La parábola del trueque

La parábola del truequeHe vuelto a escuchar un pregón que creí desaparecido hace casi 20 años: “Cambio espejos por malanga, ropa por frijoles, toallas por arroz…” y un larguísimo rosario de trueques que se me fueron haciendo ininteligibles a medida que las mujeres se alejaban por el pasillo del 12 plantas.

Sucedió un domingo al mediodía, esa hora en que el sopor y las propuestas de la televisión cubana adormecen al más pinto de la paloma. “Es la bobería del almuerzo”, me dije y retomé la siesta, pero no pude conciliar el sueño evocando otra tarde de domingo de 1994 cuando mi madre decidió enrolarse en una empresa semejante.

“Vamos, chica, no lo pienses tanto —trató de convencerla una amiga—; en resumidas cuentas, si no cambiamos nada, al menos damos el paseíto”.

Pero el “paseíto” fue más bien una Odisea en el lomo de un tren que las internó a ambas Villa Clara adentro: Vueltas, Quinta, Pavón y cuanto caserío se les cruzara en el itinerario.

Esbozaron un sencillo modus operandi: tocarían a la puerta —apenas cumplieron ese paso porque en las zonas rurales, por lo general, las puertas permanecen abiertas—, saludarían intentando no parecer desesperadas y, como si realmente no les hiciera falta, propondrían a los guajiros un intercambio amigable entre la ciudad y el campo: estuches de cosméticos por algunas libras de papa; jarras plásticas por ristras de ajo; un vestido de salir por arroz, mucho arroz…

Analizada a la luz de hoy, podría parecer una artimaña desleal, más digna de Cristóbal Colón con los indios del Caribe que de dos profesionales graduadas en el Instituto Superior Pedagógico; pero en aquel entonces —quien haya sobrevivido a los 90 en Cuba lo sabe— hacía falta de todo en todas partes. Y los guajiros necesitaban productos industriales, por suerte para mi madre, para su amiga y para los cientos de poblanos que habían pasado antes.

Regresaron cargadas de comida, es la verdad, porque al parecer los campesinos se apiadaron de esas dos muchachas bitongas que apenas habían salido del asfalto; pero regresaron también con un cansancio de siglos sobre la espalda.

“Siéntate ahí —la reprendió su hermano, que llevaba horas esperándola—. Cuando tú quieras, agarra esa mochila y hazte la aventurera de nuevo. Cuando tú quieras… El día que en esta casa no haya comida, pues no se come, pero tú no tienes que andar cambiando cosas por los montes”.

Yo, que espiaba tras las cortinas, tuve edad suficiente para aquilatar la mezcla de susto e indignación con que la regañó mi tío; ella, que lo respetaba casi en la misma medida en que lo quería, supo que él no estaba jugando y que, por tanto, tendría que aprender en lo adelante a sortear la carestía con dignidad.

Recordando con dolor aquella estampa del 94, escuché de nuevo las voces que se acercaban: “Cambio espejos por malanga, ropa por frijoles, toallas por arroz”. ¿Habrán concertado algún trueque? Veinte años después, ¿habrá reemergido la práctica del cambalache? ¿La ciudad será invadida ahora por el campo? Las escuché pasar, tragué en secó y tapé mi cabeza con la almohada.

Anuncios

20 Respuestas a “La parábola del trueque

  1. Aquellas estampa del 94 y mucho antes las viví en carne propia, realizaba turismo campista en tren a los lugares mas recónditos en busca de alimento y lo que fuera, era necesario conseguir algo a falta de todo, la tarea, mejorar la existencia alimentaria en el hogar,fueron momentos muy duros que no dejan de ser atractivos por lo lindo y esplendoroso del paisaje en nuestros campos,roguemos en contraposición no vuelvan tan necesario y duces recuerdos a nuestras vidas.-

  2. Luis Orlando León Carpio

    Sin palabras!!! lindo Gisselle, de ese período de Cuba siempre hay historias para contar que le aprieten a uno el corazón, con una suerte de humor y desgarro imposible de definir. !Qué tiempos aquellos! !Qué tiempos estos!

  3. La editora narra su propia experiencia en el periodo especial de 1991 a 1994. La mia no es distinta, pero 26 años atras.
    Cuando FC decreto en 1968 “la ofensiva revolucionaria”, que no era otra cosa que la nacionalizacion, o confiscacion de la mediana empresa privada ( bodegas, cafeterias, restaurantes, carritos de fritas, tiendas de ropa, etc; etc ) , el pais se sumo en una profunda escacez de alimentos que no termino hasta 1972. Fueron 5 años muy criticos que nos obligo a salir al campo los fines de semana con sabanas, botas de trabajo, mosquiteros y ropa de trabajo de hombre, para canjear a los guajiros por arroz, gallinas, platanos, cerdos o un chivo. Y no pocas veces, cuando llegabamos al Punto de Control en la entrada del pueblo, la policia nos abordaba y nos confiscaba la comida. Cuanto dolor y frustracion por aquel atropello por el solo hecho de llevar comida a una casa donde habia 3 niños y 2 adultos.
    Entre 1968 y 1972, vi muchos vecinos que no tenian que comer. Algunas veces, un trozo de pan duro y un vaso de agua de azucar era el unico bocado de la cena. Con la cuota mensual, se comia 15 dias. Y el resto del mes? Ahi comenzo “el trapicheo”, el contrabando, el robo de comida al estado, la resolvedera, que tambien era hurto institucional.
    La escacez de comida durante ese periodo fue “la joya de la corona” de la desastrosa Ofensiva Revolucionaria. Vaya triste nombre para recordar !

