Tiempo de canturías

Cuando a Eréstamo Fajardín Valdivia intentaron comprarle por un precio exorbitante su obra cumbre, un poema descomunal de 400 y tantas décimas que recitaba de memoria hasta donde le alcanzaba el aire, su respuesta fue tan categórica que más bien parecía el último recurso para no venderla: “Si me ofrecen esa cantidad es porque vale el doble”. Y se aferró a la libreta con más … Continúa leyendo Tiempo de canturías

Tan feministas que nos creemos

Presumimos de tener a casi todas las féminas del país integradas a la Federación de Mujeres Cubanas, de desplegar una cruzada inmisericorde —aunque no del todo efectiva— contra siglos de machismo y hasta de establecer determinadas cuotas para garantizar la presencia de mujeres en los más disímiles estratos de poder. Si nos preguntan, nos declaramos feministas por principios. Pero entonces alguien habla de envejecimiento poblacional, … Continúa leyendo Tan feministas que nos creemos

El problema es que el sirope vende

En un disco de duetos por el que seguramente no va a ser recordado, Descemer Bueno asegura que “el problema es el amor, que parece tan difícil”. A su lado, Jorge Villamizar y El Chacal le hacen coros y continúan agregando que “prefiero morir que volverte a perder”. No sé para ellos; para mí está clarísimo que el problema no es el amor, sino el … Continúa leyendo El problema es que el sirope vende

Una joya habitada

Antes de que sus callejuelas empedradas se abrieran sin pudor a medio mundo; antes, incluso, de que los primeros forasteros descarriados comenzaran a llegar, mochila al hombro, la ciudad de Trinidad era una suerte de isla dentro de la isla: sin más vías de comunicación que las marítimas hasta 1919, cuando se habilitó, tardíamente, el servicio público por ferrocarril, y hasta la década de 1950, … Continúa leyendo Una joya habitada

Arroz, frijoles, ¿y qué más?

Si antes del huracán Irma alguien me hubiese dicho que yo iba a extrañar tanto el plátano burro, que iba a hacer colas de tres horas para comprar cinco o seis manos y que el otro plátano, al que llaman criollo o macho, en varios meses no lo volvería a ver; si alguien me lo hubiera dicho probablemente no lo hubiese creído. Porque una cosa … Continúa leyendo Arroz, frijoles, ¿y qué más?

División político-administrativa en Cuba: ¿dónde poner los linderos?

Aunque lo dicten los profesores de Geografía y hasta el sentido común, Sancti Spíritus no limita al norte con el Estrecho de la Florida, como pudieran sugerir los kilómetros y kilómetros de litoral. Sancti Spíritus limita al norte con Villa Clara desde que, en 1976, los cartógrafos trazaron una línea roja horizontal en la Bahía de Buenavista que dividió los llamados Cayos de Piedra, pegados … Continúa leyendo División político-administrativa en Cuba: ¿dónde poner los linderos?

El camino a la opulencia ajena

Cuando abrí la puerta y la vi con aquella saya larga y el libro apretado contra el pecho, pensé que era Testigo de Jehová. “Gracias por subir tantos pisos —le disparé el discurso que tengo preparado para tales circunstancias—, pero yo soy cristiana, bautizada en la Iglesia Católica, así que ya creo en Dios”. Me miró con cara de no comprender nada, se encogió de … Continúa leyendo El camino a la opulencia ajena

¿El canal de la familia cubana?

Es como si de pronto a la televisión nacional le hubiera dado por quedar bien con determinados programas, sacándolos de sus días y horarios habituales y dejándolos caer en paracaídas en las estelarísimas noches de Cubavisión, un proceso al que pudiéramos llamar “empoderamiento a la cañona”. Supongo yo que el objetivo sea quedar bien con sus realizadores y públicos específicos —algunos, demasiado específicos—, porque en … Continúa leyendo ¿El canal de la familia cubana?

Lo que provisional se pone

Una pared de tablas de palma y una meseta. Solo eso le quedó en pie a la casa de Iris Leidy Cedeño; el resto —es decir, otras paredes de tabla de palma y algunos tabiques de cartón— se vino abajo desde que el huracán Irma comenzó a pasearse por la costa norte de Cuba. Para cuando se estacionó frente a las costas de Yaguajay, con … Continúa leyendo Lo que provisional se pone

Yaguajay malherido

Era la una y media de la madrugada cuando la mata de caoba cayó sobre la placa de Ileana y Carlos. María Elena lo recuerda bien porque fue cuestión de escuchar el golpe, mirar el reloj y, de reojo, también a Ileana, que se había guarecido en su casa cuando el viento apretó y estaba allí con su hijo, muerta de pánico en una esquina. … Continúa leyendo Yaguajay malherido