Desde una esquina virtual

Me confieso oyente de La otra esquina desde su temporada anterior, entre 2007 y 2010, cuando ese apasionado de la radio y promotor cultural que es Carlo Figueroa entraba en mi hogar como Pedro por su casa y, desde un estudio de la emisora provincial, me hablaba de jazz, de la cartelera cultural para el fin de semana y hasta de cómo cocinar frijoles negros. … Continúa leyendo Desde una esquina virtual

Colgando del hilo de la dependencia externa

Los últimos habitantes de Cuba que lograron cultivar las cantidades que necesitaban para consumir fueron los aborígenes. Desde entonces hasta hoy, los cubanos han dependido en mayor o menor medida de las importaciones de alimentos para satisfacer una demanda que ha ido, lógicamente, in crescendo. No lo digo yo, que apenas he sembrado caña y bejucos de boniato en las ya extintas escuelas al campo; … Continúa leyendo Colgando del hilo de la dependencia externa

Afanosa busqué mi bandera

I Pudo ser 9 de abril, Primero de Mayo, 26 de julio, 10 de octubre… cualquiera de las fechas históricas que mi abuela veneraba con fruición de la niña pobre que fue y que, de pronto, con el triunfo de la Revolución, alcanza a ver a sus tres hijos en la universidad. Mi abuela, que me enseñó a venerar a Fidel y a Santa Bárbara, … Continúa leyendo Afanosa busqué mi bandera

Una golondrina no hace verano

Muy pocas veces en mi vida —que tampoco ha sido tan larga, déjenme aclararlo— he dado mítines políticos: de pie, con la sangre revuelta y el tono exaltado, he defendido con vehemencia algo. Algo en lo que, sin dudas, he creído tanto como para sacudir esta timidez casi patológica y desgañitarme en plan tribuna abierta. Ahora que digo “mítines políticos” no estoy demasiado segura de … Continúa leyendo Una golondrina no hace verano

Un loco de mucha lucidez

Cuentan quienes lo conocieron cuando aún no deambulaba sin rumbo por las calles de Cabaiguán, que en los años 50 llegó a tener tres programas de radio en Placetas, Fomento y Sancti Spíritus; que ostentaba el título de locutor colegiado como si se tratara del diploma universitario; que una foto suya, de dril cien y sombrero de jipi japa, lo mantenía joven en las memorias … Continúa leyendo Un loco de mucha lucidez

AHS: ¿subvertir el status quo?

La Cultura cubana entendida así, en mayúscula, no nació justamente cuando Perucho Figueredo, sobre la montura de su caballo —según la versión más extendida y romántica del suceso—, escribió en folios desperdigados y diseminó como pólvora la letra de La Bayamesa, marcha que habría de convertirse, a la postre, en nuestro Himno Nacional. Ni siquiera ese hecho fundacional, de tremendísimo valor simbólico, hubiese sido más … Continúa leyendo AHS: ¿subvertir el status quo?

Cintas amarillas

Solo cuando René González convocó a los cubanos a usar una cinta amarilla el próximo 12 de septiembre me percaté de que no tengo prenda alguna de ese color. “Soy más de Santa Bárbara que de la Caridad”, me dije, a sabiendas de que un argumento tan folclórico iba a bastarme para virar al revés las gavetas, desempolvar vestidos viejos y registrar a escondidas los … Continúa leyendo Cintas amarillas

Del cable, un pelo

La noticia no me la dio el diario de la juventud cubana, que en un atípico rapto de primicias editoriales publicó antes que nadie las declaraciones de ETECSA; ni el noticiero del mediodía, que repite lo que ya vienen informando los medios desde la jornada anterior, sino un vecino joyero que suele entablar kilométricas discusiones conmigo sobre la posibilidad de que el dinero lo compre … Continúa leyendo Del cable, un pelo

Un rayo en el Vaticano

“Por lo que más tú quieras, niña, no te hagas monja”, me decía mi abuelo cuando empezó a percibir mi puntualidad para asistir a misa y a catequesis. Con la foto de su hermana cerrada de negro y las historias que ella le contaba del claustro pretendía apaciguarme el entusiasmo por un camino para el cual yo misma descubriría luego que no tengo vocación. Hasta … Continúa leyendo Un rayo en el Vaticano

Desde las gradas

Ya comenzó la Serie Nacional de Béisbol, es un hecho: sin Metropolitanos -como indicaba la lógica desde siempre-, sin clasificación por grupos, con la novedad de los cinco refuerzos y un cronograma que desmochará la mitad de los juegos para la mitad de los equipos. Dicen los integrantes de la Comisión Nacional que la nueva estructura elevará el techo de la pelota cubana y en … Continúa leyendo Desde las gradas