Oficio de herrar

Los golpes del martillo sobre el yunque entumecen hasta los huesos. En las sienes, el retumbar de los hierros viejos que se ablandan, rechinan, ceden. Sólo Guillermo Rodríguez Bermúdez parece no darse cuenta, mientras sostiene el brazo en el aire y calcula milimétricamente el próximo mazazo.

“Es cuestión de adaptarse”, dice, y sin pensarlo dos veces descarga el impulso sobre una herradura casi lista. La brisa se lleva el eco del estruendo, que se pierde en los trillos de El Pedrero y termina por no ser más que un taconeo sordo entre las patas de los mulos.

Nunca ha llevado registros; tampoco podría en el ajetreo de la cosecha, cuando las bestias desgastan sus herrajes de tanto sube y baja con el café al lomo. Guillermo, entonces, les pule los cascos, se agencia algún pedazo de cabilla y enciende la fragua, tal y como le enseñó su padre a principios de los 90.

En aquella época miraba las tenazas de soslayo, tratando de evadir un oficio al que se sabía predestinado sin demasiada vocación. Lo dejaba para luego, para un futuro indefinido que terminó siendo el 20 de octubre de 1992.

“Me acuerdo del día con exactitud porque, en esas coincidencias de la vida, mi padre murió exactamente 10 años después y me dejó solo con todos sus hierros”, explica ahora, sin los desahogos de la memoria. Y pese a los resabios iniciales, terminó por gustarle eso de fabricar clavos, puntillas, arados y cuanto utensilio le pidieran en una zona apegada a la tierra.

Los recuerdos le vienen como ráfagas, mientras sostiene con una mano el metal sobre la fragua y con la otra se limpia el sudor de la frente. Más de dos décadas lleva junto a esa suerte de estufa que reblandece hasta el aluminio y “se traga cualquier cantidad de sacos de carbón”; más de 20 años derritiendo y moldeando minerales al rojo vivo.

Sin embargo, en el taller no se escuchan más traqueteos que los suyos, porque “de este oficio ya no se enamora nadie”, reconoce. De seguro también así pensaba Hefestos, el dios herrero de la mitología griega que forjó el escudo de Aquiles, el cinturón de Afrodita y las armas de todas las deidades del Olimpo, pero que parecía relegado a las sombras y el anonimato.

Aunque tampoco por ello se queja Guillermo, enternecido entre sus aparejos al punto de terminar en apenas media hora un juego completo de herraduras. “Y si es con cabillas lo hago en 20 minutos —precisa—. Lo más trabajoso es el clavo de herrar, porque hay que dar muchos golpes con una mandarria chiquita; tengo que esforzarme bastante”.

“¿Heridas? Miles, y patadas de caballo”, añade, y a la mente le viene la anécdota del animal que le devolvió el gesto dejándole una de sus propias herraduras marcada en las costillas.

Entonces, mientras conversa, el alarido del hierro sobre el yunque se disipa, se alarga como por ensalmo, y no queda más remedio que reconocer la máxima de Guillermo: todo es cuestión de adaptarse. Bien lo saben los mulos, calzados y agradecidos, que esparcen loma arriba la fama de un herrero en el repiquetear metálico de sus cascos.

Anuncios

13 comentarios en “Oficio de herrar

  1. Es tan vuejo ese oficio que solo quien ha vivido al lado de un herrero sabe de su rigor, la dureza y hasta los mil y un sustos por sacarle vida a los metales. Duele saber también que se va perdiendo como tantos otros. Mi papá fue herrero (en sus 2 variantes) y siento tanto orgullo de él que te doy las gracias…

  2. Se va perdiendo el oficio de la herreria, sobre todo en paises desarrollados. Ya se importan las herraduras desde Latinoamerica, aunque no cualquiera sabe calzar a los equinos. Los Hipodromos, donde se hacen apuestas en las carreras de caballos, tienen su propio Herrero. En Cuba se prohibieron a comienzos de los 60s.
    El que tiene una Fragua de Carbon, ahora estan de moda los muebles de hierro, sobre todo cabeceras de camas; tambien la herreria ornamental, como escaleras y las rejas, que tienen mucha demanda porque una ventana y una puerta de hierro, protege contra el bandalismo de los cacos.
    Es un trabajo bruto y duro, pero el Herrero tiene la capacidad de ser creativo.

  3. Giselle, de ahora en adelante pregúntele a Rotilda que tema quiere que Ud escriba. De esa forma ella queda feliz, y los demás nos llevamos las manos a la cabeza o nos “jalamos” los pelos.

    1. Con lo que debe saber ese hombre sobre el asunto y un poco de tecnologia se pudiera desarrollar un negocio que a la larga daria trabajo y vida a muchos.
      Pero………..

  4. Echame guao, Jose. Yo no expreso nada de lo que tu opinas, porque tu tienes que meter la paleta en lo que yo digo. No soy herrera ni se nada del asunto, asi que no puedo participar. Los herreros en Cuba probablemente no tienen materiales para trabajar, asi que en casa del herrero cuchillo de palo.

  5. No respondo mas pues este blog no es para estar chancleteando, es solo para dar la opinion de cada cual sin que un inquisidor ( que me perdone Torquemada) venga a estar monitoreando (meter la paleta )lo que alguien exprese. En cuando a ud. no conocer lo que significa “echame guao” , no creo que no lo entienda, en fin me extranna que siendo aranna te caigas de la pared.

  6. ROTILDA, hay muchas formas de “chancleteo” y una de ellas es su forma de escribir con frases cuyo significado desconozco: vocablo de orilla y marginal

  7. Cuando dije “frases cuyo significado desconozco”, aclaro que no aparecen registradas en la Real Academia de la Lengua EspaÑola. Por mas que he buscado y rebuscado, no aparecen ni en los centros espirituales.

  8. Con permiso de la dueña del blog, y de sus distinguidos lectores, propongo tema para otro artículo : “El oficio de ERRAR” , en el cual, Cuba esta en las primeras líneas mundiales, gracias a la “Calidad” de sus dirigentes….

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s