Paquito, el del Vaticano

Paquito, el del VaticanoSalió humo blanco de la Capilla Sixtina y Jorge Mario Bergoglio se convirtió así, de un bostezo de la chimenea, en el primer Papa nacido a este lado del Atlántico en la historia de la humanidad. Más bien, de sus últimos 500 años, porque antes el mundo se acababa frente a las costas de Europa.

Entonces se supo que emprendería su pontificado bajo el tan humilde nombre de Francisco y que no solo sería el primer Papa latinoamericano, sino también el primer Papa jesuita, lo cual resultaba más improbable aún. Latinoamericano y jesuita, una doble condición que remató con una frase terrenal, a Plaza de San Pedro llena, el mismísimo día de su elección: “Han ido a buscarme al fin del mundo”.

Desde que se echó a cuestas la piedra de Sísifo de la Iglesia Católica —curas pederastas y escándalos de corrupción que se repiten con frecuencia cíclica—, Francisco se las ha agenciado para flagelar puertas adentro del Vaticano sin perder ese carisma que, sinceramente, parece más propio de un líder de izquierdas que de un patriarca de la institución que representa, tan dada al dogma y los compartimentos estancos.

Pero llegó Francisco y mandó a parar: recibió a un transexual en visita privada, un gesto sacrílego para la feligresía más conservadora e impensable para anteriores Papas; se atrevió a preguntar públicamente por qué la Iglesia continúa excomulgando a los divorciados, en una época en que el divorcio compite con el matrimonio en calidad y cantidad; y lo más escandaloso de todo: advirtió sin eufemismos ni medias tintas que el capitalismo deshumaniza y que no es con ofrendas ni con donaciones millonarias como los ricos pasarán por el ojo de la aguja. Que le hagan caso o no ya escapa de la jurisdicción del Santo Padre.

Del papel que Francisco desempeñó en el llamado 17D se ha hablado hasta el cansancio, aunque a decir verdad se ha hablado más bien superficialmente, como quien no escarba demasiado por no descubrir petróleo.

Hasta qué punto llegó la mediación y cuánto deben agradecerle los gobiernos de Cuba y Estados Unidos al Papa son asuntos que prefiero imaginar velados bajo el secreto de confesión. Ya lo había dicho José Martí: “Hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas”. No todas, está claro, pero puedo comprender que estas de alta política, sí.

Lo cierto es que, más allá de sus simpatías ideológicas, Francisco visitará Cuba a partir del 19 de septiembre próximo, fecha en que se redondeará la tríada de Papas que han visitado la isla, no en su medio milenio de tradición católica, sino en apenas 17 años, desde que Juan Pablo II bajara del avión en 1998 para pedir “que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba”.

El itinerario de las homilías ya está trazado —me atrevería a decir que hasta ensayado—: La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, con lo cual Francisco se convierte en el tercer Papa consecutivo que salta olímpicamente las villas de Trinidad y Sancti Spíritus.

Aunque, para ser franca, tampoco se lo reprocho. En definitiva el Papa jesuita envió un mensaje de salutación por los 500 años de presencia católica específicamente en Sancti Spíritus, una exclusividad que algunos atribuyen al nombre en latín que la ciudad conserva y que despabiló en los fieles las ilusiones aletargadas.

Lo que de seguro Francisco no sabe, porque ni obispos ni cardenales se prestan para transmitir semejante noticia, es que en las márgenes del Yayabo hay quienes lo llaman Paquito, a secas, como si lo conocieran de toda la vida.

Anuncios

4 comentarios en “Paquito, el del Vaticano

  1. Apretaste con eso del bostezo de la chimenea y lo de las costa.En mi opinión esa introducción esta mucho mejor que el resto,que esta muy bien.Te superas a ti misma.Quisiera vivir mucho y ver como escribes a los 80,si es que no te da demencia senil

  2. Gisselle, Mima. Ayudame please, por el amor de Dios a sacarme de encima a ese tonto, el inagotable, que conoci en mala hora por medio de tu blog. Tengo la opcion de cambiar mi correo a digamos gmail – A todas estas no se como se las habra ingeniado para dar con mi direccion electronica en yahoo, pero me tiene el espacio colapsado. ?Sera hacker?
    Me lo llena de spams y de comentarios banales ?Por casualidad tu misma no le habras pasado mi info, alegre, e imprudentemente?
    El problema es que seria un engorro tener que cancelar esa cuenta debido a que perderia mis contactos.
    Su tema es reiterativo. No hace otra cosa que quejarse de que lo tienes “baneado”. Dice que te prometio, no me consta, regalarte una ristra de ajo si un dia se decide ir a Cuba. Ja Ja ja. Y parece que el infeliz cree que ese “detalle” basta para ganar tu afecto. Pienso que el pobre
    en realidad esta en la fuacata y que no solo no tiene pasta para pagar sus facturas en Miami (?Ahi vive, no? y mucho menos para darse un viaje a Cuba, ni siquiera de mula.
    Hablando de mula. !Que carga!
    Es tanto su encarne y su matraquilla contigo que el fondo pienso que se ha enamorado de ti. Se, pues me lo acaba de confesar en una de sus interminables epistolas, que desde que vio a Marilyn Monroe en los Caballeros las Prefieren Rubias, se muere por las chicas platinadas (Y tu te decoloras con agua oxigenada, como hacen en Cuba, a juzgar por la foto que has colgado) Y si la chica escribe poeticamente, como tu, ya eso lo deja privado)
    Para mas remate, acaba de romper sus vinculos con otra muchacha, una tal Pocahontas, que por las anecdotas que narra – dinero de por medio- parece ser una joven del mal vivir)
    Saludos, de Marujita

    1. Maruja: por respeto al Papa, que es en definitiva el tema de este post, no le contesto lo que pienso realmente de su comentario. Solo espero que le diga usted al inagotable que sea más creativo, que no se invente personajes, que de eso ya estoy hasta la coronilla. Mire usted, lo dije hasta finamente…

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s