En fin, ¿y el mar?

Que la telenovela cubana no me emocione demasiado desde aquellos lejanos tiempos de Tierra brava o, más recientemente, Al compás del son; que una se suceda detrás de la otra y que a las pocas semanas ya yo no pueda recordar de qué iba la trama o cuál era el título de cada culebrón, debe ser una apreciación mía, un criterio subjetivo que he venido forjándome durante años y años de sentarme disciplinadamente frente a la pequeña pantalla en las noches de Cubavisión.

Ni Sol de batey, ni Pasión y prejuicio, ni Tierra brava pudieran ser vistas hoy con la euforia con que fueron acogidas por los cubanos que fuimos hace décadas; de hecho, cuando han sido retransmitidas —algunas, en más de una ocasión— los televidentes entrenados que a estas alturas somos le hemos detectado no pocos descosidos. La prueba del tiempo, le dicen.

Sin embargo, tengo la impresión —también subjetiva— de que para los años en que fueron producidos, aquellos dramatizados pusieron la parada tan alta que después, aun cuando contamos con mejor tecnología, nos hemos quedado esperando más. Mejor tecnología, aclaro, pero no mayores presupuestos, que en este caso no es un acápite a desdeñar.

He confirmado mi tesis sobre la grisura del género en la televisión cubana con la novela de turno: En fin, el mar, una obra audiovisual que ya va por los 20 capítulos sin que me haya revelado cómo viven y qué peculiaridades singularizan a los pescadores cubanos.

Porque a mí que me perdonen los realizadores, pero montar a cinco o seis hombres en un barco o sentar a la protagonista a mirar románticamente al horizonte con los pies metidos hasta los tobillos en el agua salada no basta para describir los dilemas existenciales de la gente del mar.

Será que esperaba encontrar los porqués detrás de la obsesión de algunos por el salitre, la determinación con que se amarran a la línea sinuosa de la costa, muy a pesar de los ciclones y de la elevación del nivel del mar; será que esperaba comprender los tejemanejes de la pesca furtiva, los sistemas de pago según especies y hasta la falta de opciones en las comunidades costeras para gastar luego esos salarios. Esperaba que me contaran cosas de pescadores, no sé.

En su lugar, este dramatizado nos narra las historias del machismo agazapado tras los buques y los atracaderos, de la misma manera en que hubiera podido aplatanarlas en el llano, en la montaña, en el batey cañero o en la ciudad. La violencia machista, sea simbólica, física o psicológica, es un fenómeno que, por más que nos pese, gravita sobre todos los rincones de la identidad nacional.

El mar me parece entonces aquí más escenografía que idea central; el mar filmado con (ab)uso del dron en las escenas exteriores que, a juzgar por los movimientos de cámara y la composición de los planos, no se corresponden con las secuencias en interiores, más en plan cámara fija y estudio de cartón. Es como si fueran dos telenovelas diferentes.

Diferentes en cuanto a la visualidad, porque en materia de actuación los desniveles son los mismos en sets o al aire libre. Los personajes han sido construidos desde el estereotipo y la escasa introspección, salvo muy honrosas excepciones, y los conflictos resultan tan predecibles que desde el mismísimo principio permiten vaticinar el desarrollo de la historia, qué moraleja se avecina, quién se quedará con quién.

Hace tiempo he dejado de pedirle a la telenovela cubana que me deslumbre, que me deje en vilo hasta el próximo capítulo o me sorprenda con un final de infarto. En un país donde los creadores audiovisuales con talento e ingenio se dan silvestres, dejar de pedirle a la telenovela requisitos como esos, consustanciales al género, es síntoma de que la cosa no pinta bien.

Peor aún: en una isla rodeada de “la maldita circunstancia del agua por todas partes”, la sal está escasa, reparten pollo por pescado y a un culebrón supuestamente marítimo una termina preguntándole: en fin, ¿y el mar?

Anuncios

16 comentarios en “En fin, ¿y el mar?

  1. No puedo opinar sin haber tenido la oportunidsd y la paciencia de sentarme a ver ninguno de esos culebrones.
    Algunos estan en Youtube
    Pero, ¿Quien se anima? Bueno, haciendo memoria una vez trate , pero no pude, con Sol de Batey. Horroroso.

    Gisselle deberia animarse a ver algunos que se conocen mejor por aca y que han logrado grandisimos niveles de audiencia como Juego de Tronos. Exito que a mi juicio se justifica, aunque al serial no le falten facilismos.

    Saludos

  2. Creo que no pudiste encontrar un mejor título. Comparto todos tus criterios y con mucho pesar reconozco que hace mucho que dejé de interesarme por las novelas cubanas.

  3. ?Cobarde o timoraro comentario para atacar a la revolucion?

    Si el objetivo era decir que hay escases de productos del mar, haberlo dicho sin escudarse en la mala calidad de los culebrones.

