Arroz, frijoles, ¿y qué más?

Si antes del huracán Irma alguien me hubiese dicho que yo iba a extrañar tanto el plátano burro, que iba a hacer colas de tres horas para comprar cinco o seis manos y que el otro plátano, al que llaman criollo o macho, en varios meses no lo volvería a ver; si alguien me lo hubiera dicho probablemente no lo hubiese creído.

Porque una cosa es la escasez de productos agropecuarios que sobreviene tras un fenómeno meteorológico que arruina sembrados y trastoca ciclos de cosecha, y otra muy diferente es la casi total devastación que Irma provocó en los campos de Cuba desde Camagüey hasta La Habana, un estado calamitoso que ha disparado los precios de lo poco que se cultiva.

Aunque, seamos sinceros, si al cubano promedio se le dificulta cada vez más poner comida sobre la mesa, no es únicamente culpa de Irma. Antes, mucho antes del 9 de septiembre de 2017 la irritación popular en torno a la espiral ascendente de los precios había rebasado los debates de esquina y se había instalado en el mismísimo parlamento, donde el diputado espirituano Israel Pérez Cáceres, alias Katanga, se las dio de Robin Hood en sesión plenaria:

“Algo hay que hacer, porque cada seis meses (los precios) aumentan y vuelven a aumentar, y el perjudicado es el pueblo. Y no son los guajiros los culpables de este fenómeno, lo puedo asegurar. (…) Yo no creo que un grupo de personas pueda decidir cuánto vale un producto. No digo que se fije un precio, yo digo que hay que topar, exigir que se ponga un precio máximo para los productos”, expresó Pérez Cáceres y, apenas semanas después, su reclamo se tradujo en la Resolución No. 157 del 2016 del Ministerio de Finanzas y Precios que puso coto a la especulación. Coto en papeles.

En la práctica brutal de la tarima, sin embargo, el embullo con los precios topados duró poco. Por más inspectores que existan en Cuba —tampoco son tantos que se atropellan— no tienen el don de la ubicuidad para controlar a toda hora y en todos los puntos de venta habilitados; y, en última instancia, ¿de qué valen las resoluciones y los fiscalizadores si la producción a campo traviesa no satisface la demanda?

De modo que pasó lo que usualmente pasa: la realidad que dibuja el instrumento legal es una y la que se “topa” el cubano cuando llega al mercado es otra; en los establecimientos estatales, la variedad brilla por su ausencia y en los que rige la llamada “oferta y demanda” lo que ha desaparecido es cualquier atisbo de humanidad.

No lo digo yo, lo dicen las cifras que los propios vendedores de La Habana rotulan sobre pedazos de cartón: una libra de ají pimiento, 40 pesos; la de tomate, 30 o 35; un mazo con siete tristes zanahorias, 40 pesos. Y dándole gracias a Dios por los carretilleros, porque en los Mercados Agropecuarios Estatales (MAE) lo único que está sato es el arroz, los frijoles, la harina, la piña, el chopo, alguna que otra calabaza…

En el interior del país, esa parte de Cuba que algunos suponen el almacén de la capital, el panorama no es mucho más alentador. El huracán arrasó los campos de siete provincias y contrajo a tal punto la capacidad de aprovisionamiento que, en un reciente reporte del Noticiero Nacional de Televisión, la Empresa de Acopio de Sancti Spíritus reconoció que actualmente suministra al consumo social, los MAE y otras placitas la mitad de los productos que entregaba antes del huracán. La mitad.

Fuentes de esa propia entidad justificaron tal circunstancia con el hecho harto conocido de que el territorio debe cumplir sus compromisos con el balance nacional, lo cual quiere decir en buen cubano enviar comida para otros destinos —La Habana y Matanzas, por ejemplo—. De otras provincias se “importa”, a su vez, yuca, boniato y malanga con el subsiguiente molote en los puntos de venta cuando comienzan a descargar las rastras.

Conscientes de que la situación es francamente intolerable, el sistema de la Agricultura —al menos en Sancti Spíritus— ha diseñado una estrategia para priorizar los polos agrícolas fundamentales y adelantar la campaña de frío en cultivos de ciclo corto, todo ello con el propósito de paliar en la medida de lo posible los daños ocasionados por la lluvia. Primero era la sequía; ahora, el exceso de agua.

