32 años: monólogo interior

32 años monólogo interiorEscuchar las canciones que tarareabas de memoria en la secundaria y rajarte a llorar sin saber por qué. Revisar masoquistamente las libretas del preuniversitario comenzando por la última página, donde garabateabas las carreras que querías, las fechas que significaban algo, los nombres de tus hijos hipotéticos y la gente por la que creías sufrir. Evocar cómo eras hace 15 años y apenas reconocerte: supongo que es a eso a lo que llaman crecer.

Nadie te dijo que sería fácil. Miras hacia atrás y ves tu vida en retrospectiva, como una de esas películas que no se ciñen a más orden que el de la santísima voluntad del escritor. O como uno de esos viajes que has dado en camiones, parada, con el maletín lleno de ropa sobre un pie y un saco de carbón ajeno machucándote el otro; un trayecto del que quieres salir observando la carretera que va quedando al fondo y se estrecha y se retuerce y termina allá, lejos, en una curva con árbol. A veces has pensado que la vida es eso: los kilómetros que vas dejando atrás.

Después te das cuenta que no, que la vida es lo que dejas y lo que pretendes. Pero sobre todo, lo que pretendes y nunca consigues, que si no dejaría de tener gracia este proceso agónico de ensayo y error.

Y un buen día, sin ton ni son, abres la misma cuartilla en blanco que has llenado de planes cumplidos, de reuniones extenuantes, de historias de gente común, de reportajes con intenciones antropológicas; un día abres la cuartilla en blanco queriendo escribir sobre cosas serias y terminas desahogándote, como si a alguien le importara realmente lo que te pasa por la cabeza cuando extrañas la otra que fuiste y que se bajó en algún punto del camino.

Darte cuenta de que nunca más, aunque te lo propongas, volverás a ser la chiquilla que confiaba a ciegas antes de que te decepcionaran por primera vez. Lamentarlo sin remedio: eso es depresión. El tipo de depresión que advierte en el frasco: agítese al borde de los 32.

Anuncios

26 comentarios en “32 años: monólogo interior

  1. Muchisimas felicidades:Aunque no anuncias el dia,supongo que esta cerca .Deja de mirar atras,eso es cosa de viejos como yo,se que es dificil pues en mi pais y mi pueblo predomina “Lo temba”,pero lo superaras,en definitiva eres de SAGUA.

  2. Gisselle.

    Comentas:

    Escuchar las canciones que tarareabas de memoria en la secundaria y rajarte a llorar sin saber por qué.
    —————
    Pues yo mismo te psicoanalizo. Porque tener ideas de iizquieda y tararear a estas alturas (Me imagino ya sabes la ultima, Evo fue derrotado) canciones como esa que mencionabas antes, la de Guyen Van Troy es como para tener gans de cortarse las venas

  3. Gracias Gisselle. Es un deleite leer y releer esta entrada a pesar de que haces deroche de poesia porque te sientes aplastada.

    Psicoterapeuta no soy Je, Je, Y solo me animo a repetirte la frase de consuelo que yo le solia largar a Pocahontas (Eso fue antes de que la poli de Hialleah se apersonara, presintara con plastico la entrada de su lugar de empleo y un juez multara con 7 mil dolares a media docena de chicas alegres. “Unas veces te toca estar arriba, Y otras veces debajo”:

    Por otra parte. No se si tu estado animico se debe a razones amorosas,
    economicas laborales u otras (Posiblemente una combinacion de todo eso y mas),

    El que sigue me parece un parrafo inmejorable:

    Y un buen día, sin ton ni son, abres la misma cuartilla en blanco que has llenado de planes cumplidos, de reuniones extenuantes, de historias de gente común, de reportajes con intenciones antropológicas; un día abres la cuartilla en blanco queriendo escribir sobre cosas serias y terminas desahogándote, como si a alguien le importara realmente lo que te pasa por la cabeza cuando extrañas la otra que fuiste y que se bajó en algún punto del camino.

    Saludos.

  4. Giselle es lo maravillos de la literatura, tus vivencias conectan, porque a todos nos suceden cosas muy similares. No te interesaría cursar el centro onelio???

      1. En realidad no me referia a “todos los jovenes cubanos”. No estaba generalizando. Ni siquiera hablaba a tono de consejo. Sol se me ocurrio que en tu caso te vendria bien hacer algo mas valioso que llorar con canciones viejas. Pero bueno si ya estan construyendo lo que quieren o como quieras llamarle a eso que hay alla, pues ok.
        Saludos.

        1. Para mí hay cosas más valiosas que llorar por canciones viejas y emigrar. Es cuestión de prioridades. Las canciones viejas, para qué mentirle, me apasionan. Y sobre el tono despectivo en que termina su comentario, “como quiera llamarle a eso que hay acá”, pues bueno, eso que hay acá también me apasiona. Un saludo desde acá…

  5. En realidad me referia a lo que Usted decia acerca de ……..”Revisar masoquistamente las libretas del preuniversitario comenzando por la última página, donde garabateabas las carreras que querías,……”
    O esto otro………”como si a alguien le importara realmente lo que te pasa por la cabeza cuando extrañas la otra que fuiste y que se bajó en algún punto del camino”.

