La cura de San Pablo de Yao

Cuando se vio solo frente a aquella señora con un sangramiento desproporcionado en medio de la Sierra Maestra, Denis Gabriel Santos respiró profundo y dijo para sus adentros: “Esto lo resuelvo yo o el diablo vende billetes”. La suerte es que no se turbó: estabilizó a la paciente a como pudo, aplicó los protocolos establecidos para casos de esa índole y se aseguró de remitirla … Continúa leyendo La cura de San Pablo de Yao

Médico, ¿usted sabe nadar?

La antigua despulpadora de café de Arroyo Seco todavía asoma su nariz de concreto sobre las aguas cuando la sequía aprieta. La gente del pueblo la describe con tanta precisión como si no yaciera en el fondo de la presa Mayarí desde hace cinco años, junto a la terminal, el hospitalito y varias decenas de casas. Contra todos los pronósticos, el nuevo embalse se llenó … Continúa leyendo Médico, ¿usted sabe nadar?

Si la ciudad no va a la montaña

Los guajiros del Escambray han aprendido a identificar a los periodistas desde que llegan. Por el deslumbramiento, dicen, porque lo miran todo como si las matas, el café en jícara y los hombres a caballo fueran cosas de otro mundo. “Y apuntan lo que uno les explica en una libretica para que después no se les olvide”, me reprocha Arturo González, uno de los arrieros … Continúa leyendo Si la ciudad no va a la montaña

Viaje al tope de Las Villas

El carro se detiene, exhausto por la subida, en un recodo que la misma providencia parece haber plantado para que los choferes no desistan a medio camino. “Refresque la ‘bestia’ con el agua de esa pluma y siga echando, que todavía le falta un impulso pa’ llegar al mirador y otro pa’l pueblo”, le dice al equipo de prensa un campesino que sorprende por sus … Continúa leyendo Viaje al tope de Las Villas