La estrategia deberá parir los primeros frutos a finales de diciembre o principios de enero, según pronósticos de los especialistas. Mientras, habrá que seguir remando con la ración de arroz, frijoles y algún plato fuerte, eso si las gallinas superan el stress postraumático del ciclón y se animan a poner, porque la carne de cerdo a 45 pesos la libra de bistec tampoco podrá alimentar a tanta gente.

De 45 a 60 pesos, para ser exactos, cuesta en los mercados de oferta y demanda de La Habana, un precio que gracias al aumento de la producción no es homogéneo en todas las provincias.

En Sancti Spíritus, un territorio que ha roto varias veces sus propios récords de producción de carne porcina, los MAE expenden carne a 16 pesos la libra, de lo cual se infiere que la empresa cumplió con el llamado consumo social, con el encargo estatal y quedó para vender por la libre con cierta regularidad. No con la frecuencia necesaria, es cierto, pero al menos permite respirar.

Sin embargo, el alto costo de los alimentos no se soluciona con parches temporales. Más que cobrar impuestos a los campesinos sobre la posesión y uso de las tierras agrícolas o exigir por decreto que los precios suban “hasta aquí”, urge repensar la kilométrica cadena que va del surco al plato de los cubanos, una longaniza de paquetes tecnológicos insuficientes, especulación e intermediarios que, desde que el mundo es mundo, solo ha perjudicado al consumidor.

(Publicado originalmente en Progreso Semanal)

Anuncios

18 comentarios en “Arroz, frijoles, ¿y qué más?

  1. Yo, que he viajado por Europa y America Latina, empezando por Mexico, que es el destino mas frecuentado, suelo comprar frutas, granos y vegetales en cada destino, pues me gusta cocinar. Por lo tanto, estoy familiarizado con los precios de mercado, pero tambien con los de origen ( del campo ) que se publican en los medios dedicados a las finanzas y a las materias primas. Labrar la tierra y ponerla a producir es tarea dura, porque es de sol a sol, a veces con el campo anegado en agua. El verano es duro en Cuba y los campesinos cubanos no tienen tractores con aire acondicionado, como en Europa o algunos paises de America Latina, donde quedo atras arar con bueyes o mulos. El desarrollo en maquinaria agricola no ha llegado a los campesinos cubanos, aunque si a las cooperativas estatales. Los privados son la ultima carta de la baraja, dice mi suegro, que ha laborado en el campo desde los 14 aÑos hasta los 70 y tiene la piel curtida de tanto sol. No hay quien le haga cuento del trabajo agricola.
    Producir 500 libras de frijol o maiz, lleva semanas y semanas de trabajo duro, pero los burocratas del estado que quieren imponer “de a pepe” unos precios fijos o topados que le dan beneficio al cubano de pie, pero que a penas le reportan ganancias al que trabaja la tierra, es un desproposito, un abuso de autoridad y una falta de consideracion al campesino. Es la desconexion del burocrata con el rigor de poner a producir la tierra.
    Usualmente cuando voy a Cuba, me gusta ir de feria los Domingos, pues es una actividad que estuvo ilegalizada desde 1968 ( la Ofensiva Revolucionaria ) hasta que parti en 1980. Disfruto la oferta de cada vendedor que sube y baja sus precios dependiendo si se acerca o no la hora de cerrar. Repito, es una escena nueva para mi, pero que me regocija ver que particulares, no ACOPIO, sean capaces de poner frijoles, arroz, cerdo, vianda y ensalada en las mesas de los cubanos. ACOPIO es desabastecimiento, poca variedad y cantidad regulada, por lo tanto, resuelve poco o nada, segun el municipio. El estado no deberia meter las narices en la mesa de los cubanos, pero es pedirle peras al olmo. Donde no se entrometen?
    Comparo los precios de todos estos productos con los mercados de Mexico y Dominicana y resulta muchisimo mas barato comprar en las ferias de Cuba. Pero no es caro, como se quejan los cubanos, lo que sucede es el pobre poder adquisitivo, producto de unos sueldos de miseria que ni en la empobrecida Dominicana o Jamaica se ven y hace ver caros todo lo que la tierra produce, incluyendo las carne porcina y avicola.
    No increpen a los campesinos, que en definitiva son los que doblan el lomo y sudan la tierra. Tengan coraje y exijan salarios dignos, entonces se daran cuenta que el problema no son los precios en las ferias.