  4. Gisselle, no la vi por el Escambray y la encontre por aqui.
    Saludos.

  5. Hace unos dias, la prensa de Miami reportaba que el trueque estaba generalizandose en Venezuela. Segun el articulo, la gente ya no bota lo Viejo a la basura, lo guarda para el canje. Tienen paginas en la internet dedicadas al trueque.
    Recuerdo en los annos 60s a un sennor comentar que Cuba estabamos llegando a la etapa de la Comunidad Privitiva, segun se describia en el libro de NIkitin. En la pelicula “Lo que deje en la Habana” hay una escena muy emotiva y comica donde se trueca de todo. Se ofertan las
    “Las Obras Completas de Lenin” Je Je.
    Y la protagonista exclama: Sennores funcionarios , yo quiero un vestido.
    Mi cuerpo por un vestido.

  6. Triste, Gisse. Lo peor es que veinte años después, las cosas estén tan mal para muchos que siga ocurriendo. Besos

  7. Desapareció el enlace a este sitio desde el periódico. Porque la ponen difícil, pudiendo ser fácil?.. Opino que de continuar el estancamiento económico.Se volverá al trueque primitivo, por que ya se imprime mas dinero que lo que puede respaldar la economía y eso es inflación, lo mismo que hubo, solo que todavía se ha llegado al nivel de 1994,pero se va en ese camino sino se privatiza a economía o si Venezuela deja de suministrar petróleo en las condiciones actuales

  8. Kilo12ycolon soy José Luis pero no pude cambiar el nick

  9. Mira que ese kilo 12ycolon es simple. Qué tiene que ver la impresión de dinero con esta estampa particular que hace Yisel. Inflación ni inflación. Acaba el compañerito de mezclar la gimnasia con la magnesia, como leí por ahí hace un rato.

  10. Las reformas raulistas, destinadas en parte a resucitar el papel de la pequeña empresa privada ( los cuentapropistas) no es mas que el reconocimiento del rotundo fracaso de La Ofensiva Revolucionaria y todas sus nefastas consecuencias: la desaparicion de la empresa privada, la llegada de la escacez de comida y el trapicheo, como forma de robo al estado por parte de obreros y jefes.
    Como dice Pedro Campos, academico, ex-diplomatico y una de las mejores plumas criticas en la Cuba actual: “la estatizacion y centralizacion de la economia fue, es y sera un fracaso”. Y sin decirlo textualmente, el presidente Raul Castro le esta dando la razon.

  11. Jose rodriguez..APRETASTE compay!!!

    ..PARA DONDE VAMOS?… PARA UN CAPITALISMO BANANERO O UN SOCIALISMO EFICIENTE..
    Lo que describe la autora no es mas que una fotografia hablada de muchas familias cubanas de aquella epoca..

    En edificios de 4 – 5 pisos [ CUARTERIAS VERTICALES] cocinando con lenna..Lo recuerdan?…Eso se dice y no se cree!!..esas huellas estaran grabadas en el subconciente para largos annos y generaciones..Incluso despues de la muerte fisica de estas generaciones autoras!!!

  12. Mariley Responde
    Mira que ese kilo 12ycolon es simple. Qué tiene que ver la impresión de dinero con esta estampa particular que hace Yisel. Inflación ni inflación. Acaba el compañerito de mezclar la gimnasia con la magnesia
    —–
    Je Je Pues mira que si Mariley.

    Que la mercancia, que a decir de Marx satisface necesidades, sean tanto del estomago como de la imaginacion, se utilice no para su propio consumo sino para adquirir otras mercaderias es una anomalia normalmente provocada por periodos hiperinflacionarios.

    Para seguir con Marx. Yo entrego cinco varas de lienzo hoy, a cambio de una levita porque si acepto billetes de banco, en una abrir y cerrar de ojos, con ese dinero no podre comprar ni el forro de la levita.

    Mi madre me confesaba- por los annos 60s, mucho antes de que me devanara los sesos entre otros con Smith, Walras, Keynes, Kantorovich, Marshall, Keynes y Vasiily Leontiev la razon de que cambiara nuestra cuota de cigarillos por leche condensada: “Me ofrecian cien pesos , pero hoy en dia no hay nada que se pueda comprar con dinero”

    Por supuesto que en condiciones normales,. el dinero juega su papel.

