El periscopio que le sobra al Perla

A veces creo que lo han dejado allí, posado sobre el Hotel Perla de Cuba, para garantizar que, por soporífero que sea el domingo, la gente que visite el parque Serafín Sánchez, de Sancti Spíritus, siempre tenga en qué entretenerse: en buscarle analogías a esa especie de cajón de concreto, por ejemplo.

Para algunos, parece el gigantesco periscopio de un submarino de la Segunda Guerra Mundial; para otros, el tubo por donde respiraban los dibujos animados conocidos como Snorkels. Todos, absolutamente todos, coinciden en que la estructura de mampostería que sobresale en la azotea nada tiene que ver con el resto de la edificación.

Si lo dice el espirituano común, que no domina los rudimentos del diseño ni los principios elementales de la arquitectura, ¿cómo no habrán de comentarlo los profesionales del ramo, conscientes de que la caseta elevada no comparte ni uno solo de los códigos del eclecticismo del resto del inmueble?

En el Libro de las construcciones espirituanas, de la historiadora María Antonieta Jiménez Margolles, se describe la evolución del edificio desde la segunda mitad del siglo XIX, cuando tenía apenas una planta y se usaba como casa de vivienda, pasando por sucesivas ampliaciones una vez que se dedicó íntegramente al hospedaje, hasta que en la década de 1950 se le incorporó un ascensor. Pero del torreón en la azotea, nada.

Roberto Vitlloch, director de la Oficina Provincial de Monumentos y Sitios Históricos, dice estar casi seguro de que la estructura apareció en esa última etapa con la función de proteger la maquinaria del elevador, y la profusa iconografía de la época le da la razón, pues en las imágenes anteriores a 1950 el snorkel brilla por su ausencia.

En última instancia, el cuándo tampoco sería lo más importante, sino el hasta cuándo, una interrogante que, al parecer, ningún especialista se ha formulado en serio; de lo contrario, no se habrían perdido dos excelentes oportunidades de echar la escotilla abajo: hace más de una década, cuando el inmueble fue completamente restaurado a expensas de TRD Caribe, y en 2014, cuando se remodeló el parque Serafín Sánchez y se dio colorete a las edificaciones de su entorno.

Es como si, en el hervidero del aniversario 500, con tanto urbanista y arquitecto midiendo contrarreloj los progresos de la plaza, nadie hubiese levantado la vista para percatarse de que, una vez terminadas las labores, semejante cubo de mampostería solo podría afear el paisaje de postal turística que ahora es el parque.

Los más conservadores esgrimen el argumento de la utilidad para justificar que todavía no han tumbado la estructura a mandarriazos. Especulan que si el inmueble volviera algún día a funcionar como hotel, en la azotea pudiera erigirse una terraza, como la que existió hace décadas, con una vista envidiable; pero actualmente no se debate al respecto, ni nada hace pensar que el edificio vaya a cambiar de manos, ni sería necesaria una estructura tan grande para colocar una pérgola, una barra y cuatro mesas.

Sea de TRD Caribe, del Ministerio del Turismo, de Cultura o de Masantini, el torero, el periscopio está de más desde que surgió, resaltando como un armatoste sobre la delicada silueta del Perla, recordándonos —porque al final va a servir para algo— que el patrimonio de la ciudad se gestiona como un todo, no por compartimentos estancos.

Hotel Perla con dos niveles. (Foto: Archivo)
Hotel Perla con tres niveles. (Foto: Archivo)
Hotel Perla a finales de siglo XX. (Foto: Archivo del periódico Escambray)
El Hotel Perla se retocó al calor del medio milenio de Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito)
La estructura no comparte ningún código estético con el edificio. (Foto: Vicente Brito)
Parque Serafín Sánchez. Al fondo, el Hotel Perla con periscopio incluido. (Foto: Vicente Brito)
Anuncios

12 comentarios en “El periscopio que le sobra al Perla

  1. Jajaja, y yo que pasé ayer por ahí tomando fotos al parque y al edificio, pensando en ti, sin saber eaxctamente por dónde venía la cosa. Ya puedes incluirte en el registro de arquitectos de la ciudad, creo. Sin que Vitlloch ni Leonardo se pongan celosos, vaya.
    Lo asombroso es que uno, como maquinalmente, cuando enfoca el lente ni repara en el defecto enorme que es el susodicho periscopio o snorkel. ¡Uzhas!, como se dice en ruso ¡Un horror! Y lo digo en ruso, porque si apareciera un turista de esa nacionalidad ansiono de enteder lo inentendible, como sugiere la caricatura sobre la foto, podrían remitirlo a mi, que yo, gustosa, les traduzco tu post.

