La nueva anormalidad

La vida que viene, que casi está aquí, aunque la curva de contagios suba un poco, baje y repunte de nuevo como un cachumbambé epidemiológico; la vida que viene cuando haya que abrir otra vez aeropuertos y marinas porque si no morimos por el coronavirus corremos el riesgo de morirnos de hambre; la vida que anuncian los expertos es un escenario para el cual ni los mismos expertos se sienten preparados.

La nueva normalidad la llaman, como si tuviera algo de normal la convivencia con un virus que se transmite solo por respirar, ese lujo que nos damos los vivos. A falta de vacunas o medicamentos terapéuticos efectivos o coordinación internacional para conseguir la cura cuando se precisa —ahora mismo—, la humanidad deberá acostumbrarse al desasosiego que va y viene por temporadas, porque al parecer no teníamos suficiente con endemias como el dengue, el zika, la fiebre amarilla o la malaria.

Del escenario postapocalíptico que describen los científicos menos esperanzados, esos que le echan un cubo de agua fría a mis ilusiones de fármaco milagroso, no me preocupa tanto cómo quedará el dominó geopolítico luego de que las grandes potencias emulen para ver cuál se recuperará antes y se pasen unas a otras la papa caliente de las culpas —que si el coronavirus lo creó China, que si las primeras neumonías atípicas se detectaron en Italia—. Puede que ese sea el pollo del arroz con pollo que debiera desvelarme; pero yo, que no he viajado ni a Nueva York ni a Wuhan, ando estresada últimamente por asuntos más apremiantes, digamos que de supervivencia básica.

Cómo mantener la tan necesaria higiene con los jabones que me tocan por la libreta de abastecimiento, por ejemplo; o cómo no contagiarme de desconsuelo con las colas que ya forman parte del paisaje urbano.

No debería alterarme, pero me altera que el comercio electrónico no consiga despegar en un país con tan alta densidad de informáticos por kilómetro cuadrado. Al final vamos a terminar agradeciéndole al coronavirus por el empujón que le ha dado a una tarea que, evidentemente, hasta ahora había encontrado más justificaciones que avances.

Pero no es la precariedad que habrá de dejarnos la pandemia lo que me estruja el pecho. A períodos especiales y coyunturas cíclicas ya nos hemos acostumbrado. Lo que me angustia —esa es la palabra— de la convivencia con el virus es el estado de vigilia sostenida, la desconfianza irracional que, como todas las desconfianzas que conozco, suele desembocar en paranoia.

Miedo al mundo exterior y al otro, que puede estar realmente sano o puede ser un contagiado asintomático, nunca se sabe. Miedo a no saber. Miedo a que suba la fiebre. Miedo a la tos esporádica. Miedo a encontrarnos a merced de las probabilidades matemáticas. Miedo a no tener el control sobre dónde estuvo o a quién saludó, incluso el que te ayuda, el que te da la mano.

La nueva normalidad la llaman, pero la sospecha permanente no puede ser normal en ninguna circunstancia.

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Zucel dice:

    Por lo menos, en la “nueva normalidad”, tendremos el aliciente de tus letras. Tan extrañadas. Un beso.

    1. Siii, a mí también me encantan 😍

      1. Or dice:

        Bueno Gisselle
        Ante todo, de nuevo darte una calurosa bienvenida. Te estimo muchísimo pues disfruto leyendo tus entradas. Ahora mismo, tengo dos novelas que me las tengo que empujar jajaja, de pura disciplina.

        Tu post sobre el Corona, (me permito achicarle el nombre, jajaja, habiéndolo derrotado) como casi siempre genial. Y contrasta con el enfoque triunfalista de Cubadebate.
        Saludos. Te escribo un par de comentarios más antes de salir.

  2. Liset dice:

    Excelente!!! Se le extrañaba

  3. Ustariz dice:

    Para bien y para mal, estoy seguro que el mundo seguirá igual

  4. JOSE dice:

    WELCOME BACK AGAIN

  5. Editor de Progreso Semanal dice:

    Saludo el retorno. me gusta el artículo.

