Ana, el paladar y la moraleja

Ana cocinaba los garbanzos más espectaculares de Sancti Spíritus. Quizás todavía los cocina, pero solo para su familia, a todo reventar para los amigos íntimos que la visitan; para vender en el paladar que había montado en la sala de su casa, ya no. Aquello no era un paladaaaaaaaaar, sino más bien una fonda con cinco o seis mesas que ella atendía personalmente, desde tomar … Continúa leyendo Ana, el paladar y la moraleja

¿Arando con los mismos bueyes?

Cuando a José Antonio Casimiro se le mete una cosa entre ceja y ceja, lo más recomendable es quitarse del medio y dejarlo hacer. Dejarlo, por ejemplo, armar y desarmar 13 veces un fogón de leña, dice él que buscando la perfección, o construir sus propios aperos de labranza porque “con la guataca yo nunca me he entendido bien”. Buscándole las cosquillas al artefacto, Casimiro … Continúa leyendo ¿Arando con los mismos bueyes?

Santiago Espirituano, una tarea de Hércules

Si se miran con cariño, sabiendo que costó ansias buscar los papeles de colores, el pegamento que resistiera el embate de los aguaceros y el combustible necesario para que recorran, según se ha prometido, buena parte de la ciudad; si se miran así, con ternura, las carrozas del Santiago Espirituano 2017 no parecen ya esos armatostes rudimentarios de dudosa calidad artística. Arte, no: magia hay … Continúa leyendo Santiago Espirituano, una tarea de Hércules

Vestida y con sombrilla

Para cuando mi mamá cumplió mi edad, ya yo tenía nueve años. Esa cuenta de aritmética elemental me ha dejado pensando y no precisamente en que me ha agarrado tarde para tener mis propios hijos, porque en definitiva la planificación familiar y el empoderamiento de la mujer para algo existen; sino en la relatividad de la percepción: cuando yo tenía nueve años, me figuraba que … Continúa leyendo Vestida y con sombrilla

Una casa con la guayabera al codo

Cuando en octubre de 2010 la cancillería estableció “el uso de la guayabera como prenda de vestir en los actos del ceremonial diplomático del Estado cubano y de su Gobierno”, Carlo Figueroa y el equipo de promotores voluntarios que había comenzado a revolucionar la vida cultural de Sancti Spíritus lo interpretaron como una conquista personal. La resolución tomaba en cuenta la autenticidad y cubanía de … Continúa leyendo Una casa con la guayabera al codo

El periscopio que le sobra al Perla

A veces creo que lo han dejado allí, posado sobre el Hotel Perla de Cuba, para garantizar que, por soporífero que sea el domingo, la gente que visite el parque Serafín Sánchez, de Sancti Spíritus, siempre tenga en qué entretenerse: en buscarle analogías a esa especie de cajón de concreto, por ejemplo. Para algunos, parece el gigantesco periscopio de un submarino de la Segunda Guerra … Continúa leyendo El periscopio que le sobra al Perla

Merca-Hostal Trinidad ensaya el mercado mayorista

Como lleva las estadísticas de su negocio a punta de lápiz, Carlos González* ha sacado las cuentas suficientes que le permite sostener, categóricamente: “El Merca-Hostal puede que no sea la solución definitiva al abastecimiento de paladares, hostales y cafeterías en Trinidad, pero alivia por el momento”. Lo dice con la experiencia de quien ha gestionado durante años un próspero restaurante en el Centro Histórico de … Continúa leyendo Merca-Hostal Trinidad ensaya el mercado mayorista

Gasolina especial en veda por el momento

En vigor desde el pasado 1 de abril, la orientación nacional de limitar la venta de gasolina especial o de alto octanaje (la llamada B 94) solo a los vehículos del Turismo y personal diplomático es una medida transitoria, confirman directivos de Cimex, quienes sin embargo aseguran no conocer hasta cuándo se extenderá la actual coyuntura. Irregularidades en el suministro de la B 94, un … Continúa leyendo Gasolina especial en veda por el momento

Con pie derecho

Una llega colgando de dos muletas, con las indicaciones del fisiatra estampadas en un talonario, las placas del pie fracturado por si hicieran falta y una cara de susto que se nota a la legua. Una llega así, desconsolada, pensando que demorará meses en caminar después del virón de pie más tonto que ojos humanos han visto, y sucede que a los cuatro o cinco … Continúa leyendo Con pie derecho

El año de 1984

Esperaba tanto de 1984, de George Orwell, que comencé a leerlo pero tuve que dejarlo, como se dejan los novios demasiado sosos o demasiado predecibles. Tanto me hablaban del libro —“tienes que sacarlo de abajo de la tierra”, me habían dicho—, que cuando finalmente lo encontré muerto del aburrimiento en un anaquel de la librería de Sancti Spíritus me le tiré con un desespero incomprensible … Continúa leyendo El año de 1984