Vestida y con sombrilla

Para cuando mi mamá cumplió mi edad, ya yo tenía nueve años. Esa cuenta de aritmética elemental me ha dejado pensando y no precisamente en que me ha agarrado tarde para tener mis propios hijos, porque en definitiva la planificación familiar y el empoderamiento de la mujer para algo existen; sino en la relatividad de la percepción: cuando yo tenía nueve años, me figuraba que a los 33 mis padres eran personas viejísimas.

Quiero creer que fue eso, un error de apreciación, lo que provocó la escena costumbrista que aún me da vueltas en la cabeza.

Sube el telón y aparecen dos muchachos al borde de los 20 años que conversan animadamente recostados a la fachada de una cafetería. Baja el telón.

Sube el telón y viene Gisselle caminando por la acera, pensando de seguro en la rutina laboral que está a punto de morderle una canilla; con su saya negra, su pullover blanco y verde y su sombrilla de Artex con arabescos verdes. Vestida y con sombrilla, parafraseando una canción de Silvio. Y Gisselle se dispone a pasar frente a los muchachos. Baja el telón.

Sube el telón y casi junto al oído de Gisselle comienza el diálogo entre los jóvenes que mi abuela calificaría como “unos pichoncitos”.

—Mira, asere, cómo le pega la blusa con la sombrilla.

—Oye, sí, el mío; qué bien combinadita viene.

(Hasta ahí, lógicamente, todo en orden. Todo, excepto el “asere” y “el mío”, por supuesto, apelativos que a fuerza de escucharlos en cada esquina no parecen en Cuba nada del otro mundo. Pero la conversación pica y se extiende).

—Y lo bien que les queda el color verde a las rubias.

—Así mismo, el mío. Conclusión: ¡qué interesante está la veterana esa!

Baja el telón.

Cuando sube el telón, Gisselle ha seguido de largo como una gata a la que le tiran un jarro de agua fría. ¡La veterana esa! No sabe si reírse o si llorar, si aquello era un piropo o una ofensa, si esos chiquillos recién salidos del tiesto merecían una sonrisa o un sombrillazo. Y mientras baja el telón ella decide que lo va a tomar a la ligera, como su madre la primera vez que la llamaron temba.

Todavía temba es un calificativo que se puede soportar con entereza, pero veterana suena más bien a sobreviviente de guerra. Prefiero creer entonces que fue un error de apreciación lo que provocó ese piropo de pena; un error de apreciación y no la certidumbre descarnada de que tantos años de stress me están pasando la cuenta.

Anuncios

9 comentarios en “Vestida y con sombrilla

  1. Yo tambien tuve esa sensacion cuando era niño: que mis padres ya eran viejos, y en ese entonces no llegaban ni a los 40. Y cuando era joven, yo pensaba que la vida sexual terminaba a los 40. Equivocadisimo estaba, porque hoy en dia el sexo llega hasta casi los 70 si el hombre mantiene buena salud y si no se ha pasado la vida cometiendo excesos. Y la maternidad se ha alargado hasta despues de los 50. La sociedad ha evolucionado al ritmo de la ciencia y la tecnologia.
    Ya eso de temba y vieja esta demas. A veces veo hombres y mujeres con mas arrugas que un abanico, pero con el corazon joven y con espiritu jovial y alegre. Sin embargo, el caso que voy a narrar a continuacion, de una muchacha que no tiene mas de 25 años, demuestra que a pesar de tener juventud, la persona puede tener caracteristicas de un anciano gruñon y huraño, como mi bisabuelo Generoso Hechavarria, muerto en 1969, pero que dejo mil anecdotas de su mal caracter.
    Hoy fui al banco a hacer un deposito comercial y la chica de la ventanilla, bella, pero tosca y con gestos despectivos que son intolerables, me atendio con desgano. Al terminar la transaccion, le dije:_ “El mismo porciento que tienes de guapa y atractiva , lo tienes de grosera y desagradable. Y la proxima vez que me trates de esa forma, voy a quejarme con la directora de esta sucursal” . Yo pense que iba a disculparse, pero me dijo sonriente:_”Me da igual lo que hagas”. A esta chica no le quedan muchos dias en ese empleo. La van a despedir porque le falta educacion, tacto, sensibilidad y entrenamiento para trabajar con publico.

  2. Nunca me tratan mal. Ni en los bancos, ni las tiendas o el dentista. Debo haber heredado el caracter jovial de mis padres lo que hace que la gente me lleve bien y me trate con amabilidad. Tampoco exijo mucho y seria incapaz de andar dando quejas.
    Por otra parte siempre he visto el calificativo “interesante”aplicado al sexo masculino. No es muy alaguenno pero a algunos fatuos con una situacion de ventaja economica o de posicion les permite seguir haciendose la idea falsa de que todavia estan para las cosas.
    En una mujer ese adjetivo es mas bien una falta de apreciacion. Sobre todo si esta en los 30 y pico.

  3. Bueno Giselle,lo importante es que veterana,o temba,o como quieras llamarla, al final de la jornada impresionaste favorablemente a esos”cachorritos”!. Ya alguien dijo alguna vez que no importa si hablan mal o bien de uno,pero que hablen!Y tu sabes bien que de veterana nada!

  4. El PIROPO es debatible, porque algunas mujeres lo aceptan de buen agrado, sobre todo si no es indecente, pero hay otras que dicen que es acoso sexual. Hay que oir los piropos indecentes que dicen los mexicanos a las mujeres. Y en España e Italia, ni se digan las vulgaridades. En cambio, en EE>UU , a los anglos no les gusta piropear, pero si “desvestir con la mirada” a las mujeres mas atractivas. La pregunta es para que una de las tantas lectoras de este blog me responda:_ Por que las mujeres no piropean a los hombres, pero si los devoran con la mirada ( disimuladamente ) si les resulta atractivo?

    Hay muchisimas mujeres anonimas dispersas por el mundo que son atractivas, guapas, interesantes y con un alto perfil profesional, pero tambien hay algunas, con nombres y apellidos que si son famosas, que no pertenecen al mundo del arte, ni tampoco son modelos, que es donde esta “la creme de la creme”. Son mujeres que se han destacado en la politica, un mundo que hasta hace 3 decadas era reservado para los hombres. Por ejemplo, se me ocurren treintonas , cuarentonas y cincuentonas muy atractivas, elegantes y altamente calificadas para los puestos que desempeñan, como la Ministra de Justicia de Cuba, Maria Esther Reus; la ex-ministra de Exteriores de Rodriguez Zapatero, Trinidad Jimenez; la Alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, nacida en Cadiz, España; Isabel Garcia Tejerino, Ministra de Agricultura de España; Stephanie Rawling-Blake, Alcaldesa de Baltimore, de la raza negra, y la joven Virgina Raggi, Alcaldesa de Roma , que no debe tener ni siquiera 30 años. Mariela Castro Espin, hija del presidente cubano, tambien es una mujer muy atractiva, preparada e inteligente.

  5. Buenas noticias para los asegurados de Obamacare: el reemplazo, mas conocido como Trumcare ha muerto en el mismisimo capitolio. Y fueron los republicanos los que le aplicaron la extremaucion. A ese espiritu burlon ( Trumpcare) hay que darle oraciones y flores blancas, para que descance en paz y no recusite jamas. Por ahora estamos tranquilos. Dios nos escuche !

  6. Giso, excelente crónica, verdad verdadera, pero yo que cuento cinco décadas te digo que a los 40 estarás en la edad óptima, como mujer y profesional, abrazo desde Cienfuegos

La opinión es libre, mientras sea emitida con respeto

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s