AHS: ¿subvertir el status quo?

AHS subvertir el status quoLa Cultura cubana entendida así, en mayúscula, no nació justamente cuando Perucho Figueredo, sobre la montura de su caballo —según la versión más extendida y romántica del suceso—, escribió en folios desperdigados y diseminó como pólvora la letra de La Bayamesa, marcha que habría de convertirse, a la postre, en nuestro Himno Nacional.

Ni siquiera ese hecho fundacional, de tremendísimo valor simbólico, hubiese sido más que una escaramuza de ocasión si no lo hubieran antecedido décadas, siglos incluso, de una búsqueda incesante de lo cubano; poco habría significado para esta isla el 20 de octubre de 1868 si la muchedumbre hubiese coreado “que morir por la Patria, es vivir” de dientes para afuera.

Se convirtió en el Himno Nacional porque el pueblo lo hizo suyo, no viceversa; lo cual es una señal inequívoca de que solo perdura lo que consagra la voluntad colectiva y de que precisamente eso, el origen popular de nuestra Cultura, ha de celebrarse, más que con una jornada al año, con la batalla campal y casi titánica por la permanencia.

Permanencia que no significa, en modo alguno, inmovilismo: tanto se ha transfigurado la cultura nacional como las circunstancias mismas del cubano, de modo que a estas alturas difícilmente se podría desenredar la inextricable madeja de los orígenes y culpar a determinada etapa histórica por tal o más cual rasgo identitario.

La sociedad cambia y, con ella, la Cultura; verdad de Perogrullo que basta, sin embargo, para explicar el debate al que asiste por estos días el corpus artístico de la nación: de un lado, las políticas culturales enraizadas durante décadas —la enseñanza del arte al alcance de todos, la gratuidad o bajos costos de los espectáculos, el rechazo a la banalidad—; de otro, las inevitables variaciones que en el panorama cultural han impuesto las coyunturas económicas de los tiempos que corren.

¿Cómo conciliar la rentabilidad con el goce estético? ¿Sobrevivirán las manifestaciones artísticas que no figuran en la preferencia de las grandes mayorías? Proyecto cultural que no produzca dividendos, ¿estará condenado al descalabro?

Frente a semejantes inquietudes se dirimen los intelectuales y artistas cubanos: los pilares de nuestra Cultura —esos que el pueblo suele llamar “las vacas sagradas”—, desde las instituciones, los medios de prensa y demás recintos legitimados; los jóvenes creadores recién llegados a las lides del arte, desde las calles y cualquier espacio informal que se avenga a sus estéticas, tanto las más ortodoxas como las menos convencionales.

Buscar nuevos cauces a la creación artística es, en definitiva, el propósito de todos, aunque resultan los jóvenes los más interesados en encontrarlos ya, no solo por la impaciencia tan típica de la juventud, sino porque de tales derroteros dependen, en buena medida, los modos futuros de concebir el arte.

Los noveles creadores lo saben, y por ello se reunieron durante meses como parte del proceso orgánico promovido por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) para dar voz a sus afiliados.

Los debates suscitados en las asambleas de células y secciones en todos los territorios y, finalmente, en la sesión plenaria del II Congreso que concluyó el pasado sábado en predios capitalinos deberán redundar, si los acuerdos del cónclave no terminan apolillados en alguna gaveta, en un panorama más propicio al arte joven, más abierto a los aires de cambio que tanto piden los miembros de la AHS.

El concepto mismo de “pedir” tendrá que desaparecer, necesariamente, del discurso y el quehacer cotidiano de los jóvenes creadores cubanos, porque denota una conducta pasiva, una tendencia a esperar por la venia de las instituciones que conceden o no, en dependencia de sus agendas y presupuestos.

Si para algo deberá servir el recién concluido Congreso de la AHS es para que sus afiliados terminen de comprender la urgencia de subvertir el orden —a ratos desfasado— de esas mismas instituciones; al menos así se constató en todos los intercambios, desde los municipios hasta el trabajo en comisiones de la cita habanera: que se impone solucionar, de una buena vez, el tan cacareado divorcio entre las formas ortopédicas de concebir el arte y las más irreverentes manifestaciones de la contemporaneidad.

Para ello habrá que confiar más en los jóvenes, contar con su parecer y su obra —eso sí: de cada cual, según su talento— a la hora de diseñar las políticas culturales, de manera que no continúen siendo ese rebaño de incomprendidos que las instituciones miran con desdén sin atreverse a darles las riendas.

De cualquier forma, terminarán por imponerse en el concierto de la Cultura cubana, ya sea gracias al diálogo cordial y enriquecedor entre generaciones o por el inexorable paso del tiempo; un escenario no tan lejano que describió, con el gracejo propio de la genialidad popular, una espirituana frente a un concierto organizado por la AHS: “Y pensar que esos peluítos van a ser los Miguel Barnet y los Abel Prieto de Cuba en un abrir y cerrar de ojos”.

Anuncios

7 comentarios en “AHS: ¿subvertir el status quo?

  1. Sin ser ni de lejos especialista en temas culturales, me aventuro a opinar sobre lo que veo y creo conocer, de lo que me es más inmediato. Conozco artistas jóvenes que han sido tocados generosamente con el don de la creación estética. Hacen maravillas, en las manifestaciones del arte a las que se dedican, provocando en mi (y en otros) el genuino gozo estético, uno de los milagros de los que es capaz el arte. Ahora bien, conversar con muchos de ellos no conduce sino a la decepción: sin el más mínimo vuelo intelectual, son incapaces de comprender la enorme responsabilidad social que entraña el crear, la necesidad de estar activamente en el mundo, de entenderlo, de analizarlo críticamente, con algo más que el simple “ojo” o “sensibilidad” artísticos. Más que “arte joven”, creo que necesitamos “intelectualidad joven”, que no la veo muy abundante. Un blog como el tuyo, por ejemplo, es la excepción y no la regla. Y es esa la razón por la cual no creo que baste un abrir y cerrar de ojos para que esos “peluítos” sean los futuros Miguel Barnet y Abel Prieto.

    1. Es cierto, Abdel: la intelectualidad joven no abunda, ejemplos concretos tenemos a diario, desde muchachos que se acogen al estereotipo del artista adolescente, hasta celebridades instantáneas de cuestionable pedigrí. No basta con decir: yo pinto, yo tengo un proyecto, yo escribo cartas de amor. No basta, definitivamente…

  2. El talento se puede considerar como un potencial. Lo es en el sentido de que una persona dispone de una serie de características o aptitudes que pueden llegar a desarrollarse en función de diversas variables que se pueda encontrar en su desempeño.
    Ej:La Sra penso que los “peluítos” carecian de talento y se dedicarian a ser censores y comisarios culturales.

  3. Opinio:In general, an opinion is a judgment, viewpoint, or statement about matters commonly considered to be subjective, i.e. based on that which is less than absolutely certain, and is the result of emotion or interpretation of facts. What distinguishes fact from opinion is that facts are verifiable
    I.e:Quizas la periodista comprenda mejor el siginificado de OPINION en ingles y respete la de sus lectores en español.

    1. Respeto su opinión, Virulo, cada cual opina lo que su capacidad intelectual le permite. I understood your speech but, seriously, your copy and paste skills makes me sick. That simplicity of yours…

  4. Velar porque la programación cultural sea pensada por la AHS desde la calidad de las propuestas artísticas, desde la excelencia, fue el llamado de Fernando Rojas. «La Asociación no puede perder el sentido de selectividad, el sentido de arte de vanguardia que siempre la ha distinguido», dijo, una idea que fue otra vez aprobada por consenso.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s