  2. Supongo que la gente del interior sea la que mes sufra esas carencias porque tienen una dieta muy limitada en cuanto a variedad y gusto.
    Cuando digo “la gente del interior” me refiero , no solo a otras provincias sino a la gente que vive a 15 minutos en carro de los barrios perifericos de la Habana y cuya entonacion al hablar suena diferente a la del Habanero nato.
    Recuerdo que a finales de el anno 89 me dieron un viaje con mi esposa que consistia en visitar distintas ciudades de la extinta URSS. Kiev, Moscu, Leningrado (San Peterburgo) etc. El viaje fue bastante bueno y visitamos lugares de interes, como el Kremlin, el Museo del Ermitage y otras que casi siempre eran plazas e iglesias muy bonitas. Me interese mucho en lo que la gente expresaba y me llamo la atencion el darme cuenta que la gente queria librarse de aquella ideologia fastidiosa. Siempre que llegabamos a una ciudad nos hospedabamos en hoteles buenos y la comida era exelente. Los aviones de Aeroflot en que nos movian lo que ponian era mucho.
    Lo unico malo era que la mayor parte del grupo no entendia que el cafe con leche al estilo cubano no era el desayuno ofrecido o que nos pusieran pastas, comida mediterranea o pollo frito en el almuerzo o las comidas. No les gustaban las salchichas y estuvieron el viaje entero protestando y dejando a un lado las comidas casi sin probarlas. Yo que en ese momento era un muchachon pedia que me sirvieran lo que los otros rechazaban y me comia muy a gusto mi racion y la de algun desganado. A los pocos meses emigre y desconozco como se las arreglaron estos criollos con el picadillo de soya y el perro sin tripa que los alcanzo despues segun supe por cartas de amistades.
    Aunque las comidas eran dirigidas por supuesto que no iban a servir frijoles negros ni yuca y aunque servian cafe no era lo que ellos querian.
    Hasta hubo uno que le dijo a la guia que el estaba enfermo y no podia comer otra cosa que cerdo, frijoles, yuca y tostones. De mas esta decir que la risa que me dio no pude evitarla y desde alli el tipo y su esposa me odiaron todo el resto del viaje. Tampoco pude evitar soltar la carcajada cuando la guia le dijo que si el era un hombre enfermo deberia haber optado por un turismo de salud en vez de ese. No se que padecimiento tenia en realidad ademas de la estrechez de su dieta y de su mente.

  3. Pero los burocratas y dirigentes del estado le echan la culpa a los carretilleros, que ya son “la misma peste”, al “puestero” de la esquina o de la feria dominical. Hasta los guajiros son culpados y demonizados por los altos precios de los productos que cuestan mucho sol y sudor producirlos. LO triste es que quienes tienen la ley en la mano, no son capaces de discernir que el problema son los miseros salarios que paga el estado.

    Hace unos dias, los medios publicaron una denuncia de un camionero de Alquizar . Iba con un campesino productor rumbo a Pinar del Rio cargados de frutas y vegetales. Los detuvo la policia y aunque mostraron sus papeles que la carga iba con todas las de la ley, lo obligaron a descargar en un puesto estatal y el camion esta retenido en una unidad policial de Alquizar. Hasta publicaron una foto del camion parqueado en el patio del sector. Volvemos a la etapa del decomiso ? Esta era practica comun entre 1968 y 1980 en pueblos y ciudades de Cuba. Eso si, la comida decomisada iba para los comedores estatales y casas de visita . Nosotros pagabamos los platanos, el pernil, el arroz y los frijoles a los guajiros y luego, al llegar al punto de control en la entrada del pueblo, la policia nos decomisaba la comida del mes. Mi mama lloraba de rabia e impotencia, pero el policia ni se inmutaba porque sabia que lo que nos habia quitado, le serviria de cantina. No habia ni hay Defensor del Pueblo, que es el investiga las quejas de los cuidadanos ante los abusos de la ley. Estabamos indefensos y creo que hoy en dia siguen atados pies y manos ante abusos como el que acabo de narrar.

