejeje. Saludos.

  2. Gisse, Uno de los primeros recuerdos que tengo de la pelota es este:Final del 9no innig VCL tiene la victoria en 3ra base y Pedro Jova decida sacar a batear a un novato: ¿como se llama?, Nadie lo conoce… Ariel Pestano y el muchachito de entonces conecta un hit decisivo muy cerca de segunda base y… ¡Villa Clara Campeó!….
    Saludos….

    1. Pues yo tengo un recuerdo parecido, István, y supongo que de ese mismo juego: sentada junto a mi tío frente al televisor, intentando cambiarle el canal -cuando aquello no habían mandos ni ATEC Pandas, jeje-, de pronto lo vi pegar un brinco hasta el techo y estallar en gritos eufóricos que, como es lógico, no podría reproducir aquí. Desde entonces había querido repetir la experiencia, ahora para poder enardecerme también yo, y solo en este 2013 es que lo logro. Indescriptible, sobre todo, ese instante del jonrón. Quién me iba a decir a mí, con lo que critiqué la estrategia de los refuerzos, que justo en esta Serie de estructura extraña iba a ser Villa Clara el campeón?

  3. Aunque de la isla me separan dos mares y un océano, sentí la misma sensación…qué batazo!!! Por otra parte, es lamentable que algunos comentaristas deportivos, faltando a la ética más elemental, no puedan ocultar su parcialidad con otros equipos tratando de minimizar la victoria del equipo de Villaclara mediante argumentos como los de “los refuerzos”, cosa que si es cierta o falsa, no debía haber sido traída a colación. No obstante, al margen de todo, ahí están los hechos, más que indiscutibles…y al que no le guste, ya sabe…

  4. Recuerdo el título de una película argentina: Tiempo de revancha. Puede que su argumento marche por caminos distantes al de esta telenovela beisbolera de Pestano y Víctor Mesa -y digo telenovela para bien, que no todo es culebrón lacrimógeno sin sentido o fallido experimento a lo Santa María del Porvenir-, pero su título resume sin dudas lo vivido en esta final de la pelota cubana. Revancha del cátcher naranja y también de todo el equipo de Villa Clara, del cual él es símbolo y guerrero de primera fila. Su jonrón con bases llenas -su Grand Slam, como empiezan a llamar a esta jugada algunos comentaristas contagiados por la tímida pero ya más cercana presencia de las Grandes Ligas a nuestra TV-, por lo que cabe en mi memoria, es uno de los momentos más emotivos de las series finales de nuestra pelota, al estilo del jonrón de Pacheco contra Pedro Luis Lazo en el Guillermón Moncada. Solo que con más morbo, mucho más morbo. Y ya sabemos como atrae el morbo a la audiencia. Para seguir avivándolo te recomiendo un link: http://www.oncubamagazine.com/columnas/kramer-contra-kramer-ii/#comment-7724, y te dejo, claro, la mayor de las felicitaciones. Ojalá y mientras el rojo Santiago no vuelva a teñir el título de la Serie Nacional, este siga siendo naranja antes que azul -ya sabes-, o escarlata Victor Mesa, que es y no es lo mismo que Matanzas.

    1. !Y ya que hablas de homeruns inolvidables ,que me dices del del sr Agustin Marquetti frente a Rogelo Garcia en su mejor momento para decidir la serie del 86 para el equipo insignia e historia de la pelota cubana?…Te suena? INDUSTRIALES!!!!

  5. Gisse, pues sí ambos recordamos el mismo hecho pero desde dos ángulos distintos jejejejejeje
    alguien recordó el jonrón de Pacheco en el Guillermón, ese si lo tengo clarito…. ¡porque yo estaba en las gradas! y te juró que estaba seguro de que Pacheco por los menos daría y fly largo a los jardines y bueno… con el jonrón fue el delirio. Así que tengo una idea que como vivieron ese jonrón de Pestano en las gradas del Sandino. Ese, sin dudas, será uno de los grandes acontecimientos que siempre se recordará allí.
    saludos de nuevo..

  6. EN EL ULTIMO CAPEONATO EN EL 95 PESTANO DECIDIO CON UN HIT POR ARRIBA DE PRIMERA CON MICHEL PERDOMO EN LAS BASES Y AHORA 18 AÑOS DESPUES DA UN HOME RUN CON BASES LLENAS QUE TAMBIEN FUE DECISIVO…..SIMPLEMENTE ES UN GRANDE….!!!

  7. Felicidades Gisse, lo disfrutamos mucho acá, Sagua fue locura, no lo puedes imaginar, el pueblo en las calles, con latas, cubos y calderos, todo sonaba, experiencia inovidable. Excelente comentario.

  8. Gisselle, avisame, si tengo que recurrir a mis dotes de escritor, o de puritano, o conferencista, o de cualquier cosa q se le asemeje intelectualmente, para con verbos rebuscados pero precisos, adjetivos de ocasion pero perdurables, captar tu atencion. Sin dudas, mi frase, que no salio de ninguna Universidad, aunque yo la termine y con muy buena nota, refleja el sentir d alguien que te admira y mucho, pero q cubano al fin, no deja de expresarse como cubano contemporaneo. Me encanta Heras y Lopez Sacha, … en general me encantan los Novisimos, me encanta un coterraneo tuyo, Pedro de Jesus, y algun metatrancoso discurso pudiera emplear para expresarte lo que mi corazon siente cada vez que te leo, pero creo seria redundar demasiado porque con esa frase, resumo el sentir no solo mio, sino de muchos que no saben expresarse como Demostenes quizas, pero te admiramos. Repito, no te me asombres, !!!!Que bien escribes… CARAJO!!

  9. Pobre Rumersindo…. lo peor es q la gente piensa que yo me llamo Rumersindo, debo aclararte, que fue un nombre de guerra q tuve que adoptar en la clandestinidad de los comentarios en el JR.

  10. Hola Giselle, me gustó mucho este comentario acerca de las rivalidades existentes entre Pestano (sin dudas el mejor receptor de la pelota cubana en estos momentos, y quien sabe, si de toda la historia de esta) y Víctor Mesa una leyenda del propio beisbol.
    Te pregunto, eres sagüera?? hija de Jorge y Anita???. Son mis amigos, los felicito por la hija que tienen…..
    Saludos…

  11. Cantinflear
    Etimología: epónimo del nombre del personaje Cantinflas creado por el cómico méxicano Mario Moreno Reyes.
    Verbo intransitivo
    Hablar sin comunicar mensaje alguno ni cubrir el punto. También puede consistir en el expresarse con frases, o palabras incoherentes, incompletas o fuera de orden. La palabra surge para describir el particular modo de hablar del personaje Cantinflas creado por el cómico mexicano Mario Moreno Reyes quien participó en decenas de películas y obras de teatro (en el siglo XX). Este modo de hablar era utilizado por Cantinflas para intentar confundir o convencer a otros de que él tenía la razón aún cuando no necesariamente fuera ese el caso.

    Ámbito: Chile, Cuba, México, Perú

  12. ciertamente: Felicidades! por el triunfo de Villa Clara en la pelota y porque escribes muy bonito…voy a ver si leo otras cosas tuyas. saludos

  13. Una nutrida y espontánea manifestación de pueblo acompañó al equipo Villa Clara de béisbol en su tránsito por los poblados villaclareños hasta su arribo al Parque Vidal, de Santa Clara, donde el delirio por la novena Naranja, que acaba de vencer dos veces a Matanzas, alcanzó proporciones inusitadas.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s