    1. El objetivo del post, Roxana, no era decir que hay escasez en Cuba de productos del mar, el objetivo del post era criticar la grisura de la actual telenovela. En la primaria hay un contenido de Lengua Española que se llama “sacar la idea esencial” que debes haber vencido. Te aclaro un punto: decir que en Cuba hay escasez de productos del mar, ya sea pescado en las pescaderías o sal en los mercados, no es atacar a la Revolución. Es ser objetivo. Cobarde y timorato es, no obstante, escudarse en un nombre ajeno para comentar en un blog. Cobarde es decir que abunda el pescado cuando lo que te dan en la pescadería es pollo, importado, por demás. Digo yo…

  4. ROXANA, explicate mejor, porque mi espanol es malo y a lo peor el que entiende mal soy yo. Por arribita, si dejamos la inmundicia y la porqueria debajo de la almoada, llega el momento en que la pudricion nos invade y terminamos en la morgue. Pues si dejamos de criticar lo malo, para preservar “las esencias” y no lo apartamos o no lo eliminamos, la revolucion termina sepultada o desvastada. Bueno, lo poco que queda de revolucion, pero deberian conservarlo, porque todavia tiene adeptos.
    Un consejo sano: no escuches Radio Mambi, muchisimo menos al “director general” Armando Perez Roura. Y si te disparas un Tome Nota ( editorial ) a lo peor terminas en Mazorra. Sospecho que andas por los extremos y estos son malos: lo mismo a la izquierda que a la derecha. Mas moderacion , bonita.

  5. Hay ejemplos de productos audiovisuales hechos con poco presupuesto que han tenido una trascendencia memorable, porque cuando el guion es genial, uno hasta se queda pensando en lo que dicen los personajes, por la profundidad de cada uno, la versosimilitud. Pero no creo que la novela cubana haya tenido un presupuesto flaco, entonces, dinero lanzado al mar.

  6. El cineasta espaÑol Luis BuÑuel fue un genio en la direccion del cine. No ha habido, desde su deceso un director en el idioma de Cervantes, tan innovador como el. El primer Oscar que gano EspaÑa, fue gracias a BuÑuel. En EspaÑa se le venera y se le recuerda.
    Vi mucha TV en Cuba, durante las decadas de los 60 y 70, he visto mucha TV en EspaÑa, donde he vivido, y he visto TV en toda Latinoamerica, por lo que tengo en un pedestal tan alto a los directores cubanos Carballido Rey , un genio del humor, y Antonio Vazquez Gallo, otro genio haciendo telenovelas y aventuras, que desde ellos se retiraron, la TV cubana es otra. Hay un antes y un despues. A Carballido hay que reconocerle sus programas San Nicolas del Peladero, Casos y Cosas de Casas y Detras de la Fachada, entre muchos. Pero estos 3 programas son los mas emblematicos en una epoca dura, cuando Nivaldo Herrera presidia el ICRT. A la TV iban los mejores, la crema y la nata y se hablaba de excelencia, que es la calidad maxima de un producto bien terminado.

  7. La fuga de talentos ( directores, libretistas, productores y actores) en busca de un mejor nivel de vida, ha diezmado la calidad de la TV. Lo que llega hoy en dia las pantallas, ya no es “ni la cutara” de lo que disfrutamos los televidentes en las ultimas 2 decadas del pasado siglo. La emigracion ha pasado factura y la sangria no se detiene. Los talentos se cansaron de esperar el futuro prometido que nunca llego. Ya los discursos no venden ilusion.

  8. Antes de la Revolucion y en los primeros anos despues de la idem, habia muy buenos programas en la TV aun que los habia tambien muy cursi.
    Ya despues al pasar de los anos la mayoria de los programas serian panfletos dek Realismo Socialista. Estuve en Cuba hace unos anos y vi algunos programas que a mi me gustaron pero para mi sorpresa mi familia los detestaba. E;l publico de Cuba es facilistas y eso no cambiara en muchos anos.

  9. EN DESDACUERDO CON ROTILDA;
    No se cuando Ud se marcho de Cuba, pero yo me fui en 1980, y sin ser adecto al gobierno, consideraba que habia calidad en la TV. Habian programas dirijido a todos los publicos:
    “Escriba y Lea” estuvo en parrilla mas de 30 anos
    “Juntos a las 9”, con Eva Rodriguez. Musica en vivo y entrevistas
    “Buenas tardes”. Revista musical en vivo
    “Para Bailar”. Concurso de baile
    ” Todo el mundo Canta”. Concurso de canto
    “San Nicolas del Peladero”. Programa de satira politica
    “Detras de la Fachada” Humor y entretenimiento
    “Casos y Cosas de Casa> Humor y entretenimiento.