    Simplemente no da la impresion de alguien que esta construyendo algo. Mas bien de alguien que esta esperando a que otros le construyan sin saber muy bien que.

    Otro saludo desde …”aqui”.

    1. El arte de leer entre líneas, Sanson, es ante todo el arte de poner en el contexto adecuado. En este caso, lamento haberlo decepcionado, pero no es un post sobre decepciones político-económico-sociales, sino un post sobre crisis existenciales. Sentimentales, si se quiere. Para eso son los blogs, para escribir de todo, para desahogarse, incluso. Creo que hasta lo dice el post. Frases como “libretas de preuniversitario” y “extrañas la otra que fuiste” debían dar pistas al lector. Al lector que no venga buscando otra cosa, por supuesto. De todas maneras me satisface que un post de apenas unos párrafos como este, escrito casi de madrugada y sin demasiada sal, le haya provocado una sesión de lectura tan reflexiva. Lo tendré en cuenta. Para el próximo post de este corte, pondré a manera de exergo: post íntimo, no leer. Un saludo, otro más…

  6. No vengo buscando “otra cosa”. Es que no imaginaba a una persona tan joven con crisis existenciales y pense que el entorno la habia decepcionado. Me alegro que no sea asi.
    Lo que si nunca entendere es por que todos los que tienen un blog por alla siempre actuan de la misma forma defensiva ante la opinion agena. Es como salieran por unos segundos de la “trinchera” para respirar el aire puro pero enseguida se sumergieran en ella y comenzaran a disparar consignas como “construir la cuba que queremos ” o “vengan buscando otra cosa” o incluso “lamento haberlo decepcionado” ante la primera sennal de vida externa.
    Por lo demas la palabra emigrar no es una mala palabra como se nos definio por annos en los que se tomo como sinonimo de traicionar o incluso delinquir. No lo tome tan a pecho.
    Por lo demas me gusta mucho lo que escribe y no me siento para nada decepcionado.
    Saludos.

    1. Construir la Cuba que queremos no es una consigna, Sanson, es lo que pretendemos todos, supongo que también y a su manera los que emigraron. Emigrar no es una mala palabra, pero no es lo que pretendo como proyecto de vida. Solo eso. Me lo tomo a pecho de la misma manera con que me tomo a pecho todo, quizás sea una mala cualidad la vehemencia. Siga leyendo y comentando, todas las opiniones se agradecen, al menos en este blog.

      1. Estaba pensando que yo llevo ya numerosos comentarios en este post y sin embargo nunca le he expuesto mi proyecto de vida por considerarlo algo que solo a mi me atanne y no considero ajustado al tema del post. Usted sin embargo lo ha hecho vehementemente en mas de una ocasion. No veo que necesite repetirme una y otra vez que no pretende emigrar.
        Y creo que ya le exprese anteriormente que si pense en algun momento que le haria bien cambiar de aires fue por lo que lei en su post y que usted, posteriormente me aclaro en el comentario anterior que solo se debia a una crisis existencial.
        Aclarado el asunto.
        Saludos.

  7. Gisselle:

    Al leer:

    Planes cumplidos, (yo diria incumplidos o resultados inflados)
    reuniones extenuantes, reportajes con intenciones antropológicas; y que la otra que fuiste ya se bajó en algún punto del camino; al igual que Sanson, pense que tu post giraba sobre decepciones político-económico-sociales, aunque no descarte lo amoroso, pero ahora aclaras que versa solamente sobre crisis existenciales. “Sentimentales, si se quiere”,

    En entradas anteriores te has quejado, asi que yo recuerde, de la desaparicion de la papa, de los exorbitantes precios de una cabeza de ajo
    del problema del transporte, de la mala calidad de la television, de la manera como la prensa enfoco la ultima frisis migratoria.

    ?A como estan, los pepinos, las zanahorias, el litro de leche, la libra de quimbombo, yendo mas lejos, la cola de una langosta?
    Se que te gustan las peliculas. ?En que estado se encuentran las sals de cine?
    Te pregunto todo eso porque es obvio que si te pones a quejarte, pudieras hacerlo hasta de la madre de los tomates… Te dije , antes que no soy psicoterapeuta, Ademas, tampoco soy psicoanalista, pero luego de leer eso de que lo que hay allá te, apasiona. definitivamente , apuesto mi cabeza que mi yija, a que tienes una veta masoquista.

    En fin, Ya nos vamos conociendo mejor, Tu terrible depre, que tan poeticamente plasmas en este (?A proposito, cuanto cuesta una TV de plasma?) comentario se debe a una seria decepcion amorosa. Entiendo, Rompiste con el muchacho. Tu novio no te pegaba.

    1. Ina, usted como siempre, en plan insoportable. De mi vida sentimental no le daré exclusivas, pero le recuerdo que no es usted mi tipo. Tendría que tener un hígado más saludable que el que tengo. Saludos a Pocahontas, dígale que admiro su aguante.