    Si por ejemplo, manana quisiera relajarme un rato con la divina Pocahontas Ja Ja – esta chica, me va a pedir 240 constantes y sonantes en lugar de pedirme como suele hacer mi esposa cada semana, que le llene la despensa de pan, café, leche, mayonesa, jugos, dulces. frutas !Trae bastante pan!

    .

  13. lNuestra admirada blogger Gissele en este otro bello comentario
    utiliza la palabra Cambalache en lugar del trueque que trae la pobreza
    y aprovecho para colgar la letra de este fenomenal tango muy Viejo pero que mantiene su vigencia:

    Espero lo disfruten y no se depriman,… como me ha pasado releyendo lo

    que sigue:

    Siglo XX Cambalache

    Que el mundo fue y sera una porqueria,
    ya lo se…
    En el quinientos seis
    y en el dos mil también!

    Que siempre ha habido chorros,
    maquiavelos y estafaos,
    contentos y amargaos,
    valores y doblés…

    Pero que el siglo veinte
    es un despliegue
    de maldad insolente
    ya no hay quien lo niegue.

    Vivimos revolcaos en un merengue
    y en un mismo lodo
    todos manoseaos…
    Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor..!
    Ignorante, sabio, chorro,
    generoso o estafador!

    Todo es igual! Nada es mejor!
    Lo mismo un burro
    que un gran profesor!
    No hay aplazaos ni escalafon,
    los inmorales nos han igualao.

    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambicion,
    da lo mismo que sea cura,
    colchonero, rey de bastos,
    caradura o polizon…

    !Que falta de respeto,
    que atropello a la razon!
    !Cualquiera es un señor!
    !Cualquiera es un ladron!

    Mezclao con Stavisky va Don Bosco
    y “La Mignon,”
    Don Chicho y Napoleon,
    Carnera y San Martin…

    Igual que en la vidriera irrespetuosa
    de los cambalaches
    se ha mezclao la vida
    y herida por un sable sin remache
    ves llorar la Biblia
    contra un calefon.

    Siglo veinte, cambalache
    problematico y febril!
    El que no llora, no mama,
    y el que no afana es un gil.

    Dale nomas! Dale que va!
    Que alla en el horno
    nos vamo a encontrar!
    No pienses mas,
    sentate a un lao.
    Que a nadie importa
    si naciste honrao.
    Que es lo mismo el que labura
    noche y dia, como un buey
    que el que vive de los otros,
    que el que mata o el que curra
    o esta fuera de la ley.

  14. SENELIO, los jerarcas siguen pregonando “socialismo”, pero dentro de 10 anos, esa palabra solo quedara en los carteles que adornan la Via Blanca. La economia estatal no funciona, ni crece con tantas ataduras y prohibiciones, asi que soy pesimista en el modelo que quiere el general para las nuevas generaciones. Recuerde que el prometio retirarse en el 2018. El pais que le deja a Diaz Canel, es una olla hirviendo.
    Ojala y que para esa fecha, ninguno de los generales que bajo de la Sierra Maestra, este en activo, porque de lo contrario, todo lo que hemos avanzado, aunque a paso de tortuga, lo echaremos por la borda en un 2 X 3.

  15. Mariley:Si no imajinara que es una dama,y tuviese la misma carencia de educacion formal que UD tiene al ofender a alguien que no conoce,que no se ha metido con UD ni siquiera le escribia directamente,le contestaria del modo que en mi barrio(kilo12) se le responde a personas que como UD se meten donde no la llaman y encima lo hacen de un modo que raya en la estupidez..Ud no puede ver la relacion porque carece lo que debio adquirir en la ecuela para comprender o quizas tiene lago congenito que se lo impide y aun en su ignorancia se atreve a opinar de lo que completamente desconoce.

  16. Por cierto inagotable,tampoco me he dirigido a UD,ni me creo gracioso y como el espacio es democratico opino del modo que me plazca,al menos no atraganto a los demas opinantes con la cadena de tonterias que UD escribe,ni me creo poeta niuso las composiciones de otros pa ra mi narcisismo

  17. Por cierto su Nick es apropiado:Es una INAGOTABLE fuente de verborrea,como decia el genial Alvarez Guede..padece de incontenincia verbal o palabritis diarreicas

  18. Se formo la de San Quintin !!!!.
    Amigos, aportemos un poco de serenidad, que los animos no deben seguir exaltados. Este intercambio de acusaciones y descalificaciones no conduce a ninguna parte.
    Gracias !

  19. Comenta Jose:

    Se formo la de San Quintin !!!!.
    ——

    Ja Ja. Me he buscado tremendo discurso , Este sennor,

    me e interpreta mal
    Ja Ja

    Redacte pesimo,pero aclaro que cuando le digo a la joven

    Pues mira que si Mariley. lo que quise decir es que efectivamente,

    el tio, que me salta a la garganta como una fiera, tenia razon.

  20. disculpame ,pero estoy tan lejos de casa que esa foto del pasillo de casa de Anita me puso nostalgico

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s