  4. Los sueldos en cuba no pueden subir, mal que nos pese. La economia cubana no se desarrollo en estas decadas. Al contrario decayo hasta el punto que hoy vale menos que cuando llegaron los barbudos.
    Cuando una economia no vale es imposible aumentar los sueldos sin el riesgo de inflacion.
    Voy a poner un ejemplo. Aqui donde vivo aunque la agricultura y la ganaderia tienen un desarrollo al nivel de las mejores del Mundo, seria imposible suplir el Mercado nacional solamente con productos del pais.
    Que se hace?. Se buscan economias menores y a ellas se les compra lo que producen. Ellos obtienen ganancias y nosotros comida a precios irrisorios si se compara con los ingresos.
    Lo mismo ocurre con el turismo. Es muy facil desde el punto de vista adquisitivo turistear en paises de economias de bajo nivel pues lo que para ellas es ganancia para el que viene de una economia superior es muy barato.
    La economia cubana se devaluo tremendamente en el transcurso de estas decadas por lo que ni se puede subir el sueldo a las tareas improductivas ni se puede adquirir productos en economias inferiores porque estas practicamente no existen.
    El regimen cubano no permite que los nacionales desarrollen la economia creando rubros negociables y se otorga a si mismo toda actividad encaminada a crearlos. No se permite al resto recibir inversiones ni dedicarse a actividades emprendedoras, frenando asi desde la base la posibilidad de aumentar el valor de la economia del pais.
    Por otra parte las inversiones turisticas y la tajada extraida del sueldo de los medicos en el exterior son manejadas por un grupo que lo hace de una forma que no difiere en nada de la forma capitalista y ese dinero no se invierte en la economia.
    Es verdad que una parte ( que nunca se publica a cuando asciende) se dedica a resolver problemas acuciantes de la poblacion pero no a fomentar la creatividad y el desarrollo que seria la forma de aumentar el valor de la economia. Ese dinero que se dedica al pueblo seria como el que se dedica en paises capitalistas a fondos caritativos o presupuestos de ayuda pero nunca se invierte en el desarrollo.

      1. SANSON, el concepto que Ud y yo usamos para saber si en un pais se congelan o se aumentan los salarios , son los mismos que usan el Banco Mundial y el FMI, “que si no hay produccion y crecimiento economico sostenido, no se aumentan los salarios”. Pero en Cuba, recuerde, no se usan los medidores de las dos instituciones monetarias, sino una combinacion de capitalismo salvaje, con tiendas que cobran en moneda dura y sin derechos de ningun tipo para los consumidores y el concepto sovietico de “trabajo para todo el mundo” con bajos salarios en pesos y con un valor 25 veces mas bajo que el CUC. Despidieron medio millon de trabajadores porque segun ellos “las plantillas estaban infladas”, pero economistas cubanos no oficialistas afirman que habria que despedir otro millon de obreros para balancear las cuentas. Que cuentas, pregunto? Las estadisticas todavia tienen influencia sovietica y mire cuantos anos hace que “los bolos” pasaron a mejor vida. El velorio fue en 1991 y todavia en mi pais esperan “que el muerto resucite”. Que locura, verdad ?
        Sabe Ud cual es el nivel de inflacion de Cuba? Yo tampoco, porque la opacidad y el secretismo estatal no permite que sepamos ese dato economico tan importante. Ante la falta de transparencia estatal, solo caben conjeturas y pronosticos al azar.
        Que es eso que un medico gane $25 al mes, cuando en paises muchisimo mas pobres que Cuba les pagan un salario digno y decente? Por que un policia con un 9no grado aprobado gana mas que un Ingeniero o un Licenciado que se han quemado las pestanas 60 meses en una universidad? Eso no tiene logica ni justificacion creible. Y mientras tanto, las farmacias no tienen medicinas porque no hay dinero para pagar a los suministradores porque se les debe plata atrasada.
        Donde se quedaron las reformas economicas prometidas para levantar una economia moribunda? Espectativas para salir de la crisis? Ninguna !