  8. Comenta Gisselle:

    …le recuerdo que no es usted mi tipo.
    ————–
    Ja, Ja, Ja, Gisse. !Directo al pulmon! No te imaginas mi sorpresa, pues
    habiendo tenido, hace poco, una salida con una chica mas joven que tu y estando en romance con otras dos jovencitas encantadoras, ya ,comenzaba a abrigar esperanzas. contigo Ja, Ja, Ja. Ahora en serio. A pesar de mis deslices, a la colombiana no la puedo dejar, pues me atan a ella lazos afectivos que no se pueden romper como se rompen los amorosos.

    Tu personita, que reconozco intelectual y emocionalmente encantadora
    despierta en mi un sentimiento mezcla de admiracion sincera y de pena.

    Tu masoquismo de seguir aferrada a una causa perdida, no creas, es admirable. Lo lamentable es que tu sacrificio sea en vano y que estes aferrada a mantenerte en el lado equivocado de la historia, la
    sociologia, la administracion publica, las finanzas, la politica, la economia, etc etc. La pena es que ni te imaginas el mundo tan agradable y fascinante que te estas perdiendo metida en, como repetia mi hermano fallecido, en un agujero negro del universo.

    A mi amigo Edu, le he dicho varias veces que lo envidio. !Conno! Ya quisiera yo, cinico y descreido, tener la fe en Dios, en las personas, en las corporaciones, en los politicos, que siente Edu por el sistema de nuestra desgraciada isla.

    Por ultimo, Con el carinno que se profesa a un familiar, Sal de Cuba,
    vente a vivir a USA. Si, ya se que eres masoquista, Te crees eso de que el revolucionario prefiere donde esta el deber que donde se esta mejor.

    Recuerdo ahora a mi tia, (a quien desgraciaron la vida nacionalizandole su finquita y sus casas de alquiler) regalarme un libro acabado de salir de imprenta: El Diario del Che en Bolivia. Me lo extendio y dijo: “?Lo quieres leer?” Yo no. Se han tenido que comer un caballo muerto.
    Ningun campesino se les unio ?Quien se va a meter a guerrillero para pasar mas trabajos que un forro de catre?

    Pense, a mis 13 o 14 annos que mi tia se equivocaba. La mayor parte de las personas somos hedonistas, buscamos el placer, minimizar el dolor.
    Hay seres, sin embargo, como tu , masoquistas.

    Te tengo, sin embargo una buena noticia. Ven. Si vienes a tierra de libertad (como dicen los tontos) durante tus primeros meses y posiblemente annos vas a pasar, probablemente, como dijo mi tia, mas trabajo que un forro de catre.

    Saludos.

  9. Gallega: Debes tener paciencia con nosoitros los tembas,recuerda que lo unico que,contradictoriamente,nos sobra, es el tiempo.Ya terminamos con los hijos y muchos con el trabajo.Por cierto me quedan 38 dias de labor..Estoy tan feliz de recuperar 8 horas de mi vida que comparto mi alegria contigo para contagiarte

  10. Precioso post intimista y bien escrito Giselle. Simplemente expresas, creo, una profunda nostalgia de la pérdida lo que un día te ilusionó, de tu planificación juvenil para tu vida adulta. Las cosas generalmente no llegan a ser tal y como las pensamos en esos años. Luego creces, llega la hora de echar la vista atrás y…no somos los que quisimos ser, todas las ilusiones se han medio perdido. Nada más.
    Pienso que es un hecho común a cualquier ser humano que reflexione, que piense y que tenga un mínimo de sensibilidad.
    Enhorabuena por tu blog. Me encanta.
    Cariñosos saludos desde España.

    1. Gracias, muchas gracias por leerme y por tomarse unos minutos para comentar. Ha comprendido usted como nadie lo que quería decir con el post. Es, como usted dice, un tanto intimista. Saludos desde el centro de Cuba…

      1. Por nada Giselle, por nada….es fácil entender lo que quieres (permite el tuteo) decir, lo expresas con maestría. Todos, los que tenemos un mínimo de sensibilidad, hemos hecho un ejercicio parecido. Toda nuestra carga de sueños, de ilusiones, se va un día al traste; por unas cosas o por otras a veces ni nos reconocemos cuando adultos miramos atrás y analizamos qué queríamos, qué deseábamos y que tenemos, en qué nos hemos convertido. A veces es duro asumirlo. Te entiendo bien.
        Vivo en Zaragoza, aquí pasó parte de su vida José Martí, y en mi región se habla un antiguo idioma (“fabla aragonesa”). En ese idioma está escrito un poema “MAI” (madre) escrito por un poeta, ANCHEL CONTE, que habla de esa evolución, de esa transformación del ser humano. El texto lo puedes encontrar en la web y si no lo haces me lo comunicas y te lo envío.
        Lo más difícil, pero a la vez lo más auténtico y honesto, es hablar de la propia intimidad, gracias doblemente por compartirlo con tus lectores entre los que me encuentro.
        Y saludos cálidos para tí y para toda Cuba. Estuve hace un par de años disfrutando de vuestra hospitalidad unos días en La Habana (www.desdelagavia.wordpress.com) y si antes la isla y su gente estaban en mi corazón desde entonces aún más.
        Un abrazo Giselle.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s