Lo más parecido al paraíso

Cayo Esquivel era el paraíso: las blanquísimas arenas de Varadero sin el recalo de pomos o latas viejas; la vegetación de Varadero sin los hoteles metiendo sus narices como vecinos intrusos por entre las caletas; la luz y el olor a salitre de Varadero, pero sin el agobio que siempre ha provocado el turismo. Cayo Esquivel era lo más parecido al paraíso. O todavía lo … Continúa leyendo Lo más parecido al paraíso

La lenta agonía de los ahogados

Venecia e Isabela están condenadas a morir de la misma forma: las aguas mordiendo la línea sinuosa del litoral, el mar adentrándose en tierra firme por entre plazas y callejuelas, el esqueleto de la ciudad cubierto de algas en el fondo del océano, como dicen que terminan los barcos hundidos. Venecia e Isabela están padeciendo ya la lenta agonía de los ahogados. No sé allá, … Continúa leyendo La lenta agonía de los ahogados

El viejo, la cámara de camión y el mar

No fue con Doña Bárbara, cabalgando por los llanos del Apure, sino con un tío de mi madre que tuve noción por primera vez de los límites inasibles que separan la civilización de la barbarie. Se llama Lázaro, pero le dicen Gaita, no sabría decir por qué, y ha manifestado, como la devoradora de hombres, una tendencia innata al salvajismo. Lo supe por los cuentos … Continúa leyendo El viejo, la cámara de camión y el mar