Colgando del hilo de la dependencia externa

Los últimos habitantes de Cuba que lograron cultivar las cantidades que necesitaban para consumir fueron los aborígenes. Desde entonces hasta hoy, los cubanos han dependido en mayor o menor medida de las importaciones de alimentos para satisfacer una demanda que ha ido, lógicamente, in crescendo. No lo digo yo, que apenas he sembrado caña y bejucos de boniato en las ya extintas escuelas al campo; … Continúa leyendo Colgando del hilo de la dependencia externa

Merca-Hostal Trinidad ensaya el mercado mayorista

Como lleva las estadísticas de su negocio a punta de lápiz, Carlos González* ha sacado las cuentas suficientes que le permite sostener, categóricamente: “El Merca-Hostal puede que no sea la solución definitiva al abastecimiento de paladares, hostales y cafeterías en Trinidad, pero alivia por el momento”. Lo dice con la experiencia de quien ha gestionado durante años un próspero restaurante en el Centro Histórico de … Continúa leyendo Merca-Hostal Trinidad ensaya el mercado mayorista

El campo, la ciudad y los perros

Tienen las mismas cuatro patas y la misma expresión de fidelidad en la mirada, pero los perros de ciudad no son exactamente iguales a los perros de campo; como los humanos que habitan aquellos lares, que por más cruzadas teatrales que se inventen para animarles las noches de Pascuas a San Juan; por más planes asistenciales que se dibujen en papeles y, solo a ratos, … Continúa leyendo El campo, la ciudad y los perros

La parábola del trueque

He vuelto a escuchar un pregón que creí desaparecido hace casi 20 años: “Cambio espejos por malanga, ropa por frijoles, toallas por arroz…” y un larguísimo rosario de trueques que se me fueron haciendo ininteligibles a medida que las mujeres se alejaban por el pasillo del 12 plantas. Sucedió un domingo al mediodía, esa hora en que el sopor y las propuestas de la televisión … Continúa leyendo La parábola del trueque

Pretensión demasiado naif

Me atrevo a vaticinar que el pasado octubre quedará registrado en la memoria afectiva de la nación como un mes de emociones extremas: el suspiro de alivio con la victoria de Chávez en las urnas -un triunfo que repercute en Cuba como si el país fuese otro estado venezolano-; la caída definitiva de las talanqueras que limitaban la libre movilidad de los cubanos; el paso … Continúa leyendo Pretensión demasiado naif

Viendo llover en Macondo

Alguien dijo junto a mí: “Es viento de agua”. Y yo lo sabía desde antes. Gabriel García Márquez Llovió tanto que las casas se desprendieron de los cimientos y algunas rodaron por las calles, loma abajo. Viéndolas desde un postigo, más bien parecían barcos a la deriva, de esos que no van a ninguna parte. Puertas adentro, los pollos dormían en las repisas, tratando de mantener … Continúa leyendo Viendo llover en Macondo