  2. Alla arriba es donde se reunen “los factores” es decir la plana mayor de la provincia y la caseta es para que el vigia de turno proteja de posibles ataques de la aviacion enemiga. Por cierto, donde esta el todologuito del blog que no lo veo?

  3. me llama la atención que tiene una puerta y una escalera de acceso desde la cubierta… cumple alguna función el periscopio?… me lo pregunto porque veo extraño que le hagan un acceso y que no sirva para nada… qué función tiene hoy?… me quedé con esa duda…

    es muy probable que patrimonio le haya impuesto como condicionante a los interventores del edificio que no podían modificar nada, eso se puede saber consultando en planificación física que normas impuso patrimonio en la microlocalización… esas son las condicionantes mínimas… ese edificio debe tener, por su localización, grado de protección uno, por lo que modificarlo es imposible -incluso lo feo- sin que patrimonio lo autorice…

    1. ..y llego el todologo! Aleluya. Esta vez para diaertar sobre las disposiciones de planificacion fisica y, de paso, recordar que no se puede hacer nada que no este autorizado por la direccion del pais…

    2. A mí, camarero, también me llama la atención que no cumpla función alguna y esté ahí.
      Y por otra parte, ¿tú crees que yo escribiría de un tema relacionado con el patrimonio sin consultar a especialistas de Patrimonio?
      Saludos.

      1. por supuesto que sé que lo consultaste, obvio, solo que no me quedó claro si patrimonio se pronunció por mantenerlo, retirarlo o lo dejó al libre albedrío del intenvertor porque algo tuvo que regular debido al grado de protección que tiene que tener ese edificio… patrimonio dijo que había que mantener el inmueble sin modificarlo sustancialmente en el exterior o son ellos los de la idea de mantenerlo para si un día hay que darle uso como cuarto de másquinas del elevador?… yo sé que lo consultaste, lo que no me queda claro es qué dijeron ellos al respecto cuando regularon el edificio porque eso les compete absolutamente… ahí está mi duda… saludos…

  4. Yo asocio esa construcción con el elevador. A lo mejor pensaron en un cuarto piso y por eso está mas alta que la azotea. Pero por favor, es algo original y raro, pero no feo. No aboguen por destruirlo, please.

    1. Que esa cosa no es fea? No, verdad, es horrible. Yo estoy de acuerdo cien por cien con la periodista, esa cosa no tiene nada que ver con el edificio.

  5. Lo primero : Hermoso parque de SS, y muy bien por los arquitectos cubanos, que tan sabiamente restauraron esos bellos edificios frente al parque. Con respecto al “periscopio”, creo que este obedece a razones mas practicas que arquitectonicas. Desconozco las normas en cuba, pero, por lo que se ve en la foto, todos los edificios de mas de 2 plantas tienen cisterna de agua en los techos. Se puede ver el edificio amarillo, al lado del hotel plaza, con 3 enormes cisternas, y tambien el edificio color crema, al final de calle Independencia con varias cisternas del mismo tipo. Lo que se eleva por sobre los techos del perla, sería entonces, una gran cisterna. La forma de “periscopio” es debido al saliente de acceso a dicha cisterna. Se puede ver la escalera y la puerta de acceso claramente. El error arquitectonico fue dejar dicha saliente (y escalera) con vista al parque. Un buen arquitecto la hubiera disimulado hacia los fondos, o como mejor solución, permitido el acceso de forma interna, con una escalera dentro del mismo volumen de la cisterna. Esto ultimo es mucho mas costoso, lo que denota que en la solución se busco la practicidad y el costo. Si no fuera una cisterna, como la bloguera propone, la solución del acceso interno también hubiera sido posible.

  6. Según recuerdo pues hace muchos años que no subo a la azotea del Perla, ese “periscopio” se hizo para que el elevador pudiera dar servicio hasta ese luagr pues inicialmenter solo llegaba hasta el último piso de la edificación, lo que si está claro que quien lo hizo no tuvo en cuenta lo “feo” que luce cuando se ve desde el parque. Esto pudiera tener una solución práctica si decidieran mantener el periscopio para seguir utilizando el elevador. Podrían construir por delante de él un mural que guarde relación con la fachada del edificio (y a su vez tape ese engendro, al menos desde la vista del parque) pero todo pasa pro patrimonio, que a lo mejor ya tiene incluido como valor patrimonial uno el dichoso periscopio y ahora nadie lo puede tumbar aunque sea un monumento a la idiotes.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s