  5. JOSE, concuerdo con usted en muchos de los aspectos que expone pero existe un problema muy importante que no tocan ni usted ni el articulo.
    El problema de cuba no es un problema de arroz y frijoles ni de salarios ni de economia. Es un problema geografico .
    Cuba es un pais del hemisferio occidental y sin embargo la mentalidad del cubano actual se asemeja mas a la de un africano subsahariano que a la de un cubano de hace unas decadas. La gente se sabe imposibilitado de expresar lo que piensa y padece y solo annora solventar sus necesidades mas basicas.
    Ya lo leimos en los comentarios de un articulo anterior, cuando alguien decia sin remordimientos la frase “se sufre pero se goza”. Los africanos han padecido gobiernos feroces y violacionas abusivas que por siglos han anulado la ” persona ” que cada ser humano lleva adentro llevandolos a un estado de animalidad masiva donde el sexo y el alimento son lo fundamental por encima de todo. Los cubanos tambien.
    A la mayoria le importa poco quienes son ni que hacen los que gobiernan y ya ni siquiera los culpan de su mal vivir dejando que ellos sean los que establezcan las culpas. Y Ay de quien no este de acuerdo.
    Si mannana los encerraran en corrales y les tiraran la comida en al piso lo aceptarian siempre que hubiera alguien a quien culpar. Protestarian al principio pero terminarian aceptandolo como mismo han aceptado chantajes y despojos desde el principio.
    Si han aceptado que se les expropie, que se les ahuyente de lugares anhelados para dar cabida a otros o que se les pague en una moneda ridicula mientras se les cobra en otra mas dura, si han sido capaz de esperar horas en una cola para llevarse a casa un pienso que ni sabian a ciencia cierta lo que era y se les ha ninguneado de tal forma que el 90% no posee recursos para arreglar su vivienda o cambiarse de ella ante la inminencia de una tragedia y sin protestar han viajado en vehiculos que mas parecen disennados para mamiferos de especies inferiores que para seres humanos, como se puede hablar de soluciones?.
    Como es posible que nadie se haya parado un dia y haya dicho: _ Chico si el bloqueo ese que tu dices, es el culpable de todo lo que nos pasa y se sabe que nos lo quitan en cuanto te vayas, por favor hazte humo y dejanos en paz de una vez.

    1. Eso que usted dice al final es tan risible que, mire, de verdad, me estoy riendo ahora mismo: que si se van los Castro los americanos quitan el bloqueo? Bueno, a ver si el año que viene cuando salga Raul de la presidencia porque ya lo dijo, vamos a ver si de verdad el loco Trump quita el bloqueo. O la cosa es que se vayan los Castros y se instaure un sistema tal y como lo quieran los gringos. Porque ahí sí creo que ya pueden irse quedando con el bloqueo y colocándoselo en el hollo que más os guste.

      1. La groseria con que termina su arenguita denota una amargura facil de percibir, hasta el punto que no creo que se haya reido de mi comentario sino que le produjo un dolor como si le hubiera propinado un golpe en su vacio estomago.
        Y lo corrijo : Los que se van a quedar con el bloqueo (embargo)son ustedes asi que busque uno de sus hoyos y coloqueselo usted mismo.

  6. Siempre lo digo, aunque haya gente que no quiera oirme: el problema de la comida en Cuba es tan antiguo que ya creo que no tiene remedio. Hoy es por un ciclón, ayer fue por otro, y al final de todo está la pésima gestión de la agricultura. La prueba es que se cumplen los planes, se sobrecumplen, se importa comida y los precios siguen por las nubes. La neuritis óptica está a la vuelta de la esquina. ¿Se acuerdan de la neuritis?