  6. JOSE dice:

    Bienvenida de nuevo, estimada bloquera:
    Muy buen post y muy oportuno para esta nueva situacion que tenemos, no solo en Cuba, sino en el mundo entero. Si salimos de esta crisis con las neuronas intactas, es un milagro de Dios. Entre el confinamiento , que deprime, y el estres por las malas noticias, nuestro sistema nervioso esta muy alterado. Habran muchos Mazorras por el mundo entero cuando termine la pandemia.
    Tengo dos lecturas agridulces de la pandemia, tanto en Cuba como en EE>UU:
    El gobierno cubano, en especial las autoridades de Salud Publica, han manejado la pandemia como si tuvieran experiencia en la conduccion de una gran crisis sanitaria como esta del Coronavirus. Las medidas tomadas en general han sido buenas en consonancia con las tomadas en Europa, que fue donde comenzo a propagarse el virus, aunque las noticias dicen que comenzo en China. Le doy un 10 a las autoridades cubanas ( Salud Publica y Defensa Civil ) por el manejo de la crisis. Cuba es, junto a Costa Rica y El Salvador, de los paises menos afectados en contagio y en muertes por el letal virus.
    Pero hay otro tema, tambien delicado, que es la alimentacion, que ahi es donde el manejo del gobierno tiene un cero, desaprobando a mi juicio. No es coherente el aislamiento obligatorio con las aglomeraciones, los molotes en las colas de los alimentos. Ahi se cae el distanciamiento por su propio pie. Gente en colas para el pollo , el jabon o la pasta dentral desde las 4 am en muchos municipios. Hay una queja generalizada y es que en muchos pueblos la policia no deja entrar a los campesinos que surten las Placitas de carne de porcino y ovino, tambien vegetales, frutas y viandas. Un pueblo puede estar confinado, pero no hambriento en sus casas. Tanto Europa como America Latina, EE>UU y Canada, mantuvieron los mercados de comida abiertos. Y los restaurantes y cafeterias tambien abiertos, pero no para aforo, sino para vender comidas para llevar a casa, cosa que alivia la situacion del desabastecimiento en nuestros hogares. Lo unico que hacemos en el encierro es, comer y comer, aparte de ver TV o conectarnos a la internet. No hay mas nada que hacer, solo esperar y esperar a que pase el vendaval.

    En EE>UU., el manejo de la crisis ha oscilado entre regular y mal por parte del gobierno ( lease la Casa Blanca ), que ja desoido consejos de un brillante y reputado Virologo de ascendencia italiana ( Anthony Fauci ) . No han sido pocas las veces que nuestro gobernante , sin experiencia alguna en Salud Publica, virus, pandemia y contagio, se ha atrevido a opinar y discrepar. Es como decimos, “el pajaro tirandole a la escopeta”. Y para que se contratan expertos en la materia? Para hacer caso omiso de sus consejos? Los resultados no pueden ser peores.Somos la burla nacional e internacional por el manejo de la crisis sanitaria.
    Algunos estados, desafiando al gobierno, han implatando politicas mas arriesgadas que han dado resultados. Otros estados han tenido pocos casos, no asi NY y Florida, que han sufrido un embate sin precedentes de la pandemia y no por tener gobernadores irresponsables ni “falderos” con la Casa Blanca: por ejemplo, el gobernador de NY, de apellido Cuomo, que ha chocado de frente con Trump un dia si y al otro tambien. La popularidad del presidente, que quiere reelegirse en Noviembre, esta en la picota, porque las encuestas lo estan bajando del podium, donde estaba justo antes de comenzar la pandemia. Trump no le ganaria hoy en una eleccion ni al ex-alcalde de Hialeah, Raul Martinez, por citar un ejemplo. No va a ganar en Noviembre y asi lo predije en 1992 cuando el fenomeno Clinton empezo a llamarnos la atencion, no solo por su carisma, sino por la moderacion de su discurso, despues de 12 años de politicas conservadoras de Reagan y Bush padre.

    Un cordial saludo

  7. Orl dice:

    Hola. Pues mira, así que mi entrañable amiga Gisselle cumplió su palabra y regresó. Sabes? Soy medio clarividente. Pensé que esta crisis te haría regresar y me di una vuelta . Tengo muchísimo que contarte, amiga mía. Para empezar, atrapé la pandemia , me internaron en la Unidad de Cuidados Intensivos del Moscoo y mi foto salió en primera plana del Cuencano por adulto mayor que derrotó el virus, me han hecho 4 entrevistas , todo lo cual ha proyectado mi autoestima a la estratosfera así que, prepárate a resistirme. Jajaja. Saludos. Un placer leerte como siempre.
    Tuyo. El inagotable senil.

