Cuando la creatividad no alcanza

Cuando la creatividad no alcanzaNo sé si el amor alcanza, con los saltos que provoca en el estómago y las tonterías que en su nombre se suelen cometer; no sé el amor, pero la creatividad no le ha alcanzado al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) para redondear una telenovela como Dios manda.

A estas alturas, tan acostumbrada estoy al bajón de calidad que han dado nuestros dramatizados de turno que no se me ocurriría pedir un culebrón como Sol de batey, Pasión y prejuicio o Tierra brava, capaces de detener un país de por sí detenido en los albores del período especial; ni siquiera como los más contemporáneos Al compás del son, Bajo el mismo sol o La otra esquina; pero una nunca termina de resignarse a la mediocridad audiovisual en que ha caído nuestra pequeña pantalla, al parecer sin remedio.

Medio predispuesta le entré a la primera entrega de Cuando el amor no alcanza, el nuevo producto estrella del ICRT que, con guion de Maité Vera, colaboración de Consuelo Ramírez y dirección de Jorge Alonso Padilla, transmite Cubavisión en las noches de martes, jueves y sábados. Medio predispuesta le entré, solo para salir completamente convencida de que lo asumiría como un programa humorístico más en la parrilla de la televisión cubana.

No puedo enfrentar de otra manera una producción con tan pocos matices, tan escasas sutilezas y tantos descalabros en la dirección de actores que una llega a preguntarse si lo que tiene delante —en 50 minutos que se vuelven interminables— es el capítulo de una telenovela o el cuadro dramatizado de Cuando una mujer. Casualmente ambos espacios comienzan con “cuando”…

A mí no hay quien me convenza de que los problemas de esta serie en específico son de presupuesto: se podía filmar dentro de un estudio levantado con cajas de cartón; se podía prescindir de las luces idóneas; se podía, incluso, lamentar los deslucidos diseños de vestuario y maquillaje y, aún así, con un buen guion de base y un mínimo de creatividad, el resultado final quizás no hubiese sido tan precario. Tan naif.

Quiero pensar en los buenos propósitos detrás de cámaras, en el arduo trabajo de los actores que debutan en televisión —los “Oh, Charito” de estos tiempos—, en los esfuerzos de una posproducción más dilatada de lo que aconsejan las buenas prácticas.

Quiero pensar en ello para no preguntarme, por enésima vez frente a los audiovisuales del patio, ¿quién decide cómo distribuir los muy menguados fondos del ICRT? ¿Quién aprueba guiones que luego ni Robert de Niro pudiera recitar orgánicamente? ¿Algún día entenderemos que los públicos en Cuba tienen mando para cambiar de canal y saben usarlo?

Si algo se le agradece a Cuando el amor no alcanza —en el fondo, siempre terminamos agradeciendo algo— es el intento de recolocar en pantalla la realidad insular contemporánea, el desvelo explícito de los realizadores por llevar a primeros planos no tanto el contrapunteo cubano de los precios y el salario, como las más disímiles historias de nuestra cartografía emocional. Agradecer, lo que se dice agradecer, solo eso: el intento.

Anuncios

9 comentarios en “Cuando la creatividad no alcanza

  1. Absolutamente de acuerdo con la periodista. Gastando la poca plata y alimentando otras vías de entretenimiento. Da pena.

  2. Una lástima que cada nueva novela esté peor que la anterior. Los cubanos ya tenemos “espuelas” en eso de saber aquilatar los productos televisivos, pero al parecer muchos de los que están del otro lado de la pantalla creen que es al revés. Esto que digo también aplica a otros programas como por ejemplo, “A puro corazón”, que por suerte hace ya varios domingos que no sale al aire.

  3. Ja Ja. Vi una media hora del primer capitulo. !Lentisimo!
    Los creditos toman mucho tiempo, Lo mas simpatico que encontre
    fue que el chofer del almendron enganna a su esposa muy emocionado con
    una gordita Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja Ja que es una vacuna contra
    la lujuria. A proposito, Finalmente entre en el grupo de
    los esposos fieles. y complacientes que solo se escapan de casa para Ja Ja Ja hacer compras. Como dice el joven en el Segundo capitulo
    “Mi esposa no merece que la enganne”. Creo que si voy a Cuba,
    solo sera para ver a la vieja,,, y entregarle a Gisselle la ristra de ajo prometida, Me tiene con un trauma saber que el ajo le sea imposible,
    Saludos

  4. Quieren algo mas aburrido que la programación de las noches de sabado y domingo? Y no prohiban los “paquetes” que solo lograrán que pasen al clandestinaje.

  5. Es imposible que haya creatividad porque las cabezas pensantes han sido marginados y sustituidos por burocratas con carnet. Hay un viejo refran que dice, “que sabe el puerco de espejuelos” ?
    Quieren mejor prueba que al renunciar como Ministro de Cultura Abel Prieto, fue nombrado en su lugar un coronel retirado. Que hace un militar dirijiendo un ministerio como el de cultura? Por supuesto que el nombramiento no gusto a la clase intelectual. El hombre estaba recluido las 8 horas en su oficina y no aparecia en actos institucionales en los que Abel Prieto o su antecesor, el Dr Armando Hart hacian acto de presencia.
    El paso del coronel por el Ministerio de Cultura, como era de esperarse, fue mas rapido que un viento platanero.

  6. Excelente artículo, es similar a lo que hubiera escrito yo sobre el tema porque da lastima ver como se dilapida el dinero en algo tan cursi, en el capítulo 2 no hubo una escena sin violencia física o verbal, explotaron los conflictos en nuestra cara sin preparación alguna. La escenografía un horror, aquí o no llegan o se pasan, en algunas novelas son mansiones de Miramar y en otras unas paredes sucias y horrendas.No creo que mejore, he perdido las esperanzas.

  7. Cuando no alcanza el amor.

    Je Je. Creo que sonaria mejor invertir la frase Lei que van a

    poner una telenovela brasillena de la creadora del Clon, basada

    en una mujer que es secuestrada y llevada a Estambul para ejercer

    la prostitucion, La Guerrera, debe ser un exito semejante al Clon.

  8. Lo que no alcanzo a comprender son las malas actuaciones, con la consiguiente mala caracterización de los personajes; aunque el guion no esté a la altura de una buena factura, pudiera salvarlo el histrionismo. No convencen, son poco creíbles. Creo entender que el argumento es la promiscuidad en las parejas, ¿o no? Vaya, que si no te alcanza el amor, pega un tarro.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s