  7. SANSON, muy de acuerdo con eso que Ud describe y que yo le llamo “el sometimiento de los corderos”, que es llevar a la poblacion al limite de la pobreza por decadas, y los corderos solo han tenido solo 3 opciones: una, emigrar, como lo han hecho 3 millones y pico de cubanos; dos, rebelarse y ya se sabe lo que les espera, que es una larga carcel, y tres, bajar la cabeza y aceptar sin chistar vivir en la indigencia con tal de no emigrar o de no ir “al bote”, como dicen los mexicanos.
    Esta situacion de privaciones, escacez, miseria o como querramos llamarle, comenzo en Marzo de 1968, cuando a bombo y platillo lanzaron “la Ofensiva Revolucionaria”, que fue la nacionalizacion o confiscacion de miles de pequeñas y medianas empresas privadas. A partir de ahi, comenzo la larga agonia de las familias con la cocina y la mesa. Agonia que todavia no se ha superado porque el gobierno ha pretendido, mediante la racionalizacion ( libreta de abastecimiento ) , resolver a medias los problemas de los cubanos, como la comida y la vestimenta. Cuantos dias al mes come un cubano con la racion que le toca en la bodega de la esquina? Puede un cubano vestir y calzar medianamente con lo que le toca por la libreta? Y los que no reciben paquetes ni remesas del extranjero, que visten y que comen?
    La pelicula se llama EL SILENCIO DE LOS CORDEROS.

    1. JOSE, lo que trataba de plasmar en mi comentario es que la tragedia que experimenta cuba actualmente es mas grande que la pobreza en si.
      Hay paises que han sido desvastados por guerras o fenomenos naturales y han resurgido de las ruinas y hoy son ejemplos de buena vida y desarrollo social. Ejemplos sobran.
      Pero el problema al que no le veo solucion y ojala me equivoque es a la perspectiva con que viven las generaciones de cubanos de las ultimas decadas. Esas calles sucias y llenas de vagabundos solo preocupados por los cuatro trapos que llevan encima . Esos espectaculos de gente moviendo el cuerpo como poseidos en una inundacion ciclonica y con el agua albannal hasta la cintura me ha impresionado y avergonzado tremendamante. Me apena decir que provengo de alli y considero inutil tratar de explicar que esa fauna no existiria si no hubiera sido inducida a ser asi como victimas del conformismo y la opresion mas despiadada y psicologica.
      No creo que esa gente sea capaz de jugar otro papel en la economia de ningun lado como no sea la de vivr de la ayuda social o delinquir para lograr la subsistencia.

  8. Y aun aqui en este blog no se puede nombrar los responsables de la debacle, tal como la llamada ofensiva revolucionaria, ni pensar en un periodico provincial

  9. ROTILDA, desconozco si Ud vivio “la Ofensiva Revolucinaria”, pero yo tenia 12 aÑos y recuerdo que saliamos un grupito de muchachos del barrio con $5 en el bolsillo los Sabado, que es lo que mi papa podia darme, pues mi madre era ama de casa y viviamos con un misero salario de $163 al mes. Pues con esos $5, iba al cine a la tanda de las 6 pm , que costaba 50 centavos. Y cuando terminaba la pelicula, en el centro del pueblo habian varias cafeterias, pero lo que nos gustaba era recalar en los Carritos de Fritas sembrados en las principales esquinas del centro del pueblo. El fritero tenia Papas Rellenas, Salpicon, Croquetas, Pan con Lechon y Frita cubana. Con 50 centavos disfrutabamos un pan con cualquiera de estas “fritangas” , si no me llanaba, repetia o cruzaba al frente y pedia un refresco marca Son de diferentes sabores, o una Cawy de PiÑa, que todavia se fabricaba en Cuba. Antes de la OR, habia mucha comida en toda la gastronomia de la ciudad. A penas paso ese huracan politico, desaparecieron las cafeterias, los carritos de fritas y los restaurantes y con ello el hambre, porque entonces saliamos del cine y no habia donde comer un bocado de comida. Hubo noches en casa en que la comida consistia en un pedazo de pan y un agua de azucar. El periodo de hambruna duro desde 1968 hasta 1972. Por fortuna, ya no estaba en Cuba cuando el Periodo Especial de 1991 a 1993, que tambien trajo hambre, miseria y escacez. Pobres cubanos que le toco vivir esa pesadilla.

    1. Periodo especial de 1991 a 1993?. Espero que no se este refirierndo usted como fin del periodo a la fecha en que empezaron a repartirse las pastillitas amarillas para evitar la neuritis.
      Creo mas bien que el llamado PE empezo a amortiguarse algo cuando ya establecido en el poder, Chavez le abrio la billetera al regimen dando lugar al amancebamiento que sustituyo al que existio en el pasado con los rusos y estableciendo asi el punto de partida de la funesta situacion en que vive hoy venezuela.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s