  8. Orland dice:

    Lo mejor que dije en mi entrevista es que no tuve mucho miedo a morir que ya he vivido muchas experiencias- ja- Ja y me siento listo para rendir cuentas a mi creador . Si te cuento la mitad de mis andanzas, Gisselle , te mueres de espanto. Dejemos ese temita.

    Hice un cálculo de mis probabilidades de salir de aquel infiernilllo por mis propios pies o con ellos por delante y llegué a dos conclusiones. Una: Tenía chance. Mi salud es hasta ahora, buena.
    Dos: No debía preocuparme por eso. Mi destino estaba en manos de Dios y del personal médico. Mi tarea era obedecer, meterme la lengüita donde no le diera sol y seguir al pie de la letra todas las indicaciones que me dieran.
    Y aquí estamos.
    Saludos otra vez.

  9. Orlandi dice:

    ME GUSTARIA DARTE ALIENTOS DECIRTE QUE EL VIRUS ES UNA SIMPLE GRIPE JA JA JA COMO DIJO DONALD TRUMP. Pero no lo es. Vi morir gente. Del otro lado del pasillo a pocos metros de mi cama colocaban a los pacientes graves y luego los sacaban disimuladamente, Aun lloro recordando la gente que no lo resistio. Pero como eres joven y saludable, pienso, tus riesgos de morir son pocos. Cuidate
    Saludos del inagotable senil

    1. Orl dice:

      Además de la pandemia y de la escasez de medicinas y alimentos hay otros problemas de los cuales me gustaría que nos comentaras. Uno, la nube tóxica del Sahara, aunque esa plaga debe durar solo unos días, debe ser horrible. Otro, los mosquitos que según leo en Cubadebate están a pululo , para usar una palabra del argot.

  10. El inagotable senil dice:

    Te cuento.
    Dijeron, quedate en casa.
    Pero tengo que caminar o engordo porque como muchos dulces. Ademas, ya me conoces Gisselle. Salia a la calle todos lo dias Soy mas machito que nadie, Je Je Je,
    Me atrapa el HP virus.
    Llamo al numero de emergencia y me dicen que no, que mi tos no era seca.
    Me meti, estimo, tres semanas alimentando a ese bicho. Ya estaba que me caia de la debilidad, completamente extenuado. Una chica, `no se si sabes que suelo estar muy bien o muy mal acompannado me llevo al hospital. Bueno.Como dato curioso, la venezolanita una vez que me internaron queria que yo le diera las llaves de mi apartamento, dijo ella que para cuidarme mis cosas. Le dije que no.
    Luego vino con una prima y le dijo a la duenna del apartamento que yo estaba en cuidados intensivos del Moscoso, que queria mudarme y que le entregara una copia de la llave para recoger mis cosas. Je Je Je.
    Pienso que antes estuve en peligro de que me durmieran ella y su prima administrandome burundanga

  11. Orl dice:

    Copio:

    Cuba es, junto a Costa Rica y El Salvador, de los paises menos afectados.
    —-
    Jose omite a Uruguay. Y yo tengo algunas dudas. Alguien dijo que las estadísticas son una formidablemente herramienta para mentir. ?O lo dije yo?

  12. Orl dice:

    Estimado” José. ?Sería mucho pedirle que mostrara un poquito más de objetividad en sus valoraciones?

    No es muy santo de mí devocion, pero es falso que Donald Trump sea el único corrupto, inepto, ridículo y tonto de la fauna política. La pandemia CHINA atrapó a todos por sorpresa, hasta al inagotable que por un triz no se nos fue del parque.

    (Jajaja. No tanto. Al tercer día en cuidados intensivos ya trataba de ligarme una enfermera)

    Antes de que ejerza su emocionado voto, considere que Joe Biden no es capaz de enlazar dos y media frases juntas.

    Una pregunta:

    ?Sabe en qué lios anda Hilary Clinton metida con la ley?

    Exagera usted cuando otorga cien puntos al Gobierno Cubano .

    Durante semanas y semanas los comentaristas de Cubadebate andaban pidiendo cierre de aeropuertos y de escuelas. De haber sido tomadas a tiempo esas medidas, otro gallo cantaría.

    Saludos.

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s