    Diariamente habian aventuras y tambien telenovelas. Eran solo 2 canales de TV : el 6 , que era el principal y el 2, con una programacion mas educativa y monotona.
    Yo estaba satisfecho con aquella television. Ojala que, enves de existir aqui “la chusma-parodia” de la Dra Polo, por ejemplo, tuvieramos en parrilla cualquiera de los programas que arriba enumere. Ojala !

    1. En el comentario anterior se puede observar como la Cuba de hoy no es ni la caricatura de lo que fue, ni la sombra de lo que podria haber sido y no es necesario ser adepto o no para darse cuenta.
      Si observamos los programas enumerados observaremos que en el 90% fueron hechos con elencos de profesionales formados antes del 59.
      Consuelito, Eva Rodriguez, Cepero Brito, Martha del Rio y Coqui Garcia eran artistas o animadores de antes. Hoy eso seria imposible.
      Por que no pudo substituirse a los profesores de Escriba y lea?. Ya se sabe que todo no fue abajo de un dia para otro sino mas bien el proceso actuo erosionando lo bueno que existia hasta hacerlo astillas.
      Y Para Bailar cuenta hoy casi con el cien por ciento de su elenco viviendo en la emigracion.

  10. Gisselle. Conociendo la pata izquierda de la que cojeas, me imagino tijereteas lo que sigue. Sin embargo, es parte de una telenovela mas impactante que esa del mar…y se ajusta al tema por tratarse de saltar el charco

    Erick la mira fijamente.

    – ¡¿Qué pasó?! Yo sabía… –dijo Lía con el impulso de un lloriqueo.

    – ¡Nos vamos pa’ la yumaa!

    Lía estalla. La gente nos mira. Erick debe controlarla. Espero que pase la euforia …
    _____
    Felicidades. Me da mucha alegria luego de leer tribulaciones sin fin. Ahora, a trabajar honradamente sin meterse en problemas.

  11. De acuerdo Sanson, de “Para bailar”, excepto la chinita Mara, todos se fueron echando un patin. El primero en brincar fue Salvador, durante el Mariel de 1980; luego Cary Ravelo, mas tarde Lili Renteria, que el era “el gallo tapado” del programa, porque era la marxista del elenco. Se marcho a Venezuela, alli actuo un tiempo, se caso y alli tuyo una hija para luego aterrizar en Miami. Y por ultimo, fue Carlos Otero el que puso tierra de por medio. La chinita Mara jamas penso que se quedaria sola en Cuba.

    Si es cierto que todos esos actores que menciona proceden de la vieja escuela de actores de la antigua CMQ, pero tambien es cierto que los dejaron trabajar, los dejaron hacer su humor y tambien nos hicieron reir. Recuerde Ud. que en Noviembre de 1971 fue el 1er Congreso de Educacion y Cultura, y ahi es donde el entonces Ministro de Educacion, Belarmino Castilla, ordena radicalizar la educacion y la cultura. El comisario Luis Pavon, el del pavonato”, se sumo rapido al tren y comenzo la caceria de brujas en todos los sectores de la cultura.
    Nivaldo Herrera, que tenia el grado de comandante del Ejercito Rebelde fue situado en el ICRT como director. Lo cierto que todos esos programas que yo mencione, estuvieron en la parrilla durante su mandato. Ahora bien, el dia que Bernabe ( Enrique Arredondo ) en un programa Detras de la Fachada ( Miercoles 8:30 pm Canal 6 ) amenazo a su nieto Enriquito con castigarlo a ver los munequitos sovieticos, hasta ese dia trabajo Arredondo en Detras de la Fachada. Fue castigado una larga temporada, pero era tan imprescindible para el humor, que luego lo traerian a San Nicolas del Peladero, porque la risa y el choteo del programa, era el quien lo llevaba junto a la alcaldesa Remigia ( Maria de los Angeles Santamaria).
    Asi las cosas, esa TV de los 60 y 70, era mil veces mejor que la actual. Y el que lo dude, que vaya a Youtube.com, que ahi aparecen todos esos programas.

  12. Escriba y lea era un programa que veia cada vez que podia. No pudieron sustituir a los doctores y hubo que suprimirlo o murio poco a poco al cambiar la audiencia. No se. Si, porque esa gente que dice “pol que” o “luchal” no va a sentarse frente al televisor a ver algo que no entienden por una media hora entera.
    Quien iba a reemplazar a la Doctora Ortiz tan elegante, fina e instruida?. Acaso la psicologa media loca y horrible que dijo en Panama que se habia pagado el pasaje con su trabajo?. Morfa creo que se llama y con su farsa su gano un alto cargo en el partido.
    Esa es una muestra de la decadencia.

    1. Morfa ha aumentado de peso por lo menos 20 libras en la ultima foto que vi de ella. Si sigue aumentando de peso sera a…. morfa en unos anos.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s