Ni casas shoppings ni cine 3D

Ni casas shopping ni cine 3DPuedo entender que al Estado le molesten las casas shoppings, que pretenda cortar de raíz —con bastante retraso, por cierto— las tiendas privadas que han venido creciendo hasta en los más recónditos bateyes de la isla al punto de convertirla en un gran bazar.

Puedo entender que al Estado le molesten y no precisamente porque afectan el ornato público esas tendederas de ropa colgadas lo mismo en un balcón de Centro Habana que en un portal de Yaguajay; sino porque socavan el monopolio de las tiendas recaudadoras de divisas, abarrotadas de mercancías de dudosa calidad y peor precio; y porque —para ser justos— quienes han urdido este trapicheo pagan en la Aduana por el fin estrictamente doméstico de sus mercancías.

Puedo entender que el Estado haya decidido no dejarse tomar el pelo ni un minuto más allá del 31 de diciembre de 2013, fecha en que las modistas y sastres deberán desempolvar las máquinas de coser o prescindir de la patente por la que han venido pagándole al fisco apenas una hilacha de lo que ingresan en verdad.

Que conste: nada tengo en contra —ni especialmente a favor— del sindicato de mercaderes inconformes que han llegado a montar boutiques mejor surtidas que La Puntilla y que, si el olfato no me falla, después del ultimátum pasarán tranquilamente a la ilegalidad. Solo digo que puedo entender la molestia del Estado en el caso de las presuntas costureras; no consigo, sin embargo, comprender la cruzada contra los cines 3D.

No creo que estas salas privadas le roben de golpe la audiencia a los cines convencionales, ya bastante vacíos no solo en Cuba —donde aire acondicionado y pantalla grande no suelen coincidir—, sino en el mundo entero; o que las carteleras de estos espacios resulten hidras de violencia imposibles de controlar. En última instancia, pésimos filmes del más burdo estilo Hollywood también exhiben los cines capitalinos y de provincias cuando quieren recaudar.

Será que no percibo el peligro real del cine 3D para la formación ideológica de nuestros adolescentes y jóvenes porque no se me ocurriría pagar la exorbitante tarifa de 3 a 5 CUC —exorbitante para mi salario, aclaro— por un paquete de palomitas, un refresco gaseado y el susto de ver abalanzarse sobre mí a las criaturas de Avatar.

La culpa, en definitiva, no la tendría el propietario del cine, que invirtió en tecnología y ambientación del local, sino quien nombró la actividad por cuenta propia como “operador de equipos para el entretenimiento infantil”, una denominación tan imprecisa que no excluye, en modo alguno, a quienes ejercen esta modalidad. ¿No operan un equipo? ¿No se entretienen los niños? ¿Qué violación cometen como para mandarlos a parar?

Contra el cine 3D se ha actuado como mejor sabemos: botando el sofá. Más fácil que garantizar la asesoría mínima a los propietarios y revisar sistemáticamente el banco de películas —como da Salud el visto bueno a los elaboradores y vendedores de alimentos—; más fácil que supervisar es, por supuesto, prohibir por decreto y anunciarlo luego en la tan de moda Nota Oficial.

Anuncios

8 comentarios en “Ni casas shoppings ni cine 3D

  1. Poco que agregar, si acaso que las shoppings particulares le han dado una lección al gobierno cubano de la que debería aprender. Negociaciones de precios, créditos, rebajas, y una oferta más acorde a los gustos contemporáneos. Venden mucha pacotilla, es verdad, mucha ropa con carteles en serie y con banderitas británicas, pero al menos en materia de variedad y posiblmente de calidad le dejan una larga raya a las tiendas estatales. Yo no las prohibiera, las dejara con reglas bien claras y con impuestos por la venta y por la importación. Pero cómo aguantan las TRD semejante competencia. Y de los cines 3D, qué decir. Se podría negociar con ellos la exhibición de determinados filmes, se les podría facilitar el acceso a algunas películas, a las mejores de Cuba, por ejemplo, y también podría exigírseles por la calidad de lo que exhiben sin que ello signifique cerrar sus puertas. Se podría, ante todo, pensar qué hacer antes que prohibir, incluir antes que generar disgusto y alentar, porque no van a dejar de existir por decreto, las ilegalidades.

  2. Monopolio. Concesión legal a una empresa que le permite la fabricación o control comercial de un producto o servicio en exclusiva:
    Ej.Los vendedores de ropa le hacen competencia al monopolio de las tiendas del estado ,que son de Gaesa, que asu vez pertenece a la FAR que es quien gobierna en Cuba a traves de su jefe
    Censurar:Suprimir o modificar en una obra destinada al público lo que el censor ha creído conveniente
    El estado cierra los cine 3d por que le es mas dificil contrloar la informacion cuando la maneja un privado..Por eso, en las condiciones actuales ,no habara una estacion de radio,tv,periodico o ninguo otro medio informativo en manos particulares .La periodista tendra que seguir ganado 30 cuc a pesar de su evidente talento

  3. Este post también deberían publicarlo en Escambray, digo Escambray porque yo sé quen el Vanguardia no lo va a hacer. saludos desde Jibacoa.

  4. Bien, Gisse, MUY BIEN!!! Ese fue el tema del debate de este martes en una clase que tuvimos en Vanguardia. Nosotros queríamos, mi grupo de la Universidad, ir a ver una película 3D porque pensamos que la clausura era, como las tiendas particulares, el 31 de diciembre, pero nos ecnontramos con que ya las puertas de la tercera dimensión habían cerrado.
    Sí coincido en que de alguna forma hay que ponerle fin a este proceso de disfrazar patentes por parte de los cuentapropistas, eso sí…, pero esos argumentos que esgrimieron para desaparecer los cines 3D me molestan sobremanera: que si no aportan cultura, que si el mensaje… como simuchas de las películas del sábado no fuera de factura americana!!! Como si la gente no tuviera dos dedos de frente, y por el consumo de filmes de este tipo se les borrara la memoria o se les nublara el cerebro.
    Para algunas cosas tenemos una mente tan abierta que nos alaban a nivel mundial, pero en otras cuestiones parecemos caballos indomables, creo yo.
    Por esta vez, no me convencen los argumentos dados… como a ti.
    Será que nunca podremos ir juntos a disfrutar de la tercera dimensión?
    Un beso grande.

  5. Todas esas tiendas que mencionas, al cerrar el 31 de Diciembre proximo, pasaran a la ilagalidad. No pagaran al estado ni licencia ni impuestos. La ilegalidad continuara en el patio, en un cuarto o en el garage, pero con mas ganancias, ahora que no tendrn que coger parte de las utilidades en darle su parte al estado. Quien pierde mas? El estado, por supuesto.

    Estuve en Cuba hace pocos dias y no vi una sola tienda, de las muchas que visite, que vendiera ropa de calidad. Todo era basura, trapos, confecciones mal terminadas y de la peor tela. Ya que eliminan la competencia, el estado deberia abrir algunas tiendas en provincias con productos de mejor calidad para el que pueda pagar el precio, Ah, no piense Ud. que estas porquerias las venden baratas. Como si estuviera en El Corte Ingles de Madrid, Harrods en Londres, Laffayette en Paris o